La maldición de la calle Génova: la promesa incumplida de Casado se vuelve contra Feijóo
00:39
19 Agosto 2022

La maldición de la calle Génova: la promesa incumplida de Casado se vuelve contra Feijóo

El PSOE sigue usando la imagen de la sede del PP como símbolo de la corrupción del partido.

La herencia envenenada de Rajoy y de Pablo Casado golpea a Feijóo. Después de que el presidente del PP criticara este jueves que el Gobierno "cocine" en secreto el indulto al expresidente del PSOE José Antonio Griñán, la ministra portavoz, Isabel Rodríguez, le replicó instándole a abandonar la sede de la calle Génova "pagada en B". 

Pablo Casado anunció en febrero de 2021 la decisión de vender la sede de la calle Génova, como un gesto para romper con el pasado de corrupción de la etapa de Mariano Rajoy. "Buscamos algo más moderno y con más cristaleras, que dé una imagen de transparencia", dijo. Incluso esgrimió motivos prácticos: "No necesitamos un edificio tan grande, en Génova hay mucho espacio desaprovechado"

La Audiencia Nacional confirmaría meses después, en octubre de 2021, que el PP pagó un millón de euros de las obras de reforma del edificio, con donaciones de empresarios que el extesorero Luis Bárcenas anotaba en la contabilidad B del partido. Al pagar en negro las obras ejecutadas ente 2006 y 2010, el PP defraudó además a Hacienda más de 123.000 euros.

[Luis Bárcenas, condenado a dos años de prisión por pagar con fondos B la reforma de Génova]

Pero Casado no cumplió su promesa. O le faltó tiempo. Porque justo un año después de anunciar públicamente que el PP se trasladaría de sede, era relevado en la presidencia del partido. Y la maldición de Génova sigue persiguiendo a su sucesor. 

El equipo de Casado contrató a la consultora Colliers para planificar el traslado. A principios de este año, poco antes de que Feijóo asumiera la presidencia del partido, los expertos de Colliers habían seleccionado media docena de edificios, todos ellos próximos a la Plaza de Colón, para abrir la nueva sede del PP.

Javier Muñoz

Tras un primer filtrado, se seleccionaron dos edificios enteros, que estaban a la venta: uno junto a la Castellana y otro en el barrio de Salamanca. No ha trascendido si la inmobiliaria ya había dado con un posible comprador para la sede de Génova, valorada en cerca de 40 millones de euros, y que ya arrastra el estigma de la corrupción de la era Bárcenas.

Sin embargo, Feijóo encontró demasiado engorrosa esta operación. En una rueda de prensa ofrecida el pasado mes de mayo, el coordinador general del partido, Elías Bendodo, anunció que el PP renunciaba a vender Génova. "La sede es de los militantes", señaló, "los edificios no tienen la culpa de nada".

Feijóo para la operación

Feijóo tomó esta decisión consciente de que el PSOE seguirá utilizando de forma recurrente la imagen de la sede de la calle Génova como símbolo de la corrupción de etapas pasadas del PP. 

Ya el pasado 28 de julio, la ministra de Educación y nueva portavoz del PSOE, Pilar Alegría, aprovechó una rueda de prensa para afirmar que "el señor Feijóo tiene una relación muy complicada con la sede de Génova. Si el Partido Popular no sabe ni qué hacer con su sede, ¿cómo nos van a plantear un proyecto serio de gobierno para este país?”.

Podemos fue más cáustico. Cuando Casado anunció la decisión de vender el edificio de la calle Génova, el partido de Ione Belarra publicó un tuit con el lema "El PP cambia de sede", acompañado por la foto de la cárcel de Soto del Real.

Podemos ha calificado sistemáticamente al PP como "el partido más corrupto de Europa", aunque los 120 millones de euros defraudados por la trama Gürtel están muy lejos de los 680 millones malversados en el caso ERE de Andalucía.

El partido morado se ha mostrado mucho más complaciente con la sentencia que condena a cárcel al socialista José Antonio Griñán e inhabilita a Manuel Chaves para ocupar cargos públicos por los ERE, dando a entender que sólo le preocupa la corrupción si puede utilizarla contra el PP.

También la portavoz de Más Madrid, Mónica García, recurrió al mismo argumento cuando el PP de Feijóo renunció a vender su sede. “El señor Feijóo ha decidido que cancela la venta de Génova, 13, pagada con dinero negro con mordidas y que es símbolo de la corrupción del Partido Popular desde hace más de tres décadas”, afirmó, "Casado iba a vender Génova porque era ese símbolo de corrupción y al final ha sido Génova quien ha dejado vendido a Casado por denunciar la corrupción”.

Mientras al PP le llueven las críticas por el caso Gürtel y la contabilidad B de Luis Bárcenas, Feijóo dijo tras la sentencia de lo ERE que no tiene intención de utilizar el caso para "desacreditar" al PSOE, y mostró su convicción de que "la inmensa mayoría de cargos públicos" de dicho partido son "gente honrada"

De nuevo, este jueves, el líder del PP aseguraba que no tiene "ningún interés, ni personal ni político" en que el expresidente de la Junta de Andalucía José Antonio Griñán entre en prisión, pero criticó que el Gobierno esté "cocinando" su indulto sin informar a la opinión pública ni al primer partido de la oposición.

Alberto Núñez Feijóo Caso Gürtel José Antonio Griñán Luis Bárcenas Pablo Casado Partido Popular (PP)

Etiquetas:  #La #maldición #de #la #calle #Génova #la #promesa #incumplida #de #Casado #se #vuelve #contra #Feijóo

COMENTARIOS