Investigadores españoles descubren cómo diagnosticar una miocarditis con una gota de sangre
10:44
27 Mayo 2021

Investigadores españoles descubren cómo diagnosticar una miocarditis con una gota de sangre

Científicos del CNIC identifican un biomarcador que permite detectar este trastorno cardiaco que a menudo se confunde con el infarto

Dolor torácico, fatiga, sensación de desmayo... los síntomas de la miocarditis -un trastorno que se produce por la inflamación del músculo cardíaco- se parecen tanto a los de un infarto que a menudo se confunden.

Hasta ahora, la única manera de confirmar la enfermedad era a través de pruebas invasivas -como una biopsia del miocardio, que por sus riesgos suele reservarse para los casos más graves- o mediante una resonancia magnética, una herramienta no siempre disponible. Sin embargo, la detección del trastorno podría agilizarse y hacerse más sencilla pronto, a juzgar por los resultados de una investigación española que publica esta semana The New England Journal of Medicine, una de las revistas científicas más prestigiosas.

Científicos del Centro Nacional de Investigaciones Cardiovaculares (CNIC) han conseguido identificar un biomarcador en sangre que es específico de la miocarditis y, por tanto, permite detectar la enfermedad y distinguirla de otros trastornos como el infarto.

"Permite detectar la enfermedad de una forma precisa, más rápida y más sencilla. El diagnóstico puede hacerse con solo una gota de sangre, por lo que podría realizarlo cualquier sanitario, en una ambulancia, en un centro de salud, etc", explica Pilar Martín, doctora en Inmunología, investigadora del CNIC y líder del proyecto, que es el resultado de más de 10 años de investigación y que está financiado con una Beca Leonardo para Investigadores de la Fundación BBVA.

Tras varios estudios previos en ratones, los científicos han logrado identificar un microRNA -denominado hsa-miR-Chr8:96- que sólo está presente en el plasma de las personas que están sufriendo una miocarditis.

Esta sustancia está sintetizada por un grupo específico de células T -linfocitos Th17- que sólo se activan frente a proteínas como la alpha-miosina cardiaca y que cumplen un papel fundamental en el desarrollo del trastorno. De hecho, además de la identificación del biomarcador, el equipo también ha demostrado la contribución de este tipo de células T en el desencadenamiento de la patología.

El biomarcador es muy específico. Los investigadores han comprobado que sólo está presente en los casos en los que existe una miocarditis, sea cual sea el origen de esta.

"Las miocarditis pueden estar causadas por virus, bacterias, trastornos autoinmunes o fármacos como algunos inmunoterápicos", explica Martín. Pero en todos los casos, el trastorno desencadena la síntesis de este biomarcador, que puede detectarse en sangre.

Así lo han demostrado los investigadores, que validaron su hipótesis en cinco cohortes independientes de seis países y 12 hospitales. "Hemos comprobado distintos perfiles para descartar falsos positivos", señala Martín. Además de las distintas causas que pueden provocar una miocarditis, los investigadores también analizaron el caso de pacientes con otras patologías que pueden confundirse con el trastorno, como los infartos, la angina inestable, el espasmo coronario, etc. En esos casos, el biomarcador no aparecía en las muestras.

Finalmente, validaron la herramienta con un grupo de pacientes del Hospital de Padua (Italia), que realiza de forma sistemática biopsias de miocardio, la técnica considerada gold standard para confirmar el diagnóstico.

Mientras continúan la investigación para convertir el biomarcador en un test de diagnóstico, los científicos han iniciado otras líneas de análisis complementarias, como el potencial de la herramienta, patentada por el CNIC, para predecir el riesgo de desarrollar el trastorno (por ejemplo en el caso de los pacientes con cáncer que reciben un inmunoterápico) o su utilidad para evaluar el pronóstico.

"Esta investigación es una prueba de la importancia que tiene la ciencia básica para poder llegar a aumentar el conocimiento que se tiene en la clínica. Hay poca cultura de colaboración entre científicos básicos y clínicos. Pero es así como se puede llegar a mejorar la vida de los pacientes", concluye Martín.

Para Albert Ariza, presidente de la Asociación de Cardiopatía Isquémica y Cuidados Agudos Cardiovasculares de la Sociedad Española de Cardiología (SEC), que no ha participado en la investigación, sin duda "poder contar con un biomarcador para el diagnóstico de la miocarditis rellenaría una laguna importante de conocimiento" y facilitaría la detección de la enfermedad , que puede confundirse fácilmente con otros trastornos, como el infarto.

"No sólo los síntomas, también el electrocardiograma puede ser muy similar al de un infarto. Por eso, hoy en día, se opta por el pragmatismo y, ante la sospecha, lo que se realiza es un cateterismo, una técnica que permite desbloquear los vasos si se trata de un infarto, la patología que requiere una intervención más rápida", explica. En el caso de que los vasos no estén obstruidos, continúa el especialista, ya se piensa en otros trastornos, como la miocarditis, cuyo abordaje se basa en el uso de antiinflamatorios.

Un porcentaje considerable de casos que parecen un infarto son, en realidad, miocarditis, subraya Ariza, por lo que contar con una herramienta de diagnóstico rápida y sencilla "tendría una aplicabilidad clara".

La miocarditis ha cobrado protagonismo en los últimos meses debido a su asociación con la Covid. "Sabemos que algunos virus, como el SARS-CoV-2 atacan directamente al músculo del corazón. Pero también la respuesta inmunológica a esa afectación viral puede generar, de forma autoinmune, un daño", aclara el cardiólogo.

En la mayoría de los casos, las miocarditis se resuelven sin problemas, aunque en algunos casos pueden ser graves o dejar problemas crónicos (como cardiomiopatías) en el corazón. "Si no se trata a tiempo, el tejido muscular se sustituye por tejido fibroso y puede dejar secuelas", concluye Ariza.


Etiquetas:  #Investigadores #españoles #descubren #cómo #diagnosticar #una #miocarditis #con #una #gota #de #sangre

COMENTARIOS