Jorge Molina y el arte del gol con casi cuarenta: una carrera que amenaza el buen año nuevo del Barça
20:04
7 Enero 2022

Jorge Molina y el arte del gol con casi cuarenta: una carrera que amenaza el buen año nuevo del Barça

Este diciembre pasado se convirtió en el jugador más mayor en marcar un hat-trick en La Liga y su próxima presa es el equipo de Xavi Hernández.

Jorge Molina (Alcoy, 1982) nació el año en el que España celebró su primer Mundial de fútbol de la historia. Quizá, por esa razón, llevó desde bien pequeño la palabra gol marcada tan a fuego. El delantero del Granada CF no tiene fecha de caducidad. Está a punto de cumplir 40 años y por algunos equipos en los que ha jugado recientemente todavía se tiran de los pelos por dejarle marchar demasiado pronto. Este sábado (19:00 horas) será la gran amenaza del equipo nazarí, que recibe al FC Barcelona.

El delantero del Granada conseguía el pasado mes de diciembre el récord de ser el jugador más veterano en la historia de La Liga en firmar un tripete con 39 años y 241 días. Superaba así el hat-trick que firmó Joaquín Sánchez hace dos temporadas con 38 años y 140 días. La verdad es que los dos pueden estar picados, ya que el jugador del Real Betis sigue en activo y, con el talento que siempre le ha caracterizado, no sería raro verle marcar más goles con las trece barras.

"Los goles me dan más ganas de seguir trabajando y de seguir disfrutando del fútbol", comentaba Jorge Molina sobre su histórico hat-trick. 246 acumula en su historia después de vivir entre la Segunda División y la Primera durante toda su carrera, aunque dice que en Tercera y Segunda B marcó algunos más que no le cuentan. Consiguió dos ascensos con el Real Betis y otro con el Getafe, donde vivió una segunda juventud que le llevó a tratar de guiar al Granada en la Europa League, la misma competición con la que tuvo un idilio también con los azulones.

Jorge Molina celebra el 2-1 contra el Atleti

Jorge Molina celebra el 2-1 contra el Atleti Reuters

Esta temporada, ya lejos de los focos del viejo continente, parecía que podía caer a un rol más suplente. Bien sea por los problemas con la Covid-19 o los que tuvo Robert Moreno para enderezar el rumbo de su equipo, se ha convertido en esencial otra campaña más. El alicantino aspira a una nueva titularidad que le permita seguir incrementando esos registros goleadores. Si Cristiano Ronaldo da envidia por los suyos y su forma de cuidar el físico, Jorge Molina es un ejemplo a seguir.

Brillante temporada

Es el máximo goleador de su equipo tras 19 partidos de Liga y ha sido el encargado de sacar a los suyos del atolladero. Los de Robert Moreno han coqueteado con los puestos de descenso durante todo el curso, pero ahora respitan en las últimas jornadas con algo de distancia sobre los puestos a evitar. Los nueve goles han llegado desde finales del mes de octubre para aquí, siendo principal responsable de que el juego de los suyos mejorara.

Desde que logró el empate en el descuento frente al Getafe en la jornada 11, los suyos han perdido solo dos encuentros de Liga y uno de ellos fue contra el líder, el Real Madrid. Después de ese tropiezo dio asistencia y marcó en el empate contra el Athletic, también anotó en las tablas frente al Cádiz, hizo ese histórico hat-trick ante el Mallorca y puso contra las cuerdas a Simeone con el pase de gol y el tanto de la remontada ante el Atleti en Los Cármenes.

Jorge Molina celebra uno de sus goles con el Granada.

Jorge Molina celebra uno de sus goles con el Granada. AFP7 / Europa Press

Si bien es cierto que no pudo evitar la eliminación copera, donde marcó dos goles en el primer partido contra el Laguna, Molina ya va por la tercera o cuarta juventud. Es uno de los futbolistas que mejor cuidan su cuerpo de toda La Liga. Sabe que vive del mismo y la inteligencia que ha ido acoplando a su juego gracias a la experiencia hacen de él una pieza clave para cualquier equipo. El Granada se está salvando por ahora y es gracias a su figura. Su nutricionista, Endika Montiel, y los ayunos intermitentes son clave para seguir a este nivel.

Como el vino

El próximo mes de abril cumplirá los 40 y, como los buenos vinos, con los años mejora. El club quiere renovarle por una temporada más y hay una cláusula en su actual contrato por la que lo haría de forma automática: tendría que jugar 45 minutos en 15 partidos más de los 19 que restan por disputarse. La entidad quiere cuidar su salud y sabe que esa cantidad de minutos podría suponer una lesión fatal. Es por lo que la entidad también habla con sus representantes. En cualquier caso, tiene ofertas de Primera.

Los goleadores más veteranos de La Liga son Donato, con 39 años y 279 días, y César Rodríguez, con 40 años y 138 días, por lo que todo apunta a que el primero podría ser desbancado pronto por Molina. Para el segundo habrá que esperar a la siguiente temporada. No fue hasta 2011 cuando logró debutar en Primera, con casi 10 años de carrera en ese momento. Él mismo se marcará el límite para cerrar una trayectoria que va por las 20. 

Quizá Jorge Molina nunca fue el jugador más veloz, no destacó por sus condiciones físicas, ni fue el futbolista más dotado técnicamente, teóricas desventajas que el atacante ha sabido compensar con grandes dosis de inteligencia y un olfato goleador innato que le permitirá seguir perforando las porterías rivales hasta que un día, que parece lejano, decida colgar las botas. El Barça será su siguiente objetivo. El final no está cerca.

[Más información: El mercado libre de La Liga: las estrellas que se irán gratis en seis meses]

Deportes FC Barcelona Fútbol Granada CF La Liga

Etiquetas:  #Jorge #Molina #y #el #arte #del #gol #con #casi #cuarenta #una #carrera #que #amenaza #el #buen #año #nuevo #del #Barça

COMENTARIOS