La FIFA se agarra al nuevo Mundial cada dos años para paliar la crisis: suma un agujero de 900 millones
20:52
5 Marzo 2022

La FIFA se agarra al nuevo Mundial cada dos años para paliar la crisis: suma un agujero de 900 millones

El máximo organismo del fútbol internacional ha presentado su memoria anual correspondiente al 2021 y vuelve a registrar importantes pérdidas. 

La FIFA no está atravesando un buen momento económico a pesar de que intentan demostrar lo contrario. Sin embargo, la memoria anual de sus cuentas presentada con el ejercicio de 2021 totalmente cerrado evidencia que el curso que acaba de terminar ha vuelto a ser catastrófico para ellos. 

Para intentar ocultar sus problemas han puesto en marcha dos planes que están abocados a fracasar en ese intento de maquillar sus cuentas. El primero de ellos, ya conocido por todos, es el de intentar instaurar una Copa del Mundo bienal, es decir, cada dos años y no cada cuatro como sucede ahora. 

El estamento que preside Gianni Infantino ha podido comprobar como a medida que se va acercando la cita mundialista, la cual se va a disputar en Catar en el invierno de este año, sus ingresos aumentan. Por eso, creen que repitiendo más frecuentemente este gran evento podrán paliar el importante agujero que presentan sus cuentas, el cual es de casi 900 millones de euros desde 2020. 

El otro plan, que tampoco parece tener mucho éxito, es presentar su ejercicio del 2021 centrándose solo en los ingresos que han obtenido. Estos sí han subido considerablemente, teniendo en cuenta que también poco a poco se está saliendo de una situación de estancamiento por culpa de la pandemia. Y aunque registran unos valores por encima de los esperados cuando todavía resta casi un año para la Copa del Mundo de Catar 2022, no pueden hacer frente a los enormes gastos que generan. 

Gianni  Infantino y Tamim bin Hamad Al Thani en la Copa Áarabe

Gianni Infantino y Tamim bin Hamad Al Thani en la Copa Áarabe Reuters

Un agujero de 900 millones

La FIFA está atravesando por un importante bache económico. Un agujero que en los últimos dos años asciende a los 900 millones de euros y que amenaza con crear una importante crisis en el estamento más importante del fútbol. Han subido los ingresos, sí, especialmente tras el efecto de la pandemia, pero si estos no llegan para cubrir los gastos que se han producido en el mismo periodo, no se puede hablar ni de victorias financieras ni de triunfalismos. Y eso es algo que sí ha hecho la FIFA al presentar su memoria del 2021. 

El organismo que preside Gianni Infantino tiene pautados ejercicios de control cada cuatro años. El presente comenzó en 2019 y se pronlogó durante el 2020 y el 2021. De esta forma, solo le queda un año por cubrir. Cierto es que en función de las previsiones que tenían hasta la celebración de la Copa del Mundo, que arrancará a finales de noviembre, ya han obtenido el 95% de los ingresos que tenían marcados. 

Así pues, han ingresado un total de 5.518 millones de euros de los 5.808 millones que tienen previsto recibir. Esto se debe principalmente a las ventas de derechos de televisión y de marketing de la propia Copa del Mundo, a pesar de que todavía no haya ni comenzado. 

Alejandro Domínguez, presidente de la Conmebol sudamericana y portavoz del comité financiero de la entidad, celebraba esta noticia. Estos resultados, aparentemente buenos, están sustentados a través de los planes de expansión que ha llevado a cabo la FIFA en los últimos años con la creación de acuerdos televisivos para el Mundial con países como la India, Grecia o África Subsahariana.

Dentro de las fuentes de financiación de la FIFA destacan también el cobro por licencias de productos y por patrocinios. Y además, una partida muy particular procedente de una indemnización recibida tras la investigación del Departamento de Justicia de Estados Unidos sobre asuntos de corrupción entre sus dirigentes. En ella fueron seguidos con lupa miembros de la Conmebol y la Concacaf norteamericana. De ahí se obtuvieron un total de 171 millones de euros en 2021. 

