La forja del héroe Courtois: el ''líder'' que habla siete idiomas y festeja el 'sabbat' judío
14:22
1 Diciembre 2021

La forja del héroe Courtois: el ''líder'' que habla siete idiomas y festeja el 'sabbat' judío

Sólo De Gea y Handanovic realizan más paradas que el belga en los grandes clubes de Europa. ''Es un líder'', dicen en Valdebebas.

LaLiga La clasificación

La imagen se repite, para preocupación y orgullo del Real Madrid: Thibaut Courtois (Bree, 1992) estirándose hacia lo imposible para evitar un gol del rival. Una y otra vez. Da igual el lugar. En San Siro contra el Inter, en el Bernabéu ante el Shakhtar, en Elche, en el Villamarín frente al Betis... Y en el último duelo, en Chamartín, contra un Sevilla tan arrollador como desesperado ante el belga. Lo intentó Rafa Mir en la primera parte, con un disparo al palo largo que el guardameta detuvo lanzando su pierna izquierda. Hubiera sido el 0-2. Y lo intentó Delaney, ya en el descuento, en un cabezazo a bocajarro que el portero rechazó para tranquilidad de la grada madridista, que ya tenía pesadillas con el 2-2.

Courtois salvó dos puntos más a un Madrid que le debe parte del liderato en Liga y Champions, y que tiene en el belga, en Benzema y en Vinicius a la Santísima Trinidad de su temporada. Los dos últimos marcan. El primero para, y mucho. El belga, el único futbolista de la plantilla que ha disputado todos los minutos del curso, realiza una parada cada media hora, según la web de estadística WhoScored. 39 disparos detenidos en la Liga, un dato que en los grandes del continente sólo es superado por De Gea (Manchester United, 40) y Handanovic (Inter, 41).

La rabia por el premio a mejor portero

La liga del confinamiento fue un punto de inflexión para Courtois. Zidane apostó definitivamente por él en el verano de 2019 y la salida de Keylor dejó la portería en sus manos. No lo desaprovechó. Fue el Zamora de la 19-20, se quedó a tres goles de Oblak en la 20-21 y después de un inicio de curso un tanto irregular, ya protege sus redes en una media cercana a la necesaria para repetir galardón. Hace casi dos meses que el Madrid no encaja más de un gol en un partido, ha dejado la portería a cero contra Shakhtar, Osasuna y Sheriff y ha recibido cuatro goles en los últimos cinco duelos ligueros.

Pero los números también dependen del nivel defensivo del equipo, lastrado por las lesiones de Carvajal y Mendy y recibiendo a un nuevo jerarca como Alaba. Por eso, para analizar a Courtois no vale sólo la estadística, hay que ir a las sensaciones. Y desde hace ya muchos meses, el día a día del Madrid obliga a pensar en el belga como uno de los mejores, si no el mejor, portero del mundo. Por eso le enfadó tanto haberse quedado fuera de los finalistas a mejor portero para la FIFA. En su lugar aparecieron Alisson (Liverpool), Donnarumma (PSG), Mendy (Chelsea) Neuer (Bayern) y Schmeichel (Leicester). El madridista argumentó la decisión aludiendo a sus críticas a la UEFA durante la Liga de Naciones.

"Es un líder"

En Valdebebas, la regularidad de Courtois le ha convertido en peso pesado del vestuario. La simpatía ayuda, cuentan en los campos de entrenamiento, pero sin eficiencia en los partidos no se puede ser importante en una plantilla como el Madrid. Lo sufrió el belga en su primer año, todavía peleando con un ilustre y querido Keylor, pero a raíz de su despegue encontró los galones. Es el madridista que más veces habla delante de los micrófonos y no esconde sus pensamientos. «Es un líder», confiesan en el club.

En la capital de España ha encontrado la estabilidad familiar que buscaba, con unas vacaciones en Tenerife cada verano como costumbre. Aquí tiene a sus dos hijos, a su expareja, con la que guarda una excelente relación, y a su nueva novia, la modelo israelí Mishel Gerzig, a la que conoció por Instagram y con la que incluso festeja el sabbat, el día sagrado del judaísmo. El portero habla siete idiomas y va a por el octavo, el hebreo. Los que mejor le conocen explican que es «un hombre de mundo, interesado por las diferentes culturas y muy curioso por los temas económicos y empresariales».

La ayuda de Llopis y la salchicha frikandel

El regreso de Luis Llopis, preparador de porteros del Madrid entre 2015 y 2018, ha servido para perfeccionar algunas de sus virtudes. El técnico utiliza diferentes aparatos tecnológicos y hace vídeoanálisis de los rivales para conseguir una respuesta más rápida de Courtois, que también ha mejorado el juego de pies, algo por lo que fue criticado.

Fuera, mantiene la disciplina alimentaria que le ha aconsejado su cocinero personal, con la excepción de la salchicha frikandel con patatas fritas, un plato típico de su país que toma a veces tras los partidos. En agosto, el Madrid le renovó hasta 2026 para hacerle sentir todavía más importante.


Etiquetas:  #La #forja #del #héroe #Courtois #el #líder #que #habla #siete #idiomas #y #festeja #el #sabbat #judío

COMENTARIOS