La inflación restará 42.000 millones de poder adquisitivo a las familias españolas entre este año y 2023
08:24
21 Octubre 2022

La inflación restará 42.000 millones de poder adquisitivo a las familias españolas entre este año y 2023

La caída del poder de compra de los hogares irá unido a un menor ahorro este año

Sólo un 20% de los hogares ahorraron en la pandemia y tienen un colchón extra para capear la inflación

La inflación ha provocado una subida del coste de la vida, es decir, un empobrecimiento que ya se calcula para este año en 34.000 millones de euros, a los que se sumarán otros 8.100 millones adicionales en 2023. En total, las familias contarán con 42.000 millones de euros menos entre este año y el próximo.

Los precios en España han subido en 2022 de media un 9% -con datos hasta septiembre- y se prevé que en 2023 suban de media otro 5-6% adicional, de acuerdo a las previsiones. Esto supone que a falta de incrementos semejantes de los ingresos (que no se están produciendo), las familias seguirán perdiendo poder de compra.

Según cálculos de Funcas compartidos con EL MUNDO, el incremento que se ha producido este año del 5,5% en la remuneración de los asalariados (en el que influyen tanto el aumento del empleo como el de los salarios), junto al incremento de otro tipo de ingresos (remuneraciones no salariales, dividendos, intereses, etc.) o el alza del 5,8% en las transferencias públicas, una vez descontados los impuestos y otras deducciones, reflejan un incremento de la renta disponible de los hogares en términos nominales del 3,5%, al que hay que descontar la inflación.

La resta arroja un resultado en términos reales de pérdida de poder adquisitivo. "Nuestra estimación de pérdida de poder adquisitivo del conjunto de familias es de 34.000 millones en 2022. Esto es una caída del 4,2%. Este porcentaje es para el total de familias, que incluye aquellas que consiguieron un empleo (algo que atenúa el impacto total). La reducción de poder adquisitivo descontando el efecto del empleo (que es lo percibido por la mayoría de familias) es por tanto aun mayor: un -6,5%, según nuestras estimaciones", explica Raymond Torres, director de coyuntura de Funcas.

Se refiere a que en el total de familias se incluyen algunas que en 2022 han conseguido un empleo, mientras que el año anterior estaban en situación de paro, y para ellas -a pesar de la inflación- se ha producido una ganancia de poder adquisitivo. Su inclusión en el total desvirtúa un poco la pérdida de poder de compra que se ha producido en cualquier casa promedio en la que se ha mantenido el mismo nivel de empleo (siguen trabajando las mismas personas y en los mismos puestos).

Para 2023, dado que la inflación seguirá subiendo y las rentas no crecerán al mismo ritmo, esperan que la renta disponible de los hogares caiga otro 1%, el equivalente a 8.100 millones de euros. Se encadenarían así dos años seguidos de pérdida de poder adquisitivo, después de un 2021 en el que los hogares contaron con 7.700 millones más de poder de compra, sobre todo por la mejora del empleo que se produjo ese año frente al de la pandemia.

Empezamos a ahorrar menos

Pese a que los españoles están sufriendo este año una caída del poder adquisitivo (con sus ingresos, incluso aunque suban ligeramente, pueden comprar mucho menos), no están teniendo que recurrir en términos globales al colchón de ahorro acumulado durante la pandemia, pero esto sí se está traduciendo en que están ahorrando menos, a tasas similares a las previas a la pandemia.

Si hubieran tenido que tirar de los ahorros de 2020 y 2021, en 2022 no se registraría ningún ahorro, y los datos demuestran que las familias sí están ahorrando aunque sea menos que en los últimos dos años.

La pandemia y las restricciones administrativas impuestas en 2020 para contener el virus impidieron que los españoles gastaran como venían haciendo en el pasado. Se redujeron al mínimo los viajes, el ocio e incluso ciertas compras (no hacía falta ropa nueva para estar en casa) de ahí que los hogares consiguieran acumular un ahorro récord en ese año: 63.900 millones de euros en depósitos y cuentas corrientes, según los datos del Banco de España.