Alejandro Domínguez, presidente de la CONMEBOL

Alejandro Domínguez, presidente de la CONMEBOL Reuters

Así pues, la FIFA ha regresado el año pasado a niveles de ingresos previos a la época anterior a la pandemia con un total de 690 millones de euros, una cantidad similar al 2019. En 2020, la caída fue dramática y solo se percibieron 240 millones de euros por culpa de la Covid-19, pero también de las malas gestiones y de una situación delicada que se venía produciendo los años previos. 

Con estos datos, la realidad de las cuentas de la FIFA es que en el año 2021 que acaba de terminar perdieron, una vez aplicados también los gastos, un total de 281,1 millones de euros. Estos resultados, unidos a la debacle vivida en 2020 con un saldo negativo de 614,3 millones de euros, dan como resultado ese enorme agujero de casi 900 millones de euros. 

Mundiales cada dos años

La FIFA primero ha intentado evitar que estos datos tuvieran una especial relevancia centrándolo todo en ese alto nivel de ingresos que han conseguido recuperar. Además, lo justifican también con la recepción de ese 95% de los ingresos que tenían previsto cobrar al término del cuatrienio que va desde comienzos del 2019 hasta finales del 2022. 

Sin embargo, les delata el hecho de que ellos mismos hayan intentado ofrecer una solución para las pérdidas tan grandes que han tenido. Ahí, en ese caso, olvidan el efecto de la pandemia y se lanzan a impulsar el proyecto que tanto les interesa y por el que llevan ya peleando tanto tiempo. Mundiales cada dos años. 

La FIFA, a través de sus asesores financieros, explican que si cada vez que se acerca una Copa del Mundo sus ingresos aumentan y les sirve para mejorar los datos de los tres años anteriores, la mejor opción para aumentar ese crecimiento es reducir el tiempo entre Mundial y Mundial. Y ahí entra su anhelo de una Copa del Mundo cada dos años. 

Gianni Infantino, durante el sorteo de la fase de clasificación del Mundial 2022 de la UEFA

Gianni Infantino, durante el sorteo de la fase de clasificación del Mundial 2022 de la UEFA Kurt Schorrer / FIFA / Dpa

Dentro del presupuesto otorgado a la Copa del Mundo de Catar 2022, estiman que van a obtener unos ingresos relacionados con el gran evento, directa o indirectamente, de unos 4.200 millones de euros. Estos proceden en un 50% de los ingresos televisivos y en concepto de marketing recibirán un total de 1.218 millones de euros. Gracias a estos números, tienen planeada una inversión en el Mundial de unos 1.527 millones de euros. 

Estas son las cuentas que ahora le han presentado al mundo y con las que han intentado presionar a las federaciones más importantes del planeta fútbol. La intención es convencerles de que con Mundiales cada dos años, podrán reducir el periodo de tiempo para la recepción de estos ingresos, pero no las cantidades. Así lo han transmitido a través de un estudio de Nielsen y OpenEconomic, los expertos independientes que han trabajado para la FIFA.

Actualmente, las federaciones reciben como parte de estos presupuestos relacionados con la Copa del Mundo unas asignaciones de unos 5,4 millones de euros. Sin embargo, según Infantino y sus asesores, con los Mundiales bienales pasarían a ser de 22,5 millones, ya que las Copas del Mundo podrían dar en cada edición más de 4.000 'kilos'.

Eso sería así especialmente en el primer ciclo de cuatro años. Un planteamiento que intenta hacer presión a esas federaciones para que secunden totalmente el nuevo plan de la FIFA que quiere huir de ese gran agujero de 900 millones que les persigue.

[Más información: La Superliga sigue viva: el fallo del TJUE será a finales de 2022 y se pondría en marcha el nuevo formato]

Deportes FIFA Fútbol Fútbol Internacional Gianni Infantino Mundial de fútbol Mundial de Fútbol de 2022

Etiquetas:  #La #FIFA #se #agarra #al #nuevo #Mundial #cada #dos #años #para #paliar #la #crisis #suma #un #agujero #de #900 #millones

COMENTARIOS