La industria pide a Maroto protección frente al golpe por el fondo de las renovables que prepara Transición Ecológica
01:32
10 Febrero 2021

La industria pide a Maroto protección frente al golpe por el fondo de las renovables que prepara Transición Ecológica

Varias patronales reclaman por carta a Maroto que defienda la competitividad del sector, como ha hecho Luis Planas con la prohibición de cazar lobos.

La gran industria ha intensificado su presión sobre sobre la ministra Reyes Maroto para que intente frenar o al menos mitigar el impacto que según denuncia el sector va a suponer la aprobación del Fondo Nacional para la Sostenibilidad del Sistema Eléctrico sobre su ya precaria competitividad internacional. Varias de las principales patronales industriales han hecho llegar en las últimas semanas sus reivindicaciones a Maroto y a su equipo en un último y desesperado intento de obtener protección frente a la vicepresidencia de Transición Ecológica que dirige Teresa Ribera. Se han solicitado de manera infructuosa reuniones, ha habido llamadas, cartas... pero en el sector lamentan que en el ministerio que lleva su nombre no se les defiende de manera efectiva por el claro déficit de fuerzas en el Consejo de Ministros frente a Ribera.

La industria también ha utilizado el cauce oficial mediante el registro de decenas de alegaciones en el buzón de Transición Ecológica sobre el anteproyecto de Ley que regula la creación de este fondo, aunque en esta vía depositan menos esperanzas. En esta documentación, a la que en gran parte ha tenido acceso EL MUNDO, exponen como principal conclusión que la traslación del coste de 7.000 millones de euros en renovables cargados históricamente sobre el recibo eléctrico a otras energías como los carburantes y, sobre todo, el gas elevará en gran medida sus costes y les hará más ineficientes frente a las fábricas alemanas, francesas y, no digamos ya, asiáticas.

El sector pide a Maroto que emule al ministro de Agricultura, Luis Planas, que este lunes se mostró contrario a la prohibición de cazar lobos impulsada por Ribera al constatar el impacto que tendría sobre la ganadería. "No estoy de acuerdo y comparto la preocupación de los ganaderos", señaló titular del campo español. En el sector industrial quieren una protección similar. ""Hemos pedido reuniones al ministerio y no nos han hecho caso. Desde luego si se han preocupado o han hecho algo por defender nuestros intereses, no lo hemos notado", explica Andrés Barceló, director general de la patronal siderúrgica Unesid.

Uno de los argumentos más repetidos entre las distintas patronales industriales alude al mal momento en que cae el cambio, con la industria sumida en una dura crisis que supuso en 2020 el mayor desplome de actividad en los últimos 11 años. Desde Transición Ecológica alegan que la introducción del fondo, si finalmente es aprobado por el Parlamento, se extendería de manera paulatina durante cinco años para mitigar el impacto e incluiría compensaciones de hasta el 85% del aumento del coste para los industriales.

La patronal de la cerámica Ascer mandó una carta a Maroto el pasado 22 de enero en la que advertía del riesgo para la supervivencia del sector si el fondo u otras de las medidas de descarbonización impulsadas por el Gobierno seguían adelante al ritmo actual. En esta carta, Ascer cifra en 48 millones de euros el impacto de esta medida por el encarecimiento del gas que sufrirán en sus procesos productivos. En la misiva, Ascer pide "apoyo" y avisa de que el inicio de 2021 no está siendo tan bueno como se esperaba debido a que "se están abriendo demasiados frente que amenazan seriamente al sector y sus puestos de trabajo". "El anteproyecto es muy incierto y transmite inseguridad jurídica, lo que al final acaba frenando la inversión", comenta Alberto Echavarria, secretario general de la asociación.

En la industria papelera también tienen claro quién acabará pagando el coste del nuevo fondo, y no serán precisamente ni las 600 eléctricas o petroleras que contribuirán a financiarlo en un primer momento. "Estas empresas serán meras recaudadoras y luego lo acabarán trasladando a sus clientes, como es lógico. Según nuestra estimación, el mayor coste que implicará para la industria se lleva la mitad de las ayudas contempladas en el actual Estatuto del Consumidor Electrointensivo", explica Carlos Reinoso, director general de Aspapel. La memoria económica del anteproyecto de Ley deja libera 94 milllones de estas ayudas al PGE y lo endosa también al fondo.

Los industriales consideran que el desequilibrio de poder entre Transición Ecológica e Industria en el seno del Gobierno es palpable y se reivindican como fuente de empleo de calidad. "A todos nos gustaría que la industria tuviera un marco de competencias más potente y menos limitado, con una secretaria de Estado propia", lamenta Aniceto Zaragoza, director general de la patronal de cementeras Oficemen.


Etiquetas:  #La #industria #pide #a #Maroto #protección #frente #al #golpe #por #el #fondo #de #las #renovables #que #prepara #Transición #Ecológica

COMENTARIOS