Irene Montero llama a otro 8-M masivo pese a los contagios de la Covid
18:58
22 Febrero 2021

Irene Montero llama a otro 8-M masivo pese a los contagios de la Covid

La ministra carga contra Vox por pedir que se celebre el día nacional de las víctimas del coronavirus. “ “Más feminismo que nunca”, agita tras la edición de 2020 donde una asociación cifró hasta 1.500 contagios tras la manifestación

La petición de Vox de que el próximo 8-M -Día Internacional de la Mujer- sea declarado como el día nacional de las víctimas del coronavirus ha provocado el rechazo unánime de Unidas Podemos, que acusa al partido de Santiago Abascal de usar “cualquier oportunidad” para atacar el feminismo y ha acusado al PP, Cs de ser “cómplices” con su silencio.

Con la misma contundencia ha respondido la ministra de Igualdad, Irene Montero, desde sus redes sociales quien ha denunciado que a Vox “no le gusta el feminismo” y ha vaticinado que este 8-M “más feminismo que nunca”.

El partido recuerda que la lucha de las mujeres “es imparable” y que este año seguirán “defendiendo la igualdad, la justicia y la lucha por la vida”,

Vox ha decidido proponer que sea el 8-M el día de recuerdo a las víctimas del coronavirus al entender que hay “un sentir general de que esa manifestación feminista” de 2020 fue “incentivada para apoyar su agenda ideológica, poniéndola por encima de la salud”.

La manifestación tendrá lugar en plena pandemia y después que desde la oposición se criticara la decisión de mantener la manifestación del 8-M a pesar de conocer los primeros indicios de la crisis sanitaria y calificar las manifestaciones como un foco de contagio. De hecho ministras como Irene Montero o la entonces titular de Política Territorial y Función Pública, Carolina Darias, que acudieron a la manifestación, dieron positivo por coronavirus días después de participar.

Un fin de semana donde no solo tuvo lugar la celebración del Día Internacional de la Mujer, sino que el partido Vox celebró un acto multitudinario de partido en Vistalegre o donde también tuvieron lugar varios conciertos.

Precisamente, en el mes de junio la Asociación de Consumidores y Usuarios José María Mena esgrimió que la manifestación del 8-M “fue la causante al menos de 1.500 contagios”. Así lo afirmaba un informe pericial encargado por la propia acusación popular, que en su recurso de apelación ante la Audiencia Provincial de Madrid consideraba que esos contagios “actuaron como un semillero del virus en los hogares, lugares de trabajo, gimnasios, bares, metro, autobuses y demás lugares de socialización”.

Ese mismo mes, la magistrada Carmen Rodríguez Mendel acordó el archivo de la investigación del 8-M al considerar que, tras las diligencias practicadas en el procedimiento, no hay indicios suficientes de que el delegado del Gobierno en Madrid, José Manuel Franco, cometiera un delito de prevaricación al permitir la manifestación feminista. Aunque, eso sí, la instructora concluyó en su resolución que la celebración en esas fechas de concentraciones y manifestaciones masivas como la del 8-M “indiciariamente aumentaron el riesgo de contagio del Covid-19”, por lo que en definitiva supusieron un riesgo “cierto y seguro para la salud pública”.

Las movilizaciones

La Comisión 8-M, el grupo de trabajo que organiza las acciones por el Día Internacional de la Mujer, se encuentra ya preparando la jornada y avisa incluso que quiere “volver a tomar las calles” este año, a pesar de que esta concentración se vaya a producir en medio de la pandemia que todavía azota a España. Su intención, asegura la plataforma, es que en las movilizaciones imperen las medidas de seguridad y se descentralicen algunos actos para evitar las concentraciones numerosas.

El grupo se encuentra a la espera de recibir el visto bueno de las delegaciones de Gobierno pertinentes, según informan a Ep, fuentes cercanas de la organización. Estas fuentes explican que el objetivo es realizar un acto central para “tomar la calle” un año más, pero también se realizarán acciones descentralizadas, por parte de las comisiones de barrios o de localidades, para evitar “una concentración masiva” y “diversificar” la participación.

