La llegada más caótica: pinchazo de Evenepoel y caída de Roglic
18:36
6 Septiembre 2022

La llegada más caótica: pinchazo de Evenepoel y caída de Roglic

El danés suma su segundo triunfo en una etapa en la que Roglic atacó a falta de dos kilómetros y se cayó a falta de 50 metros. Evenepoel pinchó en el último tramo y perdió ocho segundos.

Un final de locos en una etapa que se antojaba anodina. Cosas de esta Vuelta que siempre aguarda sorpresas. Primoz Roglic, en una jornada para velocistas, atacó a falta de 2,8 kilómetros para la meta y justo después Remco Evenepoel sufrió un pinchazo. Eso sí, dentro de la zona de seguridad de los últimos tres kilómetros, por lo que que le otorgarán el tiempo del pelotón: ocho segundos de pérdida.

El esloveno apretó con coraje, a su estela se pegaron los velocistas Pedersen, Ackermann, Van Poppel y Wright, pero a falta de 50 metros el líder del Jumbo sufrió una caída que le impidió sumar bonificaciones. Sangre en una pierna, decepción, y segunda victoria para Mads Pedersen. El caos y el nerviosismo se adueña de una carrera.

Hasta el momento en el que todo se puso patas arriba, Evenepoel se incrustó en la punta de pelotón para esquivar los riesgos de una peligrosa cita. Lo hizo bien, pero no pudo evitar el pinchazo. Al fenómeno belga se le disparó la adrenalina. Ni un segundo de relax.

Una pelea abierta

En la llegada de Tomares, sin un equipo con dominio absoluto, los velocistas se lanzan a una pelea abierta en la que todo estuvo condicionado por el arreón de Roglic. El esloveno es una bendición para la Vuelta. Lo suyo fue un intenso ejercicio de explosividad y potencia.

Un capítulo menos en la hoja de ruta de Evenepoel, con susto inesperado. El belga sumó su décima jornada al comando de una Vuelta. Tras la jornada de descanso, continuaron las bajas por Covid: Maxim van Gils (Lotto Soudal). Esteban Chaves (EF Education) abandonó por molestias que le impedían rendir en las condiciones deseadas.

El día arrancó con la fuga de Ander Okamika (Burgos-BH) y Luis Ángel Maté (Euskaltel-Euskadi), que saltaron por antes de que Lebrija ovacionara a su ilustre vecino: Juanpe López. La pareja llegó a tener más de tres minutos de ventaja e hizo camino hasta 12 kilómetros de la meta de Tomares, 175 kilómetros de aventura. Entonces, el Trek de Mads Pedersen y el Cofidis de Bryan Coquard pusieron a sus rodadores en los puestos cabeceros del pelotón para imponer un ritmo fuerte e impedir una nueva fuga.

Una caída inoportuna

El grupo, con el viento favorable, cabalgó unido hasta las cercanías de Tomares, con Roglic y Carlos Rodríguez en las primera plazas. Carapaz y Froome, en las últimas posiciones. Cuando la carrera se empinaba ligeramente, el esloveno buscó las bonificaciones y todo saltó por los aires. Ahora, el esloveno tendrá que ser examinado por los médicos para determinar la gravedad de esa maldita caída. Todos en el alerta.

Este miércoles, cambio de tercio, con una jornada llana hasta el tramo final, con el ascenso al Monasterio de Tentudía, situado en un puerto de segunda categoría. Oportunidad para aventureros y para los primeros de la general. El Quick Step, obligado a proteger a un líder que ansía llegar a Madrid.


Etiquetas:  #La #llegada #más #caótica #pinchazo #de #Evenepoel #y #caída #de #Roglic

COMENTARIOS