En el año 2021 continuaron aún algunas limitaciones a la actividad-sobre todo en la primera mitad del año-, de ahí que el ahorro de ese ejercicio también fuera inusualmente abultado (42.400 millones) y, con la llegada de 2022, con la pandemia superada y las restricciones eliminadas, todo parecía indicar que los hogares volverían a gastar con alegría y dejar de ahorrar, pero la guerra en Ucrania desbarató esa hoja de ruta. La incertidumbre económica y la inflación han empobrecido a las familias y el consumo de nuevo se ha puesto en jaque, porque todo es más caro (la inflación promedio está en el 8,98%) y porque se teme necesitar más fondos en el futuro.

Por ello, los hogares de nuevo han incrementado su ahorro, aunque a menor ritmo en esta ocasión. En los primeros ocho meses del año han preservado 34.000 millones de euros en depósitos, según datos del Banco de España, pero la tasa de ahorro (es decir, lo que ahorran con respecto a su renta disponible) ha bajado hasta suponer a cierre del segundo trimestre un 8,5%, frente al 13,7% en que se situó en 2021 en promedio, tal y como recoge el INE.

Aunque los datos del Banco de España parecen indicar que el ahorro en depósitos está siendo este año más fuerte que el año pasado, lo cierto es que el ahorro total de los hogares incluye el dinero depositado en otros instrumentos financieros (bolsa, bonos, seguros, planes de pensiones, etc.), de ahí que la tasa de ahorro sea el mejor indicador para conocer cómo fluctúan los ahorros.

"Esta caída de más de cinco puntos en la tasa de ahorro supone pasar de preservar 108.000 millones de euros en 2021 a 71.000 millones en 2022, es decir, 37.000 millones menos de ahorro", apunta el experto de Funcas, aunque cree que aquí es importante señalar la heterogeneidad de los hogares: "la gente que sigue pudiendo ahorrar igual, consume igual; pero hay otros que ya han tenido que tirar del ahorro e incluso lo han gastado todo, y esos son los que dejan de consumir".

El ahorro lo concentran un 20% de las familias

Se refiere a que el problema está en que el ahorro no se distribuye de forma homogénea entre todos los hogares (si el ahorro fuera el mismo en todas las casas, cada una habría ahorrado 2.241,5 euros en 2021 y 1.797,4 euros en lo que va de 2022, sólo en depósitos); pero según el Banco Central Europeo (BCE), sólo un 20% de las familias en Europa consiguieron ahorrar durante la pandemia, lo que supone que todo ese dinero lo acumulan pocas manos.

Habida cuenta de que en España hay 18,9 millones de hogares, según los últimos datos del Instituto Nacional de Estadística (INE), tan sólo 3,78 millones de hogares habrían conseguido ahorrar en los últimos años, a razón de 28.121,6 euros cada uno en depósitos entre 2021 y 2022. Todos los demás no habrían conseguido separar nada de sus ingresos para ahorro y se habrían visto obligados a gastar todo lo ingresado, a tener que endeudarse para mantener un nivel de consumo o incluso a tener que reducir su nivel de compras.

Aunque los hogares no han tenido que tirar de ese ahorro que consiguieron acumular durante la pandemia lo cierto es que éste se ha visto erosionado por el efecto de la inflación: suponiendo que los españoles hayan mantenido este año el mismo nivel y composición de consumo que el año pasado, los 42.400 millones que consiguieron ahorrar en 2021 equivaldrían hoy a 38.600 euros, ya que se ha producido una pérdida de poder adquisitivo equivalente a 3.800 millones de euros por la mera existencia de la inflación (que es en promedio del 8,98% en lo que va de año), mientras que los 63.900 millones que guardaron en 2020, equivaldrían hoy a 55.465 millones.


Etiquetas:  #La #inflación #restará #42000 #millones #de #poder #adquisitivo #a #las #familias #españolas #entre #este #año #y #2023

COMENTARIOS