Isak, el ariete precoz que amenaza a España: sangre eritrea, la bendición de Ibrahimovic y cinco idiomas (incluido el tigriña)
11:18
14 Junio 2021

Isak, el ariete precoz que amenaza a España: sangre eritrea, la bendición de Ibrahimovic y cinco idiomas (incluido el tigriña)

El ariete sueco aterriza en su primera Eurocopa tras consolidarse como una pieza clave de la Real Sociedad (17 goles este curso) y con la espina de no poder compartir delantera con su ídolo Zlatan

Entrevista Rodri Hernández: "Ser futbolista exige muchos sacrificios" Eurocopa De Moscú a La Cartuja: la revolución silenciosa de Luis Enrique en tres años

Siempre que tiene ocasión, Alexander Isak (Solna, 1999) coge un avión rumbo a Eritrea, en la orilla del Mar Rojo. Hace más de dos décadas, sus padres cambiaron África por Europa y desembarcaron en Suecia, a más 5.000 kilómetros. Concretamente en el barrio con el porcentaje de inmigración más elevado de la ciudad de Solna. Se trataba de encontrar un lugar donde sus hijos pudieran tener acceso a un futuro mejor. Pero Alexander no olvida sus raíces. Al contrario. A pesar de que sólo tiene 21 años, colabora en proyectos futbolísticos para niños en Asmara, la capital del país africano. Ellos le ven como a un Mesías. Sangre eritrea y corazón sueco. Por eso, tras firmar en la Real Sociedad la mejor temporada de su carrera, esta noche (21.00 horas) será una de las amenazas de España sobre el verde de La Cartuja.

Isak ha encontrado su sitio San Sebastián. En su estreno en España sumó 16 dianas (nueve en Liga y siete en Copa) en 45 partidos. Esta temporada ha jugado 44 y ha anotado 17 goles, todos en la Liga. Un registro que ningún delantero alcanzaba desde que Nihat (23) y Kovacevic (20) dejasen a la Real a un palmo de levantar la Liga en 2003. La marcha de Willian José en enero le hizo despegar. Él, además, levantó en abril una histórica Copa del Rey frente al Athletic (Unai Simón de portero), precisamente entre los muros donde hoy arranca su primera Eurocopa. Por el camino, en esa edición aplazada por la pandemia, silenció el Bernabéu en cuartos con un doblete. Si la salud le acompaña, y Suecia responde, lo normal es que, con sólo 21 años, sea la primera de unas cuantas.

Vestido de amarillo, con los colores de la selección nórdica, cumplió hace menos de tres meses uno de sus sueños. Uno de esos deseos de niñez que la lógica invitaba a pensar que no sería posible. Su ídolo, su espejo, el tipo al que debe el apodo con el que despegó en Suecia, el 'Ibrahimovic negro'. A sus 39 años, Zlatan (118 partidos y 62 goles) anunciaba su regreso, tras renunciar en 2016, tras la Eurocopa de Francia. Isak debutaría al año siguiente con sólo 17 años y marcaría su primer gol frente a Eslovaquia, en su segunda oportunidad, pulverizando el récord de precocidad del combinado.

Ambos, profesor y alumno, a los que separan 18 años, compartieron delantera frente a Georgia y Kosovo, en dos partidos de clasificación para el Mundial. Ibra regaló dos asistencias e Isak marcaba su sexto gol con Suecia (suma ya 22 partidos) y lo celebró con un inolvidable abrazo con Zlatan sobre el verde. Por supuesto, el delantero de la Real no tuvo problema alguno en devolverle a Ibrahimovic el dorsal 11: "Es para ti, pero lo quiero de vuelta en seis o siete años, cuando renuncies". Una inoportuna lesión de rodilla ha impedido verles juntos en esta Eurocopa.

Isak, en un reciente partido con Suecia.Isak, en un reciente partido con Suecia.Janerik HenrikssonEFE

Aquel 'no' al Real Madrid

Esta noche (21.00 horas), Isak será la gran amenaza de España. Un tipo de 1,92 que lleva más de un lustro despertando el interés de media Europa. Con sólo 17 añitos dejó plantado al Real Madrid, cuando Florentino Pérez creía tenerlo atado (2017). Aquel espigado chaval visitó las instalaciones de Valdebebas y presenció un partido en el palco del Bernabéu, pero acabó aceptando la oferta del Borussia Dortmund (cerca de nueve millones) para sorpresa general. Alegró las arcas del AIK Solna y permaneció tres años en el conjunto alemán, unos meses cedido en el Willem II holandés, hasta que apareció la Real Sociedad, hace ya dos años. El contrato de Isak cuenta con una cláusula por la que el Borussia podría repescarle este verano a cambio de 30 millones. Sería el comodín por si Haaland decidiera cambiar de aires.

Los idiomas no le asustan. Al contrario. Habla el tigriña, lengua oficial de Eritrea que hablan sus padres. También el sueco, el inglés, algo de alemán y progresa con el español, que ha ido puliendo en estas dos temporadas en San Sebastián. En Zubieta acude a clases particulares y en su primer año coincidió con Martin Odegaard, un año mayor que él, con el que entabló una gran amistad.

Isak agita en el área su cuerpo larguirucho y es capaz de enroscarse en busca de cualquier remate. Pero no lo hace sólo cuando hay un balón por medio. "La música es vida para mí", suele repetir el ariete. En su caso, la vida es un baile al ritmo de una eléctrica melodía.


Etiquetas:  #Isak #el #ariete #precoz #que #amenaza #a #España #sangre #eritrea #la #bendición #de #Ibrahimovic #y #cinco #idiomas #incluido #el #tigriña

COMENTARIOS