La evolución de Alcaraz en hierba y una ''rivalidad de años'' antes de Djokovic
16:18
2 Julio 2022

La evolución de Alcaraz en hierba y una ''rivalidad de años'' antes de Djokovic

El murciano ha ido mejorando en esta edición de Wimbledon y ahora se enfrentará a Sinner, al que conoce desde adolescentes. En el horizonte, Djokovic.

Wimbledon Alcaraz se luce ante Otte y entra como un tiro en octavos

Son solo cinco partidos oficiales sobre hierba. Veamos. Wimbledon 2021, donde jugó gracias a una invitación. Victoria en primera ronda ante el japonés Yasutaka Uchiyama, entonces 116º, en cinco sets. Derrota en la siguiente estancia contra Daniil Medvedev, entonces número dos, en tres parciales. Wimbledon, 2022, donde juega como quinto cabeza de serie, merced a su excelente temporada, con los títulos de Miami, Madrid, Río y Barcelona. Triunfo en cinco sets, en primera ronda, ante Jan-Lennart Struff. Triunfo en tres parciales, en segunda, contra TallonGrieskspoor. Victoria, ayer, en tercera ronda frente a Oscar Otte: 6-3, 6-1 y 6-2, en una hora y 38 minutos.

«Ha sido mi mejor partido en esta superficie», sentencia después, al pie de la pista 1, adonde regresó tras el debut. Los datos le avalan. La impronta, también. Alcaraz le hizo un roto al gigante alemán, desbordado desde que encajó los ocho primeros puntos, sin respuesta al tenis impecable de su rival, que le superó en todos los frentes, que amenazó prácticamente cada uno de sus servicios, que le arrebató en seis ocasiones.

Alcaraz ya no se mueve como un extraño. Sí lo hizo en su primer encuentro. Tampoco afinó en los dos bolos previos, Tiafoe y Ruud. Decidió no disputar Queen's para proteger el codo derecho. Ahora es otro. Es él, como dijo tras vencer a Griekspoor. Ayer fue un paso más allá, autoritario, dominador, severo con la derecha, rápido, abriendo el dispensario de golpes en el que no falta de nada. ¿Por qué no habría de homologar en Londres cuando ha mostrado en su ascensión sideral hacia los puestos más nobles del escalafón?

«Aquí hay que jugar agresivo, ir a la red. Esa es mi idea y es la que trato de poner en práctica en cada partido: no dejar que el oponente domine el juego, sino ser tú quien lo haga», dijo en conferencia de prensa. No se cansa de asociar la superficie al placer que le procura moverse en ella. Lo transmite con el juego, fresco, afilado, determinante. No era sólo su fisonomía de náufrago. Otte fue un alma en pena desde que le vio irrumpir en la pista 1.

Ahora llega Jannik Sinner, décimo cabeza de serie, que despachó al gigante Isner, un hueso a pesar de sus 36 años, en tan solo tres sets. «Es un jugador muy agresivo. Será un partido duro, además de divertido. Somos amigos y podemos protagonizar una rivalidad durante años», opinó sobre el italiano, de 20 años, uno de sus contemporáneos, que ni mucho menos ha corrido tanto a la hora de plasmar sus cualidades. Son los dos supervivientes más jóvenes del torneo. Sinner tiene cinco títulos, cuatro en 2021, uno en 2020, ninguno de ellos Masters 100. Perdió ante Tommy Paul en Eastbourne, su único encuentro de preparación antes de presentarse en el tercer Grand Slam del curso. Perdió en su única cita con Alcaraz: 7-6 (1) y 7-5, primera ronda de Paris-Bercy, pista rápida, bajo techo, el último otoño. Ganó las Next Gen ATP Finals en 2019. No creció en consecuencia. Alcaraz se hizo con el mismo título el pasado año. Se le quedó pequeño. Con anterioridad, ya había tumbado a Tsitsipas en el Abierto de Estados Unidos, yéndose hasta cuartos. Después ya se desató el vendaval.

En el mismo ala del avión viaja Novak Djokovic, quien, tras dejarse un set en el debut, ha tomado velocidad de crucero. Es el campeón de las tres últimas ediciones y suma 24 victorias consecutivas en el torneo, la más reciente contra su compatriota Miomir Kecmanovic, al que asestó ayer un 6-0, 6-3 y 6-4. Jugará mañana, al igual que Alcaraz, y lo hará ante Tim van Rijthoven. En su primer cuadro final de un grande, el holandés, que ganó a Medvedev la final de Hertogenbosch, es una de las grandes sensaciones del torneo.

El serbio y el español están llamados a cruzarse en el que sería un apasionante cruce de cuartos. En Madrid, semifinales, Alcaraz ganó en tres sets.


Etiquetas:  #La #evolución #de #Alcaraz #en #hierba #y #una #rivalidad #de #años #antes #de #Djokovic

COMENTARIOS