La brutalidad marroquí con los subsaharianos en la valla de Melilla desata una ola de indignación
13:51
25 Junio 2022

La brutalidad marroquí con los subsaharianos en la valla de Melilla desata una ola de indignación

No se producía una tragedia de esta magnitud en la frontera con Marruecos desde lo ocurrido en la playa del Tarajal en 2014.

Una marea humana de cuerpos tirados en el suelo, unos encima de otros, algunos de ellos sin vida, bajo la atenta mirada de la Policía de Marruecos.  Eso es lo que se observa en los vídeos que han trascendido en las últimas horas tras el salto a la valla de Melilla de este viernes, en el cual al menos 18 inmigrantes han fallecido tras el intento masivo de más de 2.000 subsaharianos de cruzar el perímetro fronterizo.

Los vídeos llevan desde la tarde del viernes circulando por diversos chats policiales. En las imágenes se ve cómo algunos de los jóvenes se mueven, pero otros yacen exangües, muertos en una tragedia que hacía tiempo que no se vivía en la frontera terrestre que España comparte con el país africano.

El salto es la mayor tragedia vivida en las fronteras terrestres de Marruecos y España. La cifra de 18 fallecidos es la que ofrecen las autoridades de Nador, y todo apunta a que aumentará la cifra, ya que hay 76 heridos hospitalizados, algunos de ellos en estado grave.

Al menos 18 muertos en la represión marroquí del violento asalto a la valla de Melilla

El último suceso que suscitó tal indignación fue la “tragedia del Tarajal”, el 6 de febrero de 2014, cuando murieron 15 personas migrantes ahogadas en la playa del Tarajal mientras trataban de entrar a nado desde Marruecos a Ceuta. Entonces, fue la Guardia Civil en territorio español quien empleó balas de goma o botes de humo como método disuasorio.

Las fuentes oficiales de Nador explican a EL ESPAÑOL que esta vez las causas de los fallecimientos tienen que ver con “caídas de gran altura” o a causa de las “estampidas” que se produjeron en torno a la verja. Varios videos difundidos por la Asociación Marroquí de Derechos Humanos de Nador (AMDH), la ONG más seria y creíble en el país vecino, muestran a decenas de personas amontonadas en el suelo a pie de valla rodeadas por gendarmes y policías.

"Más cadáveres y migrantes subsaharianos y sudaneses heridos tirados al suelo sin ayuda en el acto ante la mirada de las autoridades que no hacen nada por socorrerlos, cuando pudimos salvar varias vidas", denuncia esta ONG en sus redes sociales.

[Los 2.000 inmigrantes pudieron asaltar la valla de Melilla porque llevan un año paradas sus obras]

Esta organización elevó incluso a 27 el número de migrantes fallecidos, la noche del viernes. "De forma violenta e inhumana fueron tratados ayer los inmigrantes en la barrera del Barrio Chino de Nador. Quedaron sin ayuda en el lugar durante horas, lo que incrementó el número de muertes”, mantiene la AMDH.

Heridos

Esta misma asociación asegura que han fallecido dos gendarmes, algo que niegan las autoridades locales. Además, advierte contra cualquier intento de ordenar el entierro rápido de los migrantes subsaharianos y sudaneses fallecidos sin la apertura de una investigación global, rápida y seria para determinar responsabilidades y deficiencias.

El último informe marroquí señala que el incidente ha dejado 140 policías heridos en su lado de la frontera, de los cuales cinco se encuentran hospitalizados en estado grave. Asimismo, las autoridades locales han desmentido que se hayan registrado muertos en las filas de las fuerzas de seguridad, según el diario marroquí 'Nadorcity'.

Esta información discrepa con la ofrecida por la Asociación Marroquí de Derechos Humanos (AMDH) de Nador, que a través de sus redes sociales ha asegurado que "el saldo provisional que se puede constatar en el atentado violento en la valla de Melilla es de dos gendarmes muertos y seis migrantes muertos".

Del lado español, la entrada masiva ha dejado al menos 49 agentes de la Guardia Civil heridos de carácter leve y 57 migrantes, de los cuales tres han sido atendidos en el Hospital Comarcal de Melilla.

[Al menos 18 muertos en la represión marroquí del violento asalto a la valla de Melilla]

De todos los que protagonizaron el salto, al menos 500 lograron acceder a Melilla este viernes después de que rompiesen con una cizalla la puerta de acceso al puesto de control fronterizo del Barrio Chino, saltando por el tejado del mismo para acceder a la ciudad española.

Los hechos

Los 2.000 migrantes se encontraban en las inmediaciones del monte Gurugú, en Marruecos. En torno a las seis y media de la mañana del viernes emprendieron la marcha hacia la valla. 

Fue en ese momento, al acercarse al vallado con la primera luz del día, cuando se activó la alarma anti-intrusión de la Comandancia de la Guardia Civil. En ese momento apenas había una veintena de agentes del Instituto Armado, enfrentándose a la muchedumbre, algunos de los cuales llegaban con palos, garfios y piedras. 

Las autoridades melillenses han detallado que el asalto ha sido protagonizado por un grupo de subsaharianos, "perfectamente organizado y violento", que ha forzado a las 8.40 horas el paso fronterizo del Barrio Chino. Mientras el Gobierno ha elogiado en las últimas horas el control que Marruecos ha ejercido sobre su lado de la valla, las autoridades de Melilla culpan al país vecino de, una vez más, no prevenir ni peinar las colinas y parajes próximos a la valla.

Se trata de la primera entrada de importancia que se produce en Melilla desde la normalización de las relaciones entre España y Marruecos en abril de 2022, tras el viraje diplomático del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, sobre el Sáhara Occidental. 

Los agentes marroquíes conocen a la perfección los lugares en los que aguardan miles de subsaharianos dispuestos a cruzar la frontera. En los últimos meses, las fuentes consultadas en la región percibían un claro cambio de actitud en los policías vecinos tras la nueva postura diplomática de España. Alejaban los grupos de inmigrantes en montes próximos, realizaban batidas para disuadir a los que se aproximaban... Por eso, desde Melilla se duda de una cooperación real por parte de la monarquía de Mohamed VI.

La entrada además, junto con la represión efectuada por Marruecos en su frontera, tiene lugar en vísperas de la cumbre de la OTAN que se celebrará esta semana en Madrid. en ella el Gobierno insistirá a la Alianza Atlántica para que dirija su mirada a las amenazas del flanco sur.

Guardia Civil Inmigración Inmigrantes Marruecos Melilla Ministerio del Interior Policía Nacional

Etiquetas:  #La #brutalidad #marroquí #con #los #subsaharianos #en #la #valla #de #Melilla #desata #una #ola #de #indignación

COMENTARIOS