La inflación se dispara al 10,7% en la Eurozona con España como el segundo país con menor subida de precios
18:44
31 Octubre 2022

La inflación se dispara al 10,7% en la Eurozona con España como el segundo país con menor subida de precios

El PIB creció un 0,2% en el el tercer trimestre en el viejo continente, en línea con el repunte de España

La economía española deja de crecer cuando está todavía un 2% por debajo del nivel prepandemia

La inflación marcó un nuevo récord histórico en la Eurozona en el mes de octubre, cuando los precios se situaron de media un 10,7% más altos que en el mismo mes del año anterior. España, con una inflación armonizada del 7,3% en octubre, fue el segundo país con una subida de precios más moderada, por detrás de Francia, donde el IPC subió un 7,1%, según los datos publicados este lunes por Eurostat.

Se trata de un incremento sin precedentes de la inflación, que pone contra las cuerdas al Banco Central Europeo (BCE). La institución que regula la política monetaria de la zona euro ya ha elevado los tipos de interés hasta el 2% desde el verano y, aún así, este endurecimiento de las condiciones de financiación por el momento no ha surtido efecto. Los economistas que defienden que la inflación que sufre Europa es de oferta y no de demanda sostienen que por mucho que suban los tipos para enfriar la economía -lo que podría agravar la recesión-, el BCE no conseguirá contener la inflación.

"El grueso de la inflación europea actual se debe sobre todo al precio de los alimentos y de la energía, que tiene mucho más que ver con lo que ocurra con el conflicto de Ucrania que con lo que pueda hacer el BCE. La capacidad del BCE de controlar los precios es en esta ocasión muy limitada, porque poco puede hacer sobre el precio de los alimentos y la energía. Por el contrario, es muy amplia su capacidad de hacer daño si suben los tipos en exceso en medio de una recesión (en la que estaremos en unos meses)", señalaba precisamente este lunes Víctor Alvargonzález, asesor financiero y fundador de Nextep Finance.

La institución que preside Christine Lagarde, sin embargo, está utilizando todas sus herramientas para intentar cumplir con su mandato: la estabilidad de precios, que pasa por conseguir una inflación estable de en torno al 2%, cinco veces inferior a la actual.

A pesar de las subidas constantes de los tipos, la inflación ha continuado al alza: fue del 8,1% en mayo; 8,6%, en junio; 8,9% en julio; 9,1% en agosto; 9,9% en septiembre y 10,7% en octubre.

Eurostat ha explicado que los principales componentes que han tirado de los precios en octubre han sido la energía, que se habría encarecido un 41,9% interanual en octubre -la tasa más alta registrada-; los alimentos, bebidas alcohólicas y tabaco (+13,1%); productos industriales no energéticos (+6%) y servicios (+4,4%).

La inflación subyacente -que excluye el precio de los alimentos frescos y los productos energéticos, por ser los más volátiles- se situó en el 6,4% interanual en octubre, cuatro décimas por encima del nivel de septiembre. En términos mensuales la inflación general subió un 1,5% en octubre respecto a septiembre, mientras que la subyacente repuntó siete décimas.

Los países que registraron niveles de inflación más elevados fueron Estonia (22,4%), Lituania (22%), Letonia (21,8%), Países Bajos (16,8%), Eslovaquia (14,5%), Bélgica (13,1%) e Italia (12,8%). En Alemania la inflación se situó en el 11,6%, frente al 10,9% de septiembre; mientras que en Portugal ascendió al 10,6% en octubre, desde el 9,8% de septiembre.

España es el segundo país con menor inflación, de hecho el diferencial con la Eurozona se sitúa en -3,4 puntos, la brecha a la baja más elevado desde el inicio de la serie histórica, en 1997. En un mes ha caído 2,5 puntos, el mayor descenso de la serie.

El crecimiento se estanca

Eurostat también adelantó este lunes una estimación preliminar del crecimiento económico de la Eurozona y la UE, que registraron en el tercer trimestre un avance del PIB del 0,2%, en línea con el de España. Tanto el dato de crecimiento como el de inflación deberán ser confirmados a mediados de noviembre por la agencia de estadística comunitaria.

Esto implica un estancamiento del crecimiento económico en el continente, después de que en el segundo trimestre el PIB creciera un 0,8% en la Eurozona y un 0,7% en la UE.

"Si bien las grietas en la economía de la Eurozona se muestran claramente, la economía continuó expandiéndose en el tercer trimestre. En Alemania, parece que esto se debió principalmente a las últimas etapas del repunte del consumo, mientras que en Francia el crecimiento del consumo ya se había estancado y la inversión fue la sorpresa positiva. España experimentó una rápida desaceleración del crecimiento, pero la recuperación del turismo impidió que la economía entrara en números rojos en el tercer trimestre", explican los analistas de ING.

Advierten de que "el panorama sigue siendo sombrío": la confianza del consumidor está cerca de mínimos históricos, ya que el crecimiento del salario real se encuentra en un mínimo de varias décadas en este momento. "Esto pesa sustancialmente sobre las perspectivas de consumo, ya que las ventas minoristas ya han tenido una tendencia a la baja en los últimos trimestres. La reapertura de las economías impulsó los servicios, pero ese efecto ahora se está desvaneciendo. Con los tipos de interés al alza y las perspectivas económicas inciertas, las expectativas de inversión también se están debilitando. Por lo tanto, todavía esperamos que la economía se contraiga en los próximos trimestres", avisan.

"El aumento del PIB de la zona euro en el tercer trimestre no altera nuestra opinión de que la zona euro está al borde de una recesión. Pero dado que la inflación ha superado con creces el 10%, el BCE priorizará la estabilidad de precios y seguirá adelante con las subidas de tipos a pesar de todo", apuntan desde Capital Economics.

El crecimiento trimestral del 0,2% de España está en línea con el registrado en la media del continente. Los países que más crecieron en el periodo fueron Suecia (+0,7%) e Italia (+0,5%), mientras que algunos países ya vieron cómo se contraía su economía: Letonia perdió un 1,7% y Bélgica y Austria decrecieron un 0,1%.

En términos interanuales, comparando con el tercer trimestre de 2021, el PIB creció en el tercer trimestre un 2,1% en la Eurozona y un 2,4% en la UE, ralentizándose considerablemente respecto al repunte del 4,3% que había registrado en el trimestre anterior en ambas zonas.

España el segundo país con un avance más elevado (del 3,8%), sólo por detrás de Portugal, cuyo PIB repuntó un 4,9%. El único país que decrece en términos interanuales es Letonia, cuyo PIB se contrajo un 0,4% respecto al tercer trimestre de 2021.


Etiquetas:  #La #inflación #se #dispara #al #107 #en #la #Eurozona #con #España #como #el #segundo #país #con #menor #subida #de #precios

COMENTARIOS