La mitad de los votantes de Ciudadanos y uno de cada tres de los del PP se quedaron en casa el 14-F
02:27
16 Febrero 2021

La mitad de los votantes de Ciudadanos y uno de cada tres de los del PP se quedaron en casa el 14-F

El 25% de los votantes del Partido Popular se fue a Vox pero los populares sólo atrajeron el 3% de los de Ciudadanos.

Menos del 54% de los catalanes participaron en las elecciones del domingo, el dato más bajo de la historia en Cataluña. La abstención fue determinante para el desenlace de la jornada, pero analizándola por partidos, se observa que fue particularmente letal para Ciudadanos. La mitad de quienes votaron en 2017 a Inés Arrimadas prefirieron quedarse esta vez en casa antes que votar a Carlos Carrizosa.

Los datos de transferencia de voto recopilados por SocioMétrica para EL ESPAÑOL muestran el porqué de la tormenta perfecta en Ciudadanos. No sólo el 50% de quienes depositaron en ellos la confianza se abstuvo, es que sólo el 13,7% de quienes les votaron en 2017 volvió a hacerlo. Hasta un 16% fue a parar al PSC de Salvador Illa, y un 13% recaló en Vox.

La segunda formación con más abstencionistas entre sus votantes fue En Comú Podem (37,6%), pero los comunes pudieron mantener el tipo -y los 8 escaños que tenían la legislatura pasada- gracias a la escasa fuga de votantes hacia otros partidos.

El Partido Popular es el tercer partido con mayor número de antiguos votantes que optaron por abstenerse: un 29%. Cerca de uno de cada tres no acudió al colegio electoral.   

La candidatura que lideraba Alejandro Fernández, aunque mantuvo la fidelidad del 34% de los votantes del PP, vio cómo un 25% desertaba hacia las filas de Vox. Y pese a la gran caída de Ciudadanos, sólo consiguió atraer un 2% del voto de los liberales.

Hay que tener en cuenta, para no desvirtuar el mapa de resultados, que el gran éxito de Cs en 2017 se produjo gracias al arrastre de votos de otros partidos, entre ellos, muchos desencantados socialistas y antiguos votantes del PP.

Matriz de transferencia en número de votos.

Matriz de transferencia en número de votos.

Fidelidad socialista

Uno de los factores que explican que Salvador Illa, candidato del PSC a presidir la Generalitat, se haya alzado con la victoria se debe a la fidelidad del voto socialista y no tanto a su capacidad para captar electores de otras formaciones. Y es que el 62,5% de quienes votaron al PSC en 2017 lo volvieron a hacer este pasado domingo.

Esta fidelidad en el voto demostrada por los socialistas catalanes supera incluso a la de los electores nacionalistas, bastante poco dados a cambiar de parecer. El 55% de los votantes de la CUP en 2017 repitió, así como el 54,4% de los simpatizantes de ERC y el 53,4% de JxCat.

La elevada abstención venía siendo anunciada por las sucesivas encuestas publicadas por EL ESPAÑOL, que vaticinó una abstención cercana al 50%. Hasta este pasado 14 de febrero, la mayor abstención se había producido en 1992, cuando sólo votaron el 54,87% de los electores y Jordi Pujol consiguió su cuarta mayoría absoluta.

Una de las principales causas que explicaría la desmovilización es el miedo al contagio por el coronavirus. No en vano, casi el 30% de los convocados rechazaron estar en mesas electorales el 14-F. Pero también han influido el cansancio del electorado ante una situación que parece un callejón sin salida y la falta de tirón de los líderes para ilusionar a los ciudadanos. 

Pese a todo, los principales dirigentes del centro-derecha han eludido responsabilidades y han descartado dimisiones. El PP ha echado la culpa a "los extremismos", mientras que Ciudadanos ha achacado la debacle a la herencia recibida de Albert Rivera. Sea como fuere, los datos que publica hoy EL ESPAÑOL muestran una realidad incontestable: populares y liberales han fracasado a la hora de movilizar a su propio electorado.


Etiquetas:  #La #mitad #de #los #votantes #de #Ciudadanos #y #uno #de #cada #tres #de #los #del #PP #se #quedaron #en #casa #el #14 #F

COMENTARIOS