La falta de trabajadores estrangula a la Galería Uffizi: ''O se contrata más personal o cerramos''
23:36
19 Agosto 2022

La falta de trabajadores estrangula a la Galería Uffizi: ''O se contrata más personal o cerramos''

El director denuncia que el personal no es suficiente para que el museo funcione de manera óptima y reclama al Ministerio de Cultura italiano una solución en plena temporada alta turística

Aniversario Eduardo Chillida, más vivo 20 años después de su adiós Arte Granada acoge los mayores tesoros del arte abstracto

El 15 de agosto se hizo evidente que algo iba mal. Mientras decenas de museos de toda Italia se adherían a la campaña de aperturas extraordinarias Ferragosto al museo, la Galería Uffizi de Florencia permanecía cerrada, como un lunes cualquiera (sólo los Jardines de Boboli estaban abiertos). Ayer, el director del complejo de museos florentino, Eike Schmidt, dio la voz de alarma a la agencia Ansa: o llega más personal o el museo cierra. Una fuerte alarma para el museo que en 2021 fue el más visitado de Italia, con más de 1,7 millones de visitantes. "Si el número de trabajadores sigue siendo el mismo y las normas también, en menos de un año nos veremos obligados a mantener algunos espacios cerrados por la tarde". Y si la situación continúa "también cerraría Pitti o Boboli algunos días a la semana, abriendo sólo los viernes, sábados y domingos", advierte Schmidt al periódico italiano Corriere.

Inquieta al director alemán un decreto ministerial que plantea la baja del Plan Orgánico de las Galerías en un 9%. "En los Uffizi tenemos un déficit de personal de más de cien personas, calculado según los planes de trabajadores definidos cada cuatro años por el ministerio, pero que no se corresponde con las necesidades reales". "La única constante", añade, "es que cada vez que se actualizan, siempre hay una reducción para nosotros. De hecho, parece que nuestra escasez es pequeña: aquí hay poco más de 300 empleados estatales. Y para realizar todas las tareas necesarias en una serie de museos como el nuestro, necesitaríamos al menos 500, si no 600'.

Un museo, pues, que crece a buen ritmo, y que rompió récords con más de 427.000 visitantes sólo en julio. "Las cifras han aumentado desde la pandemia hasta niveles que ni siquiera en 2019 habíamos alcanzado", continúa Schmidt. "Restauramos cuadros y ponemos a disposición del público obras que llevan mucho tiempo almacenadas. Son muy populares los pases de cinco días que permiten acceder a un circuito de cinco museos: Uffizi, Pitti, Boboli, Arqueológico y Museo dell'Opificio delle pietre dure. Pero al mismo tiempo, y esta es la paradoja, el personal se reduce". El director de los Uffizi intenta convertirlo en algo positivo: "Si invirtiéramos más en personal, podríamos ofrecer más al público. Con unas pocas docenas de unidades, podríamos abrir más horas o al menos los lunes por la tarde. Sería un impulso a la economía local: una inversión de sólo un millón de euros tendría un efecto multiplicador, no sólo en nuestros ingresos".

Massimo Osanna, director general de museos del Ministerio de Cultura italiano, pone cara de asombro y responde: "Los Uffizi, un museo autónomo, tienen un presupuesto que pueden utilizar, por ejemplo, para tomar personal de Ales" (una empresa controlada al 100% por el Ministerio de Cultura). "Pero el problema", explica, "es que en Italia tenemos un sistema nacional de museos formado por 480 sedes culturales entre las que distribuir a los trabajadores. El número de personas del Plan de Personal no es más que un límite teórico, que hubo que reequilibrar: los Uffizi, de hecho, tenían una plantilla de supervisión de 330 personas; Pompeya, que es toda una ciudad, de sólo 220. Redistribuimos ese número general, tratando de cubrir las graves carencias que tenían los nuevos museos y las direcciones regionales".

Osanna recuerda que en menos de un mes, el 15 de septiembre, se contratarán 1.053 nuevos guardias en toda Italia. "Fueron seleccionados y se distribuirán por todo el país: 15 irán a los Uffizi, 20 a Pompeya. No sólo eso, entre los candidatos seleccionados de la lista, otros 400 serán contratados en el transcurso del año. Y en el 2023 otros 1.053. Con 2.500 personas contratadas en un periodo de dos años, cubriremos todos los huecos que nos quedan", dice para calmar la alarma de Schmidt. "Por supuesto", prosigue, "hay que aumentar la capacidad de gasto de los museos, así como gestionar los recursos que hay. Teniendo en cuenta, también, a los museos más pequeños, que no son tan pequeños. Ahora que han llegado los recursos del Plan de Personal, debemos pensar en todos, no sólo en los grandes museos independientes".

Ante la inminente llegada del personal hay muchas expectativas en los museos italianos, que a menudo dependen de la disposición del personal para trabajar horas extras. O, en algunos casos, la rotación de salas abiertas con la extensión del billete a varios días. Paolo Giulierini, director del MANN (el Museo Arqueológico de Nápoles) explica: "Deberíamos tener unos 100 guardias, pero son 80. En septiembre llegarán 15". Giulierini señala dos perspectivas: "Invirtamos en personal, por un lado, y en tecnología; utilizando sistemas de inteligencia artificial o aumentando los bolardos cerca de las obras. Sin embargo, al prescindir demasiado de los humanos en temas de seguridad, el museo podría degradarse: no necesitamos guardianes artificiales, sino personas que interactúen con el público". Francesco Sirano, director del Parque Arqueológico de Herculano, se muestra confiado: "Deberíamos tener un total de 65 guardias. Ahora mismo tengo 24. Las cosas mejorarán mucho en septiembre con la llegada de 18 más".

"La de Schmidt es una alarma compartida: recientemente cuatro nuevos trabajadores han mejorado las cosas, otros llegarán en septiembre. Pero la falta de personal es de casi el 50% en el caso de los encargados de seguridad y del 70% en general", explica Eva Degl'Innocenti, directora de Marta, el Museo Arqueológico Nacional de Tarento: "Hemos evitado el cierre sólo gracias al esfuerzo de nuestro personal".

"Los museos son diferentes entre sí: los Uffizi tienen una capacidad muy distinta a la nuestra que, incluso con un problema de personal, seguimos teniendo un cupo de visitantes", comenta Francesca Cappelletti, directora de la Galleria Borghese de Roma. "Nosotros también estamos a la espera de nuevas llegadas".


Etiquetas:  #La #falta #de #trabajadores #estrangula #a #la #Galería #Uffizi #O #se #contrata #más #personal #o #cerramos

COMENTARIOS