La fe del ''toro'' Alcaraz en su venganza ante Sinner: salvó un punto de partido y batalló más de 5 horas
11:00
8 Septiembre 2022

La fe del ''toro'' Alcaraz en su venganza ante Sinner: salvó un punto de partido y batalló más de 5 horas

Carlos Alcaraz dio con la tecla para ganar a Jannik Sinner en los cuartos de final del US Open. Juan Carlos Ferrero, desde la grada, se lo reconoció.

2:50 de la madrugada en Nueva York. La Arthur Ashe, la mítica pista de tenis de Flushing Meadows, a rebosar. Miles de aficionados de pie, unos aplaudiendo y gritando y otros simplemente tratando de lo que acaban de ver. Una exhibición. En el centro de todo está Carlos Alcaraz (El Palmar, 2003) emocionado.

Acaba de lograr la victoria más importante de su vida, aunque eso puede cambiar en cuestión de días. Se ha metido en semifinales del US Open tras ganar una épica batalla de 5 horas y 15 minutos ante Jannik Sinner (San Candido, Italia; 2001), su archienemigo en las canchas.

Le tenía ganas Alcaraz a Sinner, como había dicho en la previa, pero el italiano le iba a llevar al límite. Sobre el ambiente estaban, por momentos, las dolorosas derrotas del español en Wimbledon y la final de Umag. Se rozó el mismo resultado, tanto que Jannik gozó de una pelota de partido. Carlos apareció y venció a sus fantasmas.

[Carlos Alcaraz apunta alto en el US Open: ¿qué necesita para ser el nº1 más joven de la historia?]

6-3, 6-7(7), 6-7(0), 7-5 y 6-3. La victoria nocturna de Alcaraz contra Sinner ya es historia del US Open: el partido que más tarde acaba y el segundo más extenso de todas sus ediciones, 142. Como buen devorador de récords que es, Carlos es el más joven en llegar a unas semis desde que lo hiciera Rafa Nadal en Roland Garros de 2005. En el torneo neoyorquino nadie lo hacía tan pronto desde Pete Sampras en 1990. 

A Carlitos, que buscaba una mirada cómplice en la grada, buscando a Juan Carlos Ferrero, casi ni le salían las palabras. "Simplemente, impresionante", resumía sobre su victoria. Durante el partido eran gritos. "¡Un toro!", se decía a sí mismo Alcaraz y escuchaba de su equipo en los momentos claves. Ahora tiene más cerca el doble sueño de ganar su primer Grand Slam y ser el número 1 más joven de la historia. 

El Alcaraz-Sinner se confirmó como el clásico de la nueva era del tenis. Fue la gran velada que necesitaba este enfrentamiento entre dos tenistas de 19 y 21 años. Se lo llevó el pequeño, Carlos. Solo en 2022 se han medido tres veces, cuatro en total contando su duelo en París de 2021 que ganó el español. Dos a dos. El marcador no parará quieto en años.

Alcaraz se cobró una dulce venganza en el barrio de Queens. Las derrotas en la hierba de Wimbledon y la tierra de Umag fueron muy dolorosas para él, pero prometió que averiguaría la forma de ganarle. En pista dura, el terreno preferido de Carlos, era el momento idóneo de hacerlo.

Las claves de Alcaraz

Había dos claves anotas en el bloc de notas de Alcaraz: los segundos saques de Sinner y aprovechar las pelotas de break. A pesar de las dificultades que puso Jannik, Carlos cumplió con su papel. 

Los porcentajes de saque de Alcaraz fueron similares a los que cifró en Wimbledon y Umag: 63% de puntos ganados en el primero (69/110) y 59% en el segundo (35/59). La clave estuvo en reducir los porcentajes de Sinner: de 74% y 77% pasó a 64% (75/117), en su primer saque, y de 65% y 61% a 45% (43/96), en su segundo.

Estadísticas del Sinner - Alcaraz del US Open

Estadísticas del Sinner - Alcaraz del US Open US Open

"Aprieta. Al segundo saque", le gritaban desde su cajón a Alcaraz en el último set. El punto débil de Sinner estaba ahí y Carlos, esta vez, supo sacar tajada. Había que aprovechar las bolas de break, cosa que no hizo y le condenó en los dos últimos enfrentamientos entre ambos.

Alcaraz no convirtió ninguno de los puntos de break que tuvo tanto en Wimbledon como en Umag: firmó dos desastrosos 0 de 7 y 0 de 9. Esta madrugada mejoró, firmando 11 de 26 (42% de acierto). 13 de los que falló fueron en las tres primeras mangas (incluyendo cuatro pelotas de set en la segunda) y los otros dos en las dos últimas. Tres de las cinco roturas que hizo en el 4º y 5º set fueron certificadas a la primera.

Aunque si hubo un momento de inflexión, fue la bola de partido que desaprovechó Sinner. Con 5-4 en el cuarto set, el italiano sacaba para ganar. Primero desactivó una pelota de break de Carlos y luego, en el desempate, tuvo la ocasión de cerrar el choque. No lo hizo.

Alcaraz tuvo en el momento justo uno de sus mayores picos de concentración de su corta trayectoria. Sobrevivió al punto de partido y acabó rompiendo el saque que le hubiera condenado a la derrota. La Arthur Ashe se cayó abajo en ese momento, sabiendo que podía haber un quinto set de aquella maravilla de partido.

El quinto set fue más una batalla mental que tenística. Sinner estaba tocado y a Carlos le tocaba jugar de forma inteligente para romper pronto el servicio del italiano. Desaprovechó la ocasión y Jannik se acabó viniendo arriba. El de San Candido rompió primero.

Alcaraz volvió a reaccionar otra vez caminando sobre un fino hilo ante el abismo. Con 3-2 en contra para Sinner y saque de este, le devolvió el break y no volvió a perder un juego más (inluyeno otra rotura). 3-6 para colgarse la medalla de ganador en un partido histórico.

"Diría que este es el mejor partido que he jugado en toda mi carrera", decía Alcaraz. El español añadió que ni él ni Sinner iban a olvidar este partido jamás. Sinner estaba abatido tras darse tal paliza sin recompensa: "Esto me va a doler durante mucho tiempo".

Es lo que tienen las grandes rivalidades. A cada uno le tocará celebrar victorias épicas y sufrir la cara amarga de las derrotas. En el US Open se comprobó que la de Alcaraz y Sinner es una de ellas y esto es solo el comienzo. A Carlos le toca ahora seguir soñando en Nueva York y a Jannik le quedan las ansias de revancha. Pronto habrá una quinta parte de esta historia.

Carlos Alcaraz Jannik Sinner Tenis Tenistas US Open

Etiquetas:  #La #fe #del #toro #Alcaraz #en #su #venganza #ante #Sinner #salvó #un #punto #de #partido #y #batalló #más #de #5 #horas

COMENTARIOS