Joel Parra: ''Que se dudara de nosotros es nuestra gasolina''
00:06
16 Septiembre 2022

Joel Parra: ''Que se dudara de nosotros es nuestra gasolina''

El ala-pívot del Joventut, debutante en un Eurobasket, responde a Scariolo desde la defensa y la actitud. Cambió su mano de tiro con 14 años: ''Me convencieron rápido''

Joel Parra (Barcelona, 2000) responde tímido, aunque el debutante es la sonrisa de la selección. El tipo que elige la música, el centro del corrillo previo a los partidos. También un ala-pívot sin techo, uno de esas promesas llenas de medallas en las categorías inferiores que se hace realidad, capaz de emparejarse con Lauri Markkanen en el partido clave de cuartos. Hoy, probablemente también titular para Scariolo, el de la Penya no tiene miedo a nada.

¿Qué se siente al formar parte de esta selección?

Una sensación increíble. Les he visto muchos partidos de estos increíbles, el más reciente que recuerdo es la semifinal contra Francia, cuando Pau metió 40 puntos, que también fue en un Europeo. Ahora, vivir yo esta experiencia, está siendo un aprendizaje, tanto dentro como fuera de la pista. También en la preparación y después en Georgia. Es una experiencia única.

¿Ese de Gasol es el que más recuerda?

Es que los recuerdos de mis veranos son pasar las tardes enganchado a los partidos de la selección. Cuando eres un niño, el mayor sueño es jugar con tu selección, representar a tu país e intentar ganar medallas. Y aquí estoy.

Ese gen competitivo...

En las categorías inferiores de la selección se mama el gen competitivo. También en las de los clubes de España. Los jugadores nacionales cada vez suben más preparados. Sólo hay que ver el caso de este verano, que todas las selecciones de formación han llegado a las finales. Eso hay que ponerlo en valor. Y luego, aquí en el vestuario, Rudy, Juancho, Willy, nos trasmiten este gen que a ellos les han transmitido cuando empezaron a subir. Es una escalera.

Vaya ejemplo Rudy.

Sí, es una lección. Aprendes con él, cada segundo que pasas tanto dentro como fuera de la pista. Es el capitán, el que da ejemplo. Cuando él se pone, nos ponemos todos.

A los cinco años entró en la Penya.

Es alucinante. Cuando mis padres me apuntaron al Joventut, lo empecé como un hobby, algo para hacer amigos, pasármelo bien jugando al baloncesto. Poco a poco iba creciendo e iba viendo que podía llegar el sueño de ser profesional y además en el club que me ha formado, tanto en lo personal como en lo deportivo. Ha sido una etapa increíble. Este último año ha sido magnífico en el Joventut, individualmente también. Y ahora estar aquí... es culminar una temporada magnífica.

A los 14 le cambiaron la mano de lanzamiento (zurdo, lanzaba con la derecha). ¿Fue complicado?

Me convencieron rápido. Y está todo asimilado. Desde el primer día sabía que era una mejora para mí, confié en el club, en los entrenadores, en Pau del Tío que es el que hizo el proceso conmigo. Fue largo y se empiezan a ver los frutos ahora. Pero todavía me queda trabajo.

Pierden contra Bélgica y luego pasan por encima de Turquía, Lituania y Finlandia. ¿Cómo se explica?

Fue un toque de atención, vino bien para espabilar. Veníamos de hacer dos muy buenos partidos contra Bulgaria y contra Georgia en su campo. No es que nos relajáramos, pero dijimos, 'a lo mejor esto podemos sacarlo adelante fácil'. Nos vino bien para saber que, cuando no estamos, nos puede ganar cualquiera. Y al revés, cuando estamos, podemos ganar a cualquiera. Esa derrota nos sirvió para darnos cuenta de que tenemos que estar todos los minutos de partido al 100% y darlo todo, sobre todo en defensa.

Contra Finlandia le tocó defender a Markkanen, una estrella NBA.

Ya teníamos la lección aprendida. Quizá por nombre podría parecer más pequeño que otros, pero sabíamos que iba a ser duro, nos lo puso muy difícil al principio. Ha sido uno de los partidos más increíbles de mi carrera. Todos los partidos que estoy viviendo aquí en Berlín son increíbles, es mi primer campeonato importante profesional. Lo vivo con la máxima ilusión. Me tocó defender a Markkanen y encantado. Estoy para ayudar al equipo.

¿Cómo valora el trabajo táctico de Scariolo y su staff con vosotros?

Cambiarnos, de un día para otro, resulta complicado para los técnicos de la selección y para nosotros. Pero todo el equipo está concienciado de que es lo mejor. Vamos al 100% con las ideas que nos plantea Scariolo. Y al final, pocas veces falla. Es una de las claves, confiar los unos en los otros.

Esas zonas, ¿son difíciles de ejecutar?

No, cuando estás concentrado en modo partido, las cosas salen solas. Están trabajadas, no es difícil.

¿Sentís que desconcertáis al rival?

Sí. Esa es la estrategia de nuestro baloncesto, como un juego de ajedrez.

En lo personal, ha ido de menos a más. Incluso pareció que podría quedarse fuera del torneo...

En la preparación no se vio mi mejor versión, el de toda la temporada. Pero estoy preparado. Cuando vienes aquí a una selección como es España, con tantos jugadores como si fuera un equipo grande, la clave es entender tu rol. No me fijo en que no esté metiendo puntos, sino en que esté ayudando al equipo a ganar. Ya sea desde el banquillo, defendiendo, reboteando, si hay que salir a hacer falta... Lo que haga falta

O incluso poner la música.

Sí, eso es mi forma de ser. Soy así, echado para adelante, divertido. En el Joventut también lo muestro así. Habrá gente a la que le guste y otra a la que no.

¿Que hubiera tantas dudas sobre ustedes, les motiva?

Sí, es nuestra gasolina. Venimos de unas épocas muy buenas, con leyendas como los hermanos Gasol, Navarro, Felipe... Desde que empezó la concentración confiábamos en nosotros mismos. Sabíamos nuestros puntos fuertes y los débiles y creo que es una ventaja. Lo que diga la gente es algo externo, nosotros estamos mentalizados. Pero sí, es una motivación.

¿Cómo visualiza el duelo contra Alemania?

Será un partido muy difícil, el anfitrión, el campo lleno... Imagino un partido largo, físico, tenemos que dar el nivel tanto mental como físico.


Etiquetas:  #Joel #Parra #Que #se #dudara #de #nosotros #es #nuestra #gasolina

COMENTARIOS