La gran depresión del Barça: sin Champions, en la ruina económica y con Xavi y Laporta señalados
08:20
9 Diciembre 2021

La gran depresión del Barça: sin Champions, en la ruina económica y con Xavi y Laporta señalados

El Barcelona jugará la Europa League tras caer en Champions, lo que supondrá un nuevo golpe a las ya maltrechas cuentas del club azulgrana. 

La carambola no se dio y el desastre ya es una realidad. El FC Barcelona va a jugar la Europa League 2021/2022. El Bayern Múnich fue implacable, el Benfica no falló y Xavi Hernández se lleva su primer gran varapalo como entrenador del Barça. La tragedia agrava la situación deportiva de la entidad, en un claro proceso de reconstrucción, y también la económica, ya que los culés contaban en sus presupuestos con la cantidad que recibirían de alcanzar los cuartos de final de la Champions League.

Tremendo palo para la economía diezmada del club. La deuda mil millonaria no verá en los ingresos por estar en la máxima competición continental un respiro. Los datos que se presentaron en el mes de octubre hacían públicas unas pérdidas por valor de casi 500 millones de euros en la última temporada. Para aplacar esta situación, se confiaba en que el cinturón apretado podrían obtener un resultado de cinco millones positivos al término del nuevo ejercicio. Esto se tendrá que conseguir por otro lado o los números rojos volverán a aparecer en el resumen de la campaña.

La primera temporada de Joan Laporta en su segundo mandato al frente del Barça sigue cogiendo color oscuro. El presidente llegó con unas promesas que no está cumpliendo. Deportivamente, ve como su equipo ha perdido la esencia que busca recuperar con Xavi y ha caído este miércoles sin dignidad. El máximo responsable del club queda muy señalado por lo sucedido en este inicio de la 2021/2022. La recuperación iba a ser dura, pero la sensación de que ganó unas elecciones con un plan que ha resultado ser humo empieza a imperar.

Joan Laporta, durante un acto del FC Barcelona

Joan Laporta, durante un acto del FC Barcelona EFE

No parecía darle y no le ha dado. La Champions League ahora mismo está lejos del alcance azulgrana. Queda el consuelo, algo desagradable, de la Europa League, una competición que sí parece a la altura de esta plantilla. El objetivo ahora es ganar el segundo torneo continental y así subsanar, sobre todo, la economía de una entidad que pasa por una grave crisis a todos los niveles. La deportiva todavía tardará en recuperarse. El culé ahora también se cuestiona la credibilidad de Laporta.

"Es lo que hay"

El milagro era posible ya que dependía de ganar su encuentro. Parecía una utopía que un equipo que solo ha marcado dos goles batiera a uno que estaba imbatido. Lo fue. Los azulgranas, a pesar de que contaban a su favor con que no había público en las gradas, se vieron muy inferiores en el Allianz Arena. La pesadilla, la bestia negra en la que se ha convertido el conjunto germano volvió a devorar a un grupo que está con lo justo, o con "lo que hay" como dijo Ronald Koeman, y que tiene mucho por crecer de la mano de Xavi.

El de Terrassa sabía a lo que venía. La presión es máxima porque los resultados de esta temporada empiezan a parecer que serán bastante malos. Llegó a un equipo con muchas bajas, con el tormento todavía de la salida de Leo Messi y sin poder hacer contrataciones por la situación económica de la entidad. Con todo eso, se antojaba más complicada la reacción. Xavi llegaba con la vitola de 'Nuevo Guardiola', pero no tenía los mimbres con los que empezó la carrera en los banquillos del actual entrenador del Manchester City.

El futuro económico

La realidad económica del conjunto azulgrana es la que es: unas deudas que superan los mil millones de euros y unos ingresos mermados por la pandemia de la Covid-19 y unos recursos cada vez más deteriorados. Los 22 millones que se habían presupuestado por alcanzar los cuartos de final tendrá que rescatarlos Xavi en la Europa League y para ello tendrá que ganarla. Aún así tampoco los tendrá asegurados ya que las cantidades son un poco inferiores. Eso sí, esto aseguraría la plaza para la Champions League de la próxima temporada, algo innegociable con esta situación económica.

Los jugadores del Bayern Múnich celebran el gol de Leroy Sané ante el FC Barcelona.

Los jugadores del Bayern Múnich celebran el gol de Leroy Sané ante el FC Barcelona. REUTERS

Si hablamos de recursos deteriorados, hay que irse al Camp Nou. El proyecto del Espai Barça está encima de la mesa, pero todavía no ha comenzado ni está asegurada su construcción. Laporta ha dado unas previsiones de negocio por la comercialización del nombre del coliseo superiores a las que obtienen otros equipos que tienen apellido comercial. Pero lo que es más necesario es la remodelación de su estructura muy dañada y que no tiene tan siquiera su instalación eléctrica asegurada.

También tienen que negociar por el nuevo patrocinador principal del club, ya que el acuerdo con Rakuten finaliza este año. La entidad espera conseguir cifras similares, pero la realidad es que todas las negociaciones que ha llevado a cabo hasta ahora le están saliendo rana. Todo apunta a que el Barça tendrá que aliarse con países de Oriente Medio como Arabia Saudí, con los que ya ha habido contactos.

Fractura social

Joan Laporta recuperó la presidencia del club diez años después con promesas que, por el momento, se le están volviendo en contra. No ha podido retener a Leo Messi, su estructura deportiva ha quedado tocada después de la destitución de Koeman y la salida de Ramón Planes y sigue sin tener atado un futuro económico para la entidad a pesar de contar con mentes brillantes como la de Ferran Reverter.

Xavi Hernández, en el banquillo del FC Barcelona

Xavi Hernández, en el banquillo del FC Barcelona Reuters

Si llegó fue por la dimisión de Josep María Bartomeu. Hablar de este presidente del Barça es hacerlo de la peor gestión del club de este siglo y, probablemente, de la historia de la entidad. A pesar de algunos éxitos deportivos y vivir la etapa de uno de los mejores jugadores de la historia del fútbol, dejó la entidad en ruinas. Ahora se enfrenta a un juicio en el que está encausado el mismo Barça por el gran perjuicio que hizo su labor como máximo responsable de la entidad, con causas abiertas por delitos de administración desleal y corrupción entre particulares.

Es el Barça es la situación más enturbiada de su historia y este miércoles ha vivido un puñal más. La herida ya es muy grande, pero es que no deja de sangrar. El episodio de Múnich será recordado por siempre. Hacía 20 años que el club no se quedaba en la fase de grupos de la máxima competición continental. Le ha pasado en el peor momento posible por lo económico, pero también por lo deportivo ya que la estocada que se lleva esta joven plantilla es muy grave.

[Más información: El FC Barcelona jugará la Europa League: eliminado de la Champions tras perder ante el Bayern]

Champions League Deportes Europa League FC Barcelona FC Bayern de Múnich Fútbol Gerard Piqué Joan Laporta i Estruch La Liga Xavi Hernández

Etiquetas:  #La #gran #depresión #del #Barça #sin #Champions #en #la #ruina #económica #y #con #Xavi #y #Laporta #señalados

COMENTARIOS