Instagram: Así pueden estafar a tu hijo a través de una cuenta de memes
18:20
21 Septiembre 2022

Instagram: Así pueden estafar a tu hijo a través de una cuenta de memes

En la red social logran captar a jóvenes para invertir dinero, haciéndose pasar por expertos en trading

Creadores El creador de las criptodivisas Terra y LUNA se da a la fuga

Son las once de la mañana y como cada día, David se dispone a pasar los últimos diez minutos que le quedan libres, antes de volver a clase, mirando memes en Instagram mientras se acaba el cigarro. De repente, una de las publicaciones le llama la atención, es una captura de pantalla en la que varias personas dan las gracias al administrador de la página de humor por ayudarles a conseguir dinero. Así comienza la historia de cómo perder más de 10.000 euros en menos de 2 horas.

David, que prefiere no dar sus apellidos por vergüenza, aún no se ha atrevido a contar a sus padres en qué se gastó el dinero que le dieron para el carnet de conducir, tampoco sabe cómo explicarles que ya no queda nada de los ahorros que consiguió trabajando los últimos veranos. "Prefiero que piensen que me drogo a decirles la verdad", señala a este periódico, mientras se acomoda la gorra sin dejar de mirar hacia el suelo.

"Pensé en contarlo en mi Instagram, pero es algo que solo mis dos amigos más cercanos conocen. Incluso evité que uno de ellos cayera en lo mismo, él también vio una 'story' similar y le llamó la atención", continúa, algo más tranquilo. Todo empezó con una publicación que desaparece en 24 horas, una 'historia' de Instagram. "Esto ya ha empezado, qué locura, 1.000 euros en un día. Mejor que lo veáis vosotros mismos".

Un creador de memes experto en trading

En un primer momento le extrañó, las únicas cuentas que sigue en la red social son las de sus amigos, alguna ex, las típicas de famosos como la de Ester Expósito, actriz en la serie 'Élite', y de memes. Es decir, una imagen o vídeo de temática humorística que representa una idea o situación familiar entre las personas que los comparten. De hecho, estas son el tipo de publicaciones que más comparte entre sus amigos, quienes suelen comenzar a seguir al perfil que los publica, si el meme les hace gracia.

De esta forma, la cuenta de memes va ganando seguidores de forma exponencial, generando un contenido que en ocasiones es robado de otras páginas humorísticas. Cuando ha logrado un gran número de seguidores, el perfil comienza a intercalar otro tipo de publicaciones entre los chistes y los vídeos de bromas, publicaciones como la que captó a David. "Al principio me extrañó, pero en una de las 'stories' subió capturas e incluso audios de chavales que le daban las gracias por hacerles ganar dinero. Venía un enlace a un canal Telegram y le di, pensé que no perdía nada por curiosear, yo también quería saber de qué iba la movida", explica David.

Este joven de 19 años, del madrileño barrio de Vicálvaro, señala que nunca ha visitado una casa de apuestas. "Ni apuestas deportivas, ni bingos, ni casinos online. Nunca me han llamado la atención y lo veía como una pérdida de dinero total; y mira al final", relata. Cuando entró al grupo de Telegram, no podía participar ni enviar mensajes, pero sí ver su contenido.

Canales de Telegram plagados de testimonios

Decenas de usuarios, de los miles de seguidores del canal, enviaban capturas de saldo en Paypal y de envíos de dinero recibidos, felicitando al administrador por haberles hecho ganar ese dinero. Entre medias, aparecían publicaciones del propio dueño del canal detallando las instrucciones. Para poder participar en el grupo de inversión había que ingresar en un enlace que dirige a un bróker online, en el que se debía ingresar un mínimo. Después había que mandar la captura del pago finalizado al administrador del canal, para poder así participar en el 'negocio' con él y con el resto de usuarios.

Algunos de estos canales ofertan paquetes con beneficios prometidos en dos o tres días. "Invierte 600 dólares y gana 6.500, invierte 4.000 y gana 40.500, invierte un bitcoin y gana tres", rezan los mensajes fijados, entre los que se intercalan testimonios sobre ganancias en cuestión de horas, acompañando de capturas de pantalla de saldos en distintas carteras, incluso en monederos de criptomonedas. Incluso algunos de estos grupos, a los que ha accedido este periódico, ofertan paquetes con servicio premium en los que se prometen mayores beneficios en menos tiempo, aunque a cambio de una mayor inversión de capital.

Durante las asesorías de tú a tú, si ven dubitativo al posible inversor, regatean el capital inicial necesario para formar parte del grupo y aprovechan para pedir datos bancarios, incluso tarjetas de crédito con el código CVV o CVC o claves de monederos virtuales, para sacar ellos mismos el dinero o con suerte, vender los datos por Internet al mejor postor.

Un apalancamiento abusivo

El primer problema aparece con el apalancamiento que se exige a los usuarios para participar, de 1:300, muy por encima de los servicios de bróker en entidades europeas. El joven, con una educación financiera nula, no se planteó ni siquiera el significado de esas cifras, creyó que era simplemente un tecnicismo económico más. "Ni siquiera me cogí la optativa de Economía en el instituto y fueron mis padres los que se encargaron de hacerme la declaración de la renta. Creía que sabía, sigo a varios trader y parecía algo muy fácil, pero no", explica David.

