La conexión juvenil del Madrid y el idilio de Rodrygo que decidió en San Siro: ''Es muy frío''
23:50
15 Septiembre 2021

La conexión juvenil del Madrid y el idilio de Rodrygo que decidió en San Siro: ''Es muy frío''

Valverde (23 años), Camavinga (18) y Rodrygo (20) triangularon para decidir sobre la bocina la victoria del Madrid en Milán. ''Le he dicho que lo importante no es cuántos minuto va a jugar'', insistió Ancelotti.

El partido Así lo vivimos Crónica Rodrygo y Camavinga cambian la realidad de la que el Madrid se ríe en San Siro

En noviembre del año pasado, el Madrid de Zidane venció al Inter en San Siro. 0-2. Los blancos lanzaron cinco veces a puerta y sólo recibieron un disparo entre los tres palos. 63% de posesión, 796 pases... Incluso anotó Hazard en un equipo que empezó con Odegaard y Mariano sobre el césped para lograr un triunfo contundente.

Diez meses después, la plantilla visitó de nuevo el Giuseppe Meazza, ahora con Ancelotti en el banquillo y Hazard como suplente. Y la historia, con final similar, fue diferente. De aquel once repitieron Courtois, Carvajal, Modric, Nacho y Lucas, con cierto drama en la actuación de estos últimos en la primera parte, lateral y extremo en un once demasiado defensivo. Al descanso, el Madrid no había lanzado a puerta y Courtois achicaba agua durante el vendaval neroazurri: 14 tiros, cuatro entre los tres palos, dejando a los merengues en apenas un 47% de posesión... El belga cuajó su mejor actuación del curso y las caras de Modric, Valverde o Casemiro lo decían todo. Estaban superados. Sin respuesta.

A los tres minutos de partido, Davide Ancelotti ya conversaba con su padre intentando corregir lo inevitable. Técnico y ayudante tuvieron trabajo en el intermedio para recomponer las piezas de una alineación rota. Tardó en salir el Madrid de vestuarios, como si hubiera habido alegato técnico, y el guión cambió lo suficiente.

Courtois, vestido de héroe, con la capa de hace unos meses, siguió parando ante un impotente Dzeko y salvó los muebles hasta que el cansancio de ambos equipos ensalzó la electricidad brasileña del Madrid. Rodrygo, que sumaba nueve minutos entre los últimos dos duelos, recibió la media hora de regalo de Ancelotti para demostrar que todavía tiene palabras que decir en el club. El resultado: las tiene. Y Vinicius, como ante el Celta y el Levante, creció cuando su físico comenzó a elevarse sobre los demás.

El dinamismo de los jóvenes brasileños dio alas al Madrid, que terminó dominando con el aliento juvenil que también aportaron Fede Valverde (23 años) y Camavinga (18). De las botas del uruguayo salió un pase filtrado a la joya francesa, que en su segundo encuentro y después de marcar en su debut, asistió con un toque perfecto a Rodrygo para que éste pusiera el 0-1.

Es más que interesante la conexión que tiene el ex del Santos con la Champions y, especialmente, con el Inter: seis goles en 17 partidos del torneo continental, un hat-trick en su primer curso y dos goles sobre la bocina para que el Madrid gane a los italianos. El año pasado marcó el 3-2 en Valdebebas y esta noche, en un ambiente hostil, remató una jugada maravillosa de los juveniles madridistas. "Me encanta jugar y marcar goles en la Champions", resumió Rodrygo, tímido en sus palabras, como si la realidad pudiera ser otra que esa frase. "Creo que lo he hecho bien. Sabíamos que iba a ser un partido muy duro y supimos sufrir todo el tiempo". A sus 20 primaveras, sabe que no puede jugar siempre y que tiene que tener paciencia: "Quiero jugar, pero respeto las decisiones del entrenador y yo voy a entrenar para poder estar", admitió, mientras que Ancelotti le elogió: "La calidad la tiene. Es muy frío y marca goles. Le he dicho que lo importante no es cuántos minuto va a jugar".

Analizado el encuentro, la charla de Carletto al descanso parece clave en el desenlace del duelo. El Madrid dio un par de pasos hacia adelante y evitó males mayores. "Después del descanso hemos hecho distinta la salida del balón, con los tres atrás y teniendo un poco más abierto a Vinicius. Cuando el Inter ha bajado el ritmo, hemos tenido más control y más oportunidades", declaró el italiano, que completó, gracias a Courtois, la segunda portería a cero de la temporada: "El equipo ha tenido una buena actitud y no ha encajado gol". El portero, por su parte, asumió la capa de héroe: "Que vean que va a costar meterme un gol. No fue nuestro mejor partido".


Etiquetas:  #La #conexión #juvenil #del #Madrid #y #el #idilio #de #Rodrygo #que #decidió #en #San #Siro #Es #muy #frío

COMENTARIOS