La esperpéntica rueda de prensa de Luis Enrique: ruidos extraños, silencios y gente pidiendo la cena
21:38
18 Junio 2021

La esperpéntica rueda de prensa de Luis Enrique: ruidos extraños, silencios y gente pidiendo la cena

El seleccionador nacional se tomó con humor el pésimo funcionamiento de la tecnología durante su comparecencia antes del partido contra Polonia.

Luis Enrique y el jefe de prensa de la Federación, Pablo García Cuervo, llegaron puntuales a la cita con los medios, que tenía lugar, de una forma telemática, en un hotel de Sevilla. El seleccionador, de muy buen humor, bromeaba con los errores que ya había dado la aplicación que la UEFA ha dispuesto para estos encuentros el día del primer partido. Claro que lo que no sabía el asturiano es que lo de este viernes iba a ser mucho peor.

Al principio, no se oían las preguntas de los periodistas, y bueno, eso no es relevante porque son preguntas y son periodistas, pero claro, la cosa se pone fea cuando tampoco se oían las repuestas de Luis Enrique, que sin embargo, haciendo gala de una paciencia que no se le presupone, fue esperando a que las cosas se arreglaran. No fue fácil. Durante un cuarto de hora, el departamento de informática de la UEFA (en ese momento, uno podía imaginarse a un ejército de señores con gafas dándole a todo tipo de botones), sudó para que aquello funcionara, pero funcionaba igual que la web de la Seguridad Social. Al míster se le oía ahora sí, ahora no, ahora sí, ahora no... "¿Se oye?", preguntaba, divertido, y la respuesta era un silencio larguísimo. Cuando no, unos ruidos difícilmente explicables, con gente pidiendo la cena y cosas así. Con lo bien que funciona una simple reunión de Zoom...

El caso es que, entre silencio y silencio, la paciencia se iba acabando. También para Pablo García Cuervo, que se quejaba, con una educación exquisita, del funcionamiento, aunque finalmente, gracias a él y al entrenador, la cosa fue saliendo adelante como buenamente se pudo. Tras 15 minutos de desastre absoluto, de algo impropio del nivel de este torneo, la cosa empezó a funcionar. No sin que antes un chico preguntara tras ser nombrada una chica, no sin antes escuchar a gente que preguntaba sin que se la hubiera nombrado, no sin antes oír el ruido de los micrófonos que se abren y cierran, con caos, en resumen. Fue tan esperpéntico, tan hilarante, que casi lo de menos es lo que dijo Luis Enrique.

No dijo gran cosa, la verdad, nunca lo hace más allá de las ideas que quiere colocar en el debate público. Dijo tener esperanza en que el césped esté mejor que el otro día, y aprovechó para agradecer al personal que ha estado trabajando horas y horas estos días. Después, entre bromas y cachondeo, fue respondiendo como pudo. "A los jugadores les dije con palabras primero y con vídeos después lo que hicimos bien el otro día, hay que seguir por ahí, y mejorar en la finalización". Tras otra serie de lugares comunes, y de confirmar que Morata será titular, se despidió.

P. D. Javier Herráez, periodista de la Cadena Ser, intentó preguntar cuatro veces. No lo consiguió en ninguna. Tampoco Helena Condis, de la Cadena Cope. Es posible que, cuando usted lea esto, sigan con la mano levantada. La virtual.


Etiquetas:  #La #esperpéntica #rueda #de #prensa #de #Luis #Enrique #ruidos #extraños #silencios #y #gente #pidiendo #la #cena

COMENTARIOS