La frustración permanente de Neymar: ''Parece una pesadilla''
20:48
9 Diciembre 2022

La frustración permanente de Neymar: ''Parece una pesadilla''

A los 30 años y después de tres Mundiales, su próxima participación depende de su estado en el futuro y su licenciosa vida. La lesión en el Mundial de su país, el peor episodio de su carrera

Crónica La Croacia de Modric lleva al colapso a Brasil y pone a llorar a Neymar

Los mismos goles que Pelé, pero nada más que pueda compararle con la leyenda que lucha por su vida. Nada. Neymar sumó 77 tantos en el momento que creyó haber dado un paso definitivo hacia un lugar en el que jamás ha estado: las semifinales de un Mundial. La antesala de la gloria niega el paso a este futbolista que nunca se sentirá completo. Como Messi. Brasileños o argentinos no se entienden sin este título que es la historia de su fútbol. Pelé lo levanto cuatro veces. A Neymar, si su vida licenciosa lo permite, le queda una oportunidad. En el torneo que se disputará en Estados Unidos, Canadá y México, en 2026, tendrá 34 años. Luka Modric, su némesis y verdugo, tiene 37. Es posible pero es necesario cambiar.

Las lágrimas de la frustración no es la primera vez que aparecen en el rostro de Neymar con la 'canarinha'. En Doha, era incapaz de contenerlas, mientras era consolado por todos sus compañeros. Incluso por Marquinhos, que había fallado el último penalti. Por Dani Alves, por Alisson, por todos. Ninguno siente el fracaso como quien estaba llamado a una gran obra en el fútbol. Ha ganado la Champions, ligas y dinero, mucho dinero, pero para los suyos hay que hacerlo con otra camiseta. Incluso cuando Brasil ganó una Copa América, Neymar estaba lesionado.

"ESTAMOS TRISTES"

"Estamos tristes. Todo el equipo dio lo mejor y nos enoja esta forma de marcharnos. Teníamos la victoria en nuestras manos y se nos escapó", dijo Casemiro, el único que parecía estar más entero al dejar el terreno de juego del Education City. Neymar lo hacia arropado por los suyos, como un hijo al que se protege.

Croacia lo ha despedido de Qatar y Croacia alumbró su bautismo mundialista, en 2014, en su tierra. Luiz Felipe Scolari lo había convocado, en su primer año como futbolista del Barcelona, y se esperaba su explosión. Neymar no defraudó en el debut, con dos goles, uno de penalti, en la victoria sobre Modric (3-1). Brasil caminó hacia adelante, superó un duro cruce de octavos con Chile, uno de los verdugos de la España campeona, y se encontró en cuartos con Colombia. Durante el partido, Neymar recibió un golpe en la espalda de Camilo Zúñiga que le fracturó una vértebra lumbar. Eran las primeras lágrimas con Brasil. Las segundas las derramó al observar cómo sus compañeros caían en semifinales frente a Alemania por 1-7, un segundo 'Maracanazo' lejos de Maracaná. Cuatro años más tarde, en Rusia, Brasil cayó en cuartos, como en Qatar, con la emergente Bélgica que, cuatro años después, ha naufragado en el Mundial.

Si Neymar tendrá o no otra oportunidad, dependerá de su progresión a partir de ahora. La continuidad en el PSG parece asegurada, pero la inestabilidad del futbolista, personal y deportiva, lo convierte en una incógnita. Neymar es una de las imágenes publicitarias de Qatar, que pondrá fin al Mundial sin uno de sus reclamos.

Quien no estará en el siguiente Mundial es el capitán Thiago Silva, de 38 años. "Es difícil de explicar, pero a pesar de la tristeza la vida sigue y tenemos que levantar la cabeza", afirmó. "En el siguiente Mundial ya no podré levantar la Copa, al menos como jugador. Quizás en el futuro en otro cargo". Neymar, por ahora, no se lo cuestiona, solo llora.


Etiquetas:  #La #frustración #permanente #de #Neymar #Parece #una #pesadilla

COMENTARIOS