Isa Serra dio un cargo público a una trabajadora de Neurona que entró ilegalmente en España
02:24
24 Junio 2021

Isa Serra dio un cargo público a una trabajadora de Neurona que entró ilegalmente en España

Su remuneración rondó los 37.000 euros, y compatibilizó el cargo con su labor de profesora en la Universidad de Buenos Aires. 

La exportavoz de Podemos en la Asamblea de Madrid, Isa Serra, contrató durante 21 meses como jefa de su gabinete a una de las empleadas de la consultora Neurona que entraron de forma ilegal en España, supuestamente para trabajar en la campaña de Podemos en los comicios generales del 28 de abril de 2019.

Con el fin de justificar el gasto de 363.000 euros de su subvención electoral, Podemos ha entregado al juez Juan José Escalonilla una lista de 25 empleados de la consultora mexicana Neurona que habrían llegado a España entre finales de marzo y principios de abril de 2019, todos ellos sin visa de trabajo, para colaborar en la campaña del 28-A.

Entre estos 25 nombres se encuentra el de la argentina Gabriela Porta Altera, nacida en 1985, que ha trabajado como jefa de gabinete de Isa Serra en la Asamblea de Madrid entre septiembre de 2019 y mayo de 2021, según explica la UDEF en su informe dirigido al juez instructor. Este cargo público implica una remuneración que ronda los 37.000 euros brutos anuales.

Según su perfil de LinkedIn, Gabriela Porta compatibilizó el cargo de jefa de gabinete de Isa Serra en Madrid con el de profesora en la Facultad de Ciencias Sociales de la Universidad Buenos Aires (UBA), actividad que desarrolla desde 2012. 

El perfil de Gabriela Porta publicado en la red Linkedin.

El perfil de Gabriela Porta publicado en la red Linkedin.

Con anterioridad, también en Buenos Aires, ha sido durante cuatro años investigadora del Centro Interdisciplinario de Estudios en Ciencia, Tecnología e Información (CIECTI), dependiente del Ministerio de Ciencia de Argentina (entre julio de 2015 y agosto de 2019). En cambio, la exjefa de gabinete de Isa Serra no incluye en su LinkedIn ni una sola alusión a su trabajo para la consultora mexicana Neurona. 

Pagos y transferencias

Según la documentación que Podemos ha entregado al juez Escalonilla, Gabriela Porta es una de las cuatro empleadas de Neurona que se alojaron en un piso de la calle Delicias de Madrid durante los meses de abril y mayo de 2019 para trabajar en la campaña electoral del 28-A.

La UDEF ha podido constatar que la propietaria del piso realizó el 6 de junio de 2019 una transferencia de 1.400 euros a una cuenta bancaria de la sociedad Neurona Comunidad SL, creada en Sevilla, como "devolución" de la fianza abonada por la reserva de este piso.

En cambio, la Policía no ha encontrado ningún rastro del pago de los 4.200 euros correspondiente a los dos meses de alquiler. Sólo una factura emitida a nombre de Neurona Consulting SA de CV, con sede en Morelia (México), en la que está escrita incorrectamente la dirección del inmueble. 

El encargado de arrendar el piso ha entregado a la Policía una lista de los cuatro inquilinos que ocuparon la vivienda. Pero sólo uno de los cuatro nombres, el de Gabriela Porta, coincide con el listado facilitado por Podemos al juez Escalonilla.

El partido de Pablo Iglesias y Ione Belarra también entregó al magistrado numerosas fotografías para acreditar la presencia de los 25 empleados de Neurona en la campaña electoral del 28-A. La UDEF ha comprobado que la exjefa de gabinete de Isa Serra, Gabriela Porta, aparece en varias de estas fotografías. Pero en todos los casos las imágenes corresponden, en realidad, a la campaña de las elecciones autonómicas del 26 de mayo de 2019, en las que Isa Serra fue candidata a la Presidencia de la Comunidad de Madrid. 

Gabriela Porta (identificada con el número 13) junto a otros empleados de Neurona en la escalinata del Museo Reina Sofía.

Gabriela Porta (identificada con el número 13) junto a otros empleados de Neurona en la escalinata del Museo Reina Sofía.

En conjunto, Podemos ha entregado al juez instructor justificantes del alquiler de ocho inmuebles en Madrid para acreditar la presencia de los empleados de Neurona en la campaña de las generales del 28-A. Con algunas peculiaridades.

Uno de los pisos, alquilado en el Paseo de la Chopera de Alcobendas (Madrid), es propiedad de los padres de Isabel R.T., que trabaja para Podemos como administrativa en la sede de Arganzuela. En su declaración ante la Policía, esta joven explicó que en el partido le pidieron alquilar el piso de sus padres para varios empleados de una empresa latinoamericana que iban a viajar a España a trabajar en la campaña de las elecciones autonómicas de mayo de 2019.

Fragmento de la declaración ante la UDEF de la empleada de Podemos que alquiló el piso de sus padres a cuatro trabajadores de Neurona.

Fragmento de la declaración ante la UDEF de la empleada de Podemos que alquiló el piso de sus padres a cuatro trabajadores de Neurona.

Por tanto, su declaración también demostraría que Podemos engañó al juez: el partido morado habría desviado fondos de la subvención electoral del 28-A para los comicios autonómicos celebrados un mes después, algo que prohíbe taxativamente la Ley. Aunque los investigadores de la UDEF tampoco descartan otra tesis: que los empleados de Neurona viajaran a Madrid como simples becarios, con el fin de aprender las técnicas electorales de Podemos para aplicarlas luego en sus respectivos países.

La citada empleada de Podemos aseguró ante la UDEF que la consultora Neurona le abonó, en dos transferencias, 1.600 euros por dos meses de alquiler del piso de sus padres, aunque nunca llegó a firmar un contrato de arrendamiento. No obstante, la joven entregó a la Policía un listado de cuatro inquilinos, de los cuales sólo uno coincide con los nombres aportados por Podemos al juez.


Etiquetas:  #Isa #Serra #dio #un #cargo #público #a #una #trabajadora #de #Neurona #que #entró #ilegalmente #en #España

COMENTARIOS