El apalancamiento sirve para aumentar la cantidad de dinero que se puede destinar a una inversión, respecto al realmente utilizado en una operación financiera. Es decir, con 1:300 de cada euro invertido, se permite realizar una operación 300 veces por encima. Por lo que de los 1.000 euros que exigieron a David de ingreso mínimo, un apalancamiento de 1:300 le permitía realizar operaciones por valor de 300.000 euros.

Este tipo de movimientos están pensado para inversiones a largo plazo, en las que al fluctuar y bajar el valor de las acciones, por ejemplo, la inversión lo puede soportar sin cerrar la posición, hasta que estos vuelvan a subir. El apalancamiento nace como solución para invertir grandes cantidades de dinero partiendo de una inversión inicial más pequeña, pudiendo así obtener más beneficios, es decir obtener una mayor rentabilidad que si se hubiera invertido solo el capital disponible. Sin embargo, esta regla se aplica también a las pérdidas.

Ese porcentaje de dinero que no se está aportando corre a cuenta del bróker, quien se lleva una comisión durante la operación y que no va a arriesgar su dinero ante fluctuaciones de precio. Por lo que cuanto mayor es el apalancamiento, menor es la bajada de precios que puede soportar la operación. Entonces, cuando las pérdidas se aproximen al total de saldo invertido, o se añade más dinero o se cerrará la posición, por lo que se perderá el 100% del capital inicial. Exactamente lo que le ocurrió a este joven de Vicálvaro que, cegado por falsas promesas de que los precios estaban a punto de subir, continuó sumando dinero hasta que se quedó a cero.

Seguir invirtiendo para no perderlo todo

"Estaba tranquilamente en mi casa cuando desde Telegram me empezaron a llamar. Antes de cogerlo miré el grupo de trading y vi que el administrador nos estaba pidiendo ingresar más dinero para continuar con la inversión y poder tener ganancias, porque todo estaba a punto de subir. Era eso o perder todo lo que ya había metido, así que piqué", explica David, que recuerda cada detalle de ese día que tiene grabado a fuego en su memoria.

"En menos de dos horas lo perdí todo. Me quedé a cero en mi cuenta, no tenía más dinero que invertir. Ahora entiendo que vendieron todas las acciones y las criptos que habían comprado con mi dinero en cuanto bajaron los precios, para no tener ellos pérdidas. Así que perdí yo", añade el joven.

La Autoridad Europea de Valores y Mercados (ESMA) reguló un máximo de apalancamiento en según qué tipo de inversiones. Para los principales pares de divisas será de 30 a 1 como máximo; para principales índices de acciones y oro será de un máximo de 20 a 1; mientras que las acciones individuales no se pueden ofrecer con un apalancamiento mayor a 5 a 1 y las criptomonedas quedan sujetas a un apalancamiento máximo de 2 a 1. Además, los brokers deberán mostrar una advertencia de riesgo estandarizada que incluirá el porcentaje de clientes que pierden dinero durante un período definido.

En este caso, al operar con un bróker domiciliado en un paraíso fiscal, estas reglas no se aplican. Algo que los administradores del Telegram y del perfil de memes conocen perfectamente. Este último también gana un porcentaje en función de las personas que logre captar para el bróker, algo que suele quedar apalabrado de forma privada. De ahí que se exija una captura del ingreso del participante, para así el administrador poder demostrar al bróker qué usuarios vinieron de su parte.

El joven pasó día y medio llorando sin querer salir de su habitación. Mientras sus padres creían que había sufrido una ruptura amorosa, él trataba de asimilar la situación. Después llamó a uno de sus amigos y le contó todo. Ambos fueron a buscar la página en cuestión y descubrieron cómo esta había cambiado el nombre de usuario, la foto principal y el 'feed' de publicaciones, que había pasado de ser chistes gráficos a imágenes con el logo de Bitcoin. Un cambio habitual en esta clase de captaciones, que aprovechan que la audiencia de estas páginas de humor son jóvenes de entre 15 y 35 años. Usuarios activos que además tienen tendencia a compartir publicaciones humorísticas, haciendo que la página en cuestión sume seguidores.

Lo que les llamó la atención es que el perfil mantenía los seguidores de la antigua página de memes, incluso amigos suyos aparecían como seguidores en común. Este periódico ha accedido a un canal de Telegram especializado en vender cuentas, de Instagram y de esa misma red de mensajería, con miles de seguidores. "Se venden 2 canales de Telegram 1.5 k seguidores orgánicos y activos. 900 seguidores orgánicos activos. 35 por los dos. 95% comunidad española", oferta uno de los chats. De esta forma consiguen hacerse con canales que cuentan ya con seguidores, a los que solo hay que sumar supuestos usuarios que adjunten su testimonio, para conseguir transmitir fiabilidad y lograr finalizar la captación.


Etiquetas:  #Instagram #Así #pueden #estafar #a #tu #hijo #a #través #de #una #cuenta #de #memes

COMENTARIOS