La funcionaria que negoció los contratos con Luceño asume la responsabilidad de la gestión
17:51
27 Mayo 2022

La funcionaria que negoció los contratos con Luceño asume la responsabilidad de la gestión

Ha declarado como testigo y ha asegurado que, como en el resto de contratos, informó al alcalde Almeida de sus negociaciones.

Elena Collado, la funcionaria del Ayuntamiento de Madrid que negoció los contratos de mascarillas, guantes y test antiCovid con el hoy imputado Alberto Luceño ha asumido ante el juez la responsabilidad de esa gestión.

No obstante, ha confirmado que "reportó" al alcalde de la capital, José Luis Martínez-Almeida, que estaba negociando estos encargos; al igual que hizo con todos, de los que también informó. En todo momento ha negado que ningún otro cargo o funcionario la dirigiera en esta actuación.

Así lo confirman fuentes presentes en la declaración a EL ESPAÑOL. En sus más de cuatro horas de interrogatorio, Elena Collado también ha asegurado al juez instructor que, cuando alertó de que se sintió estafada, creyó que había sido culpa de la proveedora del material sanitario, la empresa malasia Leno, que había engañado tanto a los intermediarios como al consistorio.

Como hasta ahora, la trabajadora municipal ha confirmado que pensó que los hoy investigados Luceño y su socio Luis Medina, al ofrecer material antiCovid al consistorio, tenían una intención ciertamente colaboradora, pese a que pudieran embolsarse por ello una cantidad de dinero. Pero nunca imaginó comisiones tan abultadas como las que finalmente, a espaldas del Ayuntamiento, ingresaron.

Entre los motivos que ha alegado para justificar que la Administración eligiese la oferta de Luceño y Medina, que ambos eran españoles, tenían otras empresas dedicadas a compraventa, parecían fiables y pensaron que la calidad de los artículos iba a ser la deseada. Finalmente, no fue así y las condiciones de los materiales no fueron las esperadas.

Negociar con Luceño

Este viernes, Collado ha acudido a los Juzgados de la madrileña Plaza de Castilla para declarar, como testigo, en el denominado caso Mascarillas, en el que se investiga la supuesta estafa sufrida por el consistorio en estas compras.

Fuentes de seguridad confirman a este periódico que la testigo ha accedido a los Juzgados en un coche de la Policía Municipal a través del garaje, evitando así ser fotografiada por los periodistas a su entrada. La decana de los Juzgados de Plaza de Castilla le ha obligado a que su salida sea a pie.

Ante el fiscal del caso, cuando fue interrogada en 2021, Collado aseguró que desconocía que los hoy investigados Luis Medina y Alberto Luceño pretendían cobrar una abultada comisión por estos contratos. "Si hubiera oído la palabra comisión, voy a la Policía", indicó.

Collado fue quien negoció por WhatsApp los contratos con Alberto Luceño que ahora investiga el juez. Así consta en las transcripciones obrantes en el sumario del caso Mascarillas. Tanto Luceño como Medina están imputados por los delitos de estafa, falsedad documental y blanqueo de capitales. En reiteradas ocasiones, el juez instructor, Adolfo Carretero, ha insistido en que no hay "ni el más mínimo indicio" de que Collado participara en los supuestos delitos.

'Caso Mascarillas'

A principios del pasado abril, la Fiscalía Anticorrupción presentó una querella contra el empresario Alberto Luceño y el aristócrata Luis Medina. En ella, el Ministerio Público relataba que ambos "inflaron" el precio de tres contratos sanitarios con la funeraria municipal de Madrid: para guantes, mascarillas y test contra el coronavirus.

Lo habrían hecho "de común acuerdo y con ánimo de obtener un exagerado e injustificado beneficio económico". Y entregaron al consistorio material defectuoso o que no cumplía lo acordado. La empresa municipal encargada de esta compra pagó por todos los artículos unos 11 millones de euros de dinero público.

Luis Medina cobró 912.742 euros como comisión, a razón de un dólar por cada mascarilla entregada. Su labor se habría limitado a facilitar el contacto de Elena Collado a Luceño, con el que éste negoció desde entonces y, en total, se embolsó más de cinco millones de euros por los tres contratos.

Asimismo, según la querella de Anticorrupción, los dos comisionistas usaron, supuestamente, documentos falsificados para justificar estos abultados ingresos en sus entidades bancarias.

Con la compra de bienes de lujo —entre ellos, un piso en Pozuelo de Alarcón, un velero o varios coches deportivos; todo ello ya embargado por el Juzgado—, los dos empresarios habrían tratado de reintroducir este dinero en el circuito legal.

Ambos están imputados por los delitos de estafa agravada, blanqueo de capitales y falsedad documental. Por su parte, Luis Medina Abascal también suma el de alzamiento de bienes. El hijo de Naty Abascal continuó vaciando sus cuentas corrientes después de que, una vez interrogado por el fiscal anticorrupción y ya sabiéndose investigado, le asegurase que no iba a hacerlo.

Covid-19 Jueces Luis Medina Madrid

Etiquetas:  #La #funcionaria #que #negoció #los #contratos #con #Luceño #asume #la #responsabilidad #de #la #gestión

COMENTARIOS