Iker Casillas: “Hay que bailar hasta el final”
17:24
10 Febrero 2021

Iker Casillas: “Hay que bailar hasta el final”

La premonitoria frase del exfutbolista que ahora se relaciona con el problema de salud de Sara Carbonero

Sara Carbonero se recupera favorablemente de la operación de urgencia que le practicaron el pasado viernes en la madrileña Clínica Universitaria de Navarra. Una intervención que algunas fuentes cercanas aseguran que no tiene nada que ver con el proceso cancerígeno que padece y por el que fue operada en mayo de 2019.

La intervención, según nos cuenta una fuente cercana a la periodista, fue satisfactoria y ahora le esperan unos días de recuperación en el centro sanitario y un tratamiento específico en su domicilio.

Nadie sabía del ingreso de la periodista, pero su marido, Iker Casillas, levantó las alarmas con un significativo mensaje en las redes sociales, el pasado día 3 de febrero, en el que Sara celebraba su 37 cumpleaños: “Hay que bailar hasta el final”. Algunos entendieron la frase como contestación a la rumorología, que hablaba de una presunta crisis matrimonial, pero no, era un claro sentimiento de ánimo y enorme cariño ante la adversidad.

Otra confidencia desde la clínica nos presenta al futbolista “muy preocupado y decaído”. Y los paparazzis que están cubriendo esta información nos dicen que “Iker entra al centro directamente por el parking y se muestra muy molesto al ver que se le fotografía. Su cara es un poema.”

Ayer estuvieron visitando a Carbonero su madre Goyi Arévalo, su hermana Irene y su íntima amiga Isabel Jiménez, socia en la firma de moda “Slow Love”, que fundaron juntas hace tiempo y que en los últimos meses arrasa en ventas con una colección lanzada en colaboración con Cortefiel.

Además, Sara, ya instalada con su familia en Madrid desde hace unos meses, había empezado a trabajar en Radio Marca, volviendo así a sus orígenes como periodista deportiva. Este contratiempo en su salud aplaza, desgraciadamente, ese proyecto radiofónico sine die.

También es la imagen de una conocida empresa de cosmética, pero los spots ya estaban grabados. En este aspecto, la campaña sigue adelante.

Aun así, y a pesar de este paso atrás en su dolencia, la misma fuente hospitalaria nos asegura que “Sara es una mujer con una gran fortaleza, casi anima más ella a su marido que al contrario. A Casillas se le nota demasiado hundido, parece un hombre muy sensible y está afectadísimo. Triste y apesadumbrado, igual que los familiares de la paciente que están viniendo a verla. Nosotros les decimos que tengan la esperanza intacta, que la intervención fue muy positiva y que ahora Sara tiene que ir poco a poco en el proceso de recuperación.”

Recordemos que Iker sufrió un infarto de miocardio poco después de que saliera a la luz que su mujer padecía un cáncer, y fue La Razón la que publicó en exclusiva que podría haber sido motivado por la gran tensión y el desasosiego producidos por tan inquietante asunto.

Isabel Jiménez ha contado a sus compañeros de Tele 5 que vio a su amiga, casi una hermana, optimista y esperanzada.

Iker es quien lleva todas las mañanas a los hijos de la pareja al colegio, y quien les recoge horas más tarde. Que se sepa, los niños desconocen las circunstancia por las que ha pasado su progenitora, y les han dicho que su mamá estará ausente unos días porque se encuentra “malita”.


Etiquetas:  #Iker #Casillas #Hay #que #bailar #hasta #el #final

COMENTARIOS