La dueña de Plus Ultra es una sociedad inactiva con una pantalla en Panamá
23:12
22 Marzo 2021

La dueña de Plus Ultra es una sociedad inactiva con una pantalla en Panamá

Snip Aviation, con el 45% de la aerolínea rescatada, tiene un espejo en el paraíso fiscal

La empresa propietaria del 45% de las acciones de la aerolínea Plus Ultra, rescatada con 53 millones por el Gobierno, es una sociedad sin actividad, según ha podido comprobar este diario. Domiciliada en una finca residencial de lujo situada en la milla de oro madrileña, muy próxima a la Puerta de Alcalá, Snip Aviation S. L. no dispone de oficinas y «reside» en la propiedad del administrador de la compañía, el empresario venezolano Rodolfo José Reyes Rojas. En la supuesta sede social de Snip Aviation no solo no existe movimiento sino que la finca, cuyos 11 apartamentos son propiedad, entre otros, de varios empresarios iberaomericanos, está cerrada a cal y canto, completamente blindada y sin trasiego alguno.

La compañía máxima accionista de Plus Ultra forma parte del entramado de sociedades que tienen en España un grupo de empresarios caribeños vinculados al millonario venezolano Camilo Ibrahim Issa. Entre ellos están Roberto Roselli Miele y, sobre todo, Raif el Arigie Harbie, quien ha ejercido incluso como abogado de Camilo Ibrahim en algunos negocios en Panamá y Venezuela.

Al frente de Snip Aviation S. L. figura la esposa de Reyes Rojas, con pasaporte español, según reconoció recientemente a LA RAZÓN el presidente de Plus Ultra, Fernando García Manso. En total, el 52,5% de la aerolínea rescatada por la SEPI está en manos de empresarios venezolanos cuyos vínculos surgieron durante la primera década chavista.

En esos años, Reyes Rojas logró una considerable fortuna a través de Bencorp Casa de Bolsa, sociedad que fue intervenida en mayo de 2010 por la Comisión Nacional de Valores de Venezuela junto a otras dos firmas acusadas todas de realizar actividades «especulativas» de venta de divisas y lavado de dinero. La investigación se dio en plena cruzada de Hugo Chávez contra las empresas bursátiles, a las que acusaba de alterar el tipo de cambio del bolívar en el mercado paralelo, lo que por entonces provocó que el dólar se situara a más del doble que la tasa oficial de cambio de 4,3 bolívares fuertes por dólar. Entonces, el mercado paralelo, en el que también fluía el euro, financiaba ya el 30% de las importaciones y el 70% de las salidas de capitales del país caribeño. Pese a todo, Reyes Rojas esquivó el proceso y se afianzó la vinculación entre varios empresarios venezolanos bajo el paraguas de Luis Alberto Benshimol Chonchol, fundador de Bencorp y renombrado coleccionista de arte, y el ya mencionado Camilo Ibrahim Issa.

Una fructífera alianza con numerosos lazos empresariales conjuntos, tanto en Venezuela como en España y Panamá. De hecho, apenas un mes antes de la inscripción de Snip Aviation en el Registro Mercantil de Madrid en febrero de 2017 para oficializar el desembarco venezolano en Plus Ultra, Ibrahim, Reyes Rojas y El Arigie forjaron una sociedad anónima espejo en Panamá: Snip Aéreo Inc. fundada en enero de 2017 y cuyo estatus, según el Registro Público de Panamá se encuentra vigente.

Así pues, los principales beneficiarios del rescate de Plus Ultra cuentan con una sociedad pantalla similar a la madrileña en Panamá, considerado un paraíso fiscal, según la lista negra de la Unión Europea.

Plus Ultra arrastra números rojos desde antes de la pandemia. En concreto, la aerolínea no ha dado beneficios en ninguno de los ejercicios en los que lleva operando. En 2018, las pérdidas ascendieron a 9 millones de euros y en 2019, a unos 6 millones. El pasado año estaba marcado como el primero en el que el grupo preveía cuadrar sus cuentas. Sin embargo, las únicas operaciones realizadas el pasado ejercicio se circunscriben a vuelos de repatriación de venezolanos, cubanos desde África o incluso de alemanes desde Cuba.

Los negocios con pdvsa del entramado empresarial

Dentro de las muchas actividades a las que se dedica el entramado de compañías del grupo de empresarios venezolanos que controla accionarialmente Plus Ultra se encuentra la firma de ingeniería Pentech. Con domicilio en Caracas, Camilo Ibrahim Issa ejerce de vicepresidente mientras que Raif el Arigie figura como director y Gamal Ayoub como presidente, según consta en la Comisión Central de Planificación del Gobierno de Venezuela, que detalla que desde 2009 la firma ha recibido licitaciones de la petrolera estatal venezolana PDVSA y que es una empresa extranjera. La firma tiene un espejo en Madrid (Pentech International) con Ayoub como consejero delegado.


Etiquetas:  #La #dueña #de #Plus #Ultra #es #una #sociedad #inactiva #con #una #pantalla #en #Panamá

COMENTARIOS