La emoción de Marcelo, los abrazos de Ancelotti y una fiesta liguera en el Bernabéu 15 años después: ''No quiero hablar, quiero celebrar''
13:00
1 Mayo 2022

La emoción de Marcelo, los abrazos de Ancelotti y una fiesta liguera en el Bernabéu 15 años después: ''No quiero hablar, quiero celebrar''

Marcelo, visiblemente emocionado, levantó la Liga número 35 del Madrid. Ancelotti ganó su primer torneo español y acabó manteado. Bale, el único de la plantilla que no acudió al Bernabéu. Florentino pide el Balón de Oro para Benzema: ''No hay dudas''.

Crónica Campeonísimo Real Madrid Pichichi El carisma de Benzema, el capitán que juega como nadie: "Ahora pone el corazón en todo lo que hace" Banquillo La quinta conquista de 'Carlomagno' Ancelotti: Davide y un banquillo familiar, cambios desde 2013 y "una ilusión"

El Santiago Bernabéu llevaba 15 años sin celebrar un título de Liga, algo extraño en un club que acumulaba 34 campeonatos españoles en sus vitrinas. La Liga de Capello, la del clavo ardiendo, la de las remontadas, incluyó un casi dramático 3-1 al Mallorca para levantar la copa en la capital. Era 2007. Después llegarían la número 31, en 2008 en Pamplona, la 32ª, en 2012 en San Mamés, la 33ª en 2017 en Málaga, y la 34ª en 2020, en el Di Stefano por la pandemia.

Por eso, la Liga número 35 llevó el éxtasis a Chamartín. En plena pelea por la Champions, el cómodo 4-0 al Espanyol y el título sirvieron de fiesta en mitad de la guerra. Reponer fuerzas y celebrar para encarar el duelo del miércoles contra el Manchester City, mucho más duro, con la templanza del trabajo hecho. También para agradecer, y de qué manera. La afición se rindió ante Marcelo, capitán en el día grande de la Liga, ante Modric, que fue junto a Casemiro el único titular en saltar de inicio, ante Benzema, que salió en la segunda parte y marcó, ante Ancelotti, que ganó por fin LaLiga...

"Campeooooones, campeooooones....". Después del 1-0 de Rodrygo el Bernabéu empezó las celebraciones. Lo hizo después de las ovaciones a Rafa Nadal, que realizó el saque de honor, y a Cristiano Ronaldo, recordado con cariño durante el minuto 7 del partido. A partir de ahí, la fiesta. El gol del brasileño provocó uno de los abrazos más emocionantes de la tarde. En vez de festejar el tanto con su autor, Luka Modric se fue a por Marcelo, que había dado la asistencia, y le rodeó con sus brazos. Una leyenda que dejará el vestuario a final de temporada y otra que sigue guiando al equipo. El brasileño ya es el jugador con más títulos en la historia del Madrid: 24. "Marceeeeelo, Marceeeeelo", gritó el Bernabéu.

"Le decía a Marcelo: ¡otro, otro!"

En la segunda parte llegaron los cambios, las ovaciones para Modric y Benzema, dos goles más, el "¡Cómo no te voy a querer....!", el "¡Piqué! ¡Cabrón! ¡Saluda al campeón!", el "¡Cholo, quédate!" y un pitido final para la historia madridista. Marcelo se arrodilló en el césped, emocionado, y en él empezó el corrillo de los jugadores, que saltaron a su alrededor. También lo hicieron los ayudantes de Ancelotti rodeando al italiano, que abrazó uno por uno a su equipo de trabajo y acabó manteado por los jugadores: "Le decía a Marcelo: 'Otro, otro, otro'. Me gustaba mucho estar en el aire", bromeó el transalpino. Ahí estaba su quinta liga en el quinto país distinto. Todo un récord. Se lo agradeció especialmente con un abrazo a Courtois, Benzema y Marcelo, piezas fundamentales dentro y fuera del campo.

"Mucha emoción. Hemos cumplido un reto. La temporada ha sido espectacular, hemos tenido mucha regularidad, hemos sido consistentes.... Tengo que agradecer a los jugadores su trabajo y su actitud. Hoy hay que celebrar, no hablar. Yo quiero celebrar. La celebración es buena en el aspecto mental", declaró Ancelotti, en el día que logró el récord de las cinco grandes ligas: "Me llena de orgullo. Agradecer al presidente el traerme cuando no lo esperaba. Puedo decir que me gusta lo que hago y significa que lo he hecho bastante bien. Estoy orgulloso. Quiero seguir ganando títulos con el Real Madrid"

"Los partidos después del Clásico"

"Es una alegría inmensa. Hemos ganado lo antes posible y eso es trabajo de todos", valoró Marcelo, que elogió el "sacrificio" de sus compañeros: "Es fruto del trabajo, de la alegría, el sacrificio y muchas cosas más. Celebrarlo con la afición es lo mejor". Y prometió fiesta moderada. "Hoy hay que celebrar. Tenemos un partido importante más adelante, pero no pasa nada por celebrar bien".

Marcelo y Benzema subieron al palco a por la copa de la Liga, la levantaron justo al lado de Rubiales y de Florentino Pérez y bajaron de nuevo al césped para celebrarlo con sus compañeros. El brasileño, ya en solitario y casi entre lágrimas, levantó la copa al cielo de Madrid. Allí aparecieron los futbolistas no convocados y los lesionados, como Alaba, Jovic o Hazard, y faltó uno: Gareth Bale. El galés, aquejado de unas molestias en la espalda, fue el único de la plantilla que no acudió al Bernabéu. Otra acción que no gustará a la directiva y que le vuelve a poner contra una afición que cuenta los días para verle salir y que ya ni se acuerda de él.

Florentino: "Benzema tiene que ser Balón de Oro"

Chamartín aplaudió a los suyos. Coreó a Nacho, que cogió el testigo de Raúl y Ramos con el capote, bromeó con Alaba cuando éste levantó la ya icónica silla blanca de la remontada contra el PSG e inició un cántico para todos y cada uno de los jugadores que pisaron el césped junto a sus familiares para una celebración que se alargó casi hasta el atardecer. Al fondo, La Cibeles. Antes, habló Florentino: "La planificación que hicimos tenía como objetivo ganar la Liga y ganar la Champions. La Liga la hemos ganado y ahora a ver la Champions". El presidente aprovechó para elogiar a Benzema y a Ancelotti: "No hay dudas de que Karim tiene que ser el Balón de Oro. Hablando con Carlo estos días me dijo que él ha entrenado a muchos equipos y decía que la diferencia es que en el Madrid los jugadores del Madrid son madridistas y eso es un plus". Pérez también esquivó las preguntas sobre Mbappé: "No había caído en eso (que la gente se ilusiona con Mbappé), pero ahora que me lo dice puede ser verdad y tal... Cuando planifiquemos la plantilla del año que viene ya veremos".

"Es increíble ganar la Liga quedando tantos partidos. Hicimos un gran esfuerzo este año y estamos muy contentos. Hemos tenido una regularidad muy importante, pero sobre todo cómo sacamos adelante los partidos difíciles que tuvimos después del Clásico. Ganamos al Celta y al Sevilla en su estadio, al Getafe aquí en el Bernabéu", resumió Courtois, que volvió a dejar la portería a cero y luchará con Bono por el Zamora. "Esperemos repetir el miércoles", vaciló Modric, pensando ya en lo importante. "Es la primera vez que ganamos cinco jornadas antes de terminar, eso dice mucho de la temporada", finalizó. "La Liga es lo más difícil", admitió Casemiro, que puso calma en la celebración: "No podemos disfrutar mucho porque el miércoles viene otro partido muy importante, pero hay que disfrutarlo".



Etiquetas:  #La #emoción #de #Marcelo #los #abrazos #de #Ancelotti #y #una #fiesta #liguera #en #el #Bernabéu #15 #años #después #No #quiero #hablar #quiero #celebrar

COMENTARIOS