CONTRA LOS ATAQUES A LAS PERSONAS TRANS

En 2020 también participaron en la manifestación representantes de partidos políticos, como PP y Ciudadanos, que en 2021 pueden volver a unirse, ya que la convocatoria a estos actos se realiza a través de asambleas abiertas y todo aquel que quiera unirse lo hace libremente.

Así, es habitual encontrar en las manifestaciones a numerosos grupos que se reivindican con diferentes luchas y la organización ha explicado que ellos convocan pero no pueden controlar quiénes ocupan los espacios o las pancartas que llevan.

Sin embargo, la Comisión 8M ha explicado que entre las organizaciones que la forman siempre ha habido consenso sobre los derechos de las personas trans y, según han indicado las fuentes, cualquier asociación que se llame feminista y que ataque a los derechos humanos de las personas trans no entra en su relato.

Y es que, esta edición se está preparando en medio del debate sobre la aprobación de la Ley Trans, un texto del Ministerio de Igualdad que ha generado desavenencias entre los socios de Gobierno por la despatologización de la transexualidad y la autodeterminación de género.

LUCHA POR LA IGUALDAD ENTRE HOMBRES Y MUJERES

Estas desavenencias se ha trasladado también al movimiento feminista, ya que hay una parte del mismo que cree que esta autodeterminación del género permitirá a cualquier hombre que se sienta mujer a beneficiarse de los derechos por los que el movimiento ha venido luchando desde hace décadas.

En esta posición de encuentra la Alianza contra el Borrado de las Mujeres que, según ha explicado, celebrará el 8M como “un día de reivindicación de la agenda feminista”. “Los debates no se plantean contra nadie. Nosotras estaremos en la reivindicación de nuestra agenda vinculada a la igualdad entre mujeres y hombres”, ha señalado la asociación.

Según ha destacado a Europa Press, el debate sobre el generismo queer “es para el feminismo una agenda sobrevenida que nada tiene que ver con la agenda feminista” y que, en la actualidad, sus preocupaciones “y la de la inmensa mayoría de las ONG de mujeres” se centran “en la precariedad, la explotación sexual y reproductiva , las injustas desventajas a las que se enfrentan, la presencia de mujeres en la ciencia, la representación política o el impacto de los abusos y las agresiones sexuales”.

“Quienes desde cualquier espacio, incluido los institucionales, usen el 8 de marzo para plantear o imponer otros debates, estarán en otras cosas pero no en la defensa de los derechos de las mujeres”, ha insistido.

A su juicio, “las problemáticas de las personas transexuales, son una cosa, las de las trangénero otra” y “sus problemáticas se enmarcan en otros debates que no son objetivo de un día de lucha en defensa de los derechos de las mujeres”.

Desde la Federación Plataforma Trans, su presidenta Mar Cambrollé, ha indicado que las organizaciones que la forman participarán en las acciones del 8M en los territorios en los que están presentes, como Comunidad de Madrid, Cataluña, Aragón, Galicia, País Vasco, Navarra, Canarias o Baleares, de los que, además, forman parte de la organización.

En este sentido, ha explicado que se prevén algunos actos online, lecturas de libros feministas o mesas de debate online y, ha apuntado, en todos ellos habrá participación de personas trans, entre otros colectivos. Porque, según ha indicado Cambrollé, el movimiento feminista y las organizaciones trans siempre han ido “codo con codo” en la lucha por sus derechos.

Quienes no comparten esto, ha explicado, son mujeres “burguesas, académicas y con cargos” que, a su juicio, no están en la realidad y ha recordado que en las acciones del 8M siempre han participado en la lucha de todo tipo de mujeres, con diversidad funcional, gitanas, en extrema precariedad, e incluso colectivos como las kellys, que han sido apoyadas también por las feministas.


Etiquetas:  #Irene #Montero #llama #a #otro #8 #M #masivo #pese #a #los #contagios #de #la #Covid

COMENTARIOS