La polémica del género 'no binario' en la maratón de Nueva York por la desigualdad de premios
01:52
10 Noviembre 2022

La polémica del género 'no binario' en la maratón de Nueva York por la desigualdad de premios

Jake Caswell se llevó 5.000 dólares a pesar de quedar en el puesto 172 tras convertirse en el primer ganador de la categoría de género 'no binario'. 

¿Se imaginan quedar 163 puestos por delante de una persona en una carrera y que esta se lleve un premio mucho mayor? Algo así es lo que ha sucedido en la mítica maratón de Nueva York, una de las seis grandes pruebas del mundo en la distancia reina. Sin embargo, esta peculiar circunstancia tiene una explicación que ha generado mucha polémica. La difícil inclusión de las categorías de género 'no binario'.

La persona agraciada con este premio de nada más y nada menos que 5.000 dólares ha sido Jake Caswell, quien se ha convertido en el protagonista de una peculiar historia que también tiene otros actores secundarios. Además, se ha convertido en noticia por ser pionero en el mundo del atletismo o del running

Jake Caswell se define a sí mismo como una persona de género 'no binario'. Durante mucho tiempo persiguió que las mejores carreras del mundo tuvieran su propia categoría para personas de esta condición. Y en 2022, la maratón de Nueva York ha decidido ampliar sus fronteras dando cabida a estas personas en una modalidad especial que también sería premiada. 

[Claus, el carismático aguador detrás de los dos récords de Eliud Kipchoge en el Maratón de Berlín]

Ya en 2021 hubo 16 participantes en la prueba que lo hicieron dentro de la categoría de género 'no binario'. Sin embargo, en aquella ocasión lo hacían por pura afición al running y no por un premio económico como ha sucedido este año. Ahora, la organización ha decidido poner en juego una elevada cantidad que ha provocado multitud de críticas, ya que Caswell, el mejor posicionado de esta nueva categoría, no ha conseguido entrar ni entre los 150 primeros de la prueba. Sin embargo, sí ha tenido acceso a un montante económico elevado por su condición. 

Jake Caswell tras finalizar una carrera

Jake Caswell tras finalizar una carrera

La carrera de Caswell

Jake Caswell, corredor aficionado, se define a sí mismo como persona de género 'no binario'. Nació como hombre desde un punto de vista biológico, pero este residente en la Gran Manzana de 25 años de edad está intentando afrontar ahora una nueva vida. Y la maratón de Nueva York se ha encargado de facilitarle ese camino a costa de generar una enorme polémica. 

El género 'no binario' se encuentra recogido por los estudios de género y se aplica a aquellas personas que afirman tener una identidad sexual fuera del binarismo general, es decir, que no se percibe ni totalmente masculina ni totalmente femenina. Por ello, pueden definirse como pertenecientes a un tercer género, que suele llamarse disidente, con dos géneros, con tres géneros o incluso con más. Esto se denomina pangénero.

También se suelen dar casos de autodesignación como miembro de un género fluido, es decir, que transiciona entre dos o más géneros de manera perpetua o esporádica. Y por último, se encuentran los agéneros, aquellos que no se identifican con ningún género ni de manera total ni de manera parcial. 

[Eliud Kipchoge, de campeón en la pista a leyenda del asfalto: los retos que le quedan]

Son todas estas personas las que han completado una categoría que se ha visto ahora en el ojo del huracán. Mientras en el año 2021 fueron solo 16 los atletas 'no binarios' los que tomaron la salida, este curso han sido un total de 59. Y todos ellos, lógicamente, han peleado por sus suculentos premios. 

El mejor clasificado fue Jake Caswell, que finalizó en el puesto 172 de la prueba parando el crono en un tiempo de 2 horas, 45 minutos y 12 segundos. Un resultado nada desdeñable, pero lógicamente, peor que el de sus 171 predecesores en la meta. Gracias a esta posición, la de primero de los 'no binarios', se embolsó un premio de 5.000 dólares. 

La maratón de Nueva York contó con 29.993 hombres y con 23.752 mujeres. Pero de los 59 corredores que formaron parte de esta polémica categoría solo pudieron terminar la prueba 45. En segundo lugar quedó Zackary Harris con un tiempo de 3 horas, 9 minutos y 31 segundos cayendo hasta el puesto 1.237 general. Sin embargo, se embolsó  un total de 4.000 dólares. Tercero 'no binario' y 1.654 de la general fue Justin Solle, que paró el crono en 3 horas, 14 minutos y 48 segundos y ganando 3.000 dólares.

Por detrás se situó Nicholas Dill con un registro de 3 horas, 27 minutos y 30 segundos y un puesto general del 2.977 que le reportó 2.000 dólares. El último premiado de los 'no binarios' con 1.000 dólares fue Erin Anthony, que llegó a la meta tras 3 horas, 29 minutos y 33 segundos de lucha en el puesto 3.263. 

[Eliud Kipchoge pulveriza el récord del mundo en el Maratón de Berlín con 2 horas y 1 minuto]

Imagen de la maratón de Nueva York

Imagen de la maratón de Nueva York Reuters

Estas posiciones y, sobre todo, estos premios, son los que han generado una enorme polémica y el enfado de todos aquellos que, a pesar de terminar muy por delante, han recibido premios menores o ni siquiera han podido recibir nada de dinero por sus brillantes actuaciones. 

Los ganadores en las pruebas tanto masculina como femenina fueron los keniatas Evans Chebet, que cerró su concurso en un tiempo de 2 horas, 8 minutos y 41 segundos, y Sharon Lokedi, que llegó a meta en 2 horas, 23 minutos y 23 segundos. Ambos se embolsaron unos premios de 100.000 dólares. Los segundos clasificados en hombres y mujeres recibían un premio de 60.000 dólares, mientras que los terceros obtenían una recompensa de 40.000.

El prize money de la prueba caía en picado nada más salir del podio hasta que los octavos clasificados obtenían 5.000 dólares, es decir, la misma cantidad que el ganador de la categoría 'no binaria'. En el caso de los hombres, el agraciado fue Daniele Meucci, un atleta italiano que llegó a meta en un tiempo de 2 horas, 13 minutos y 29 segundos, es decir, unos 32 minutos mejor que Jake Caswell.

Daniele, que fue Campeón de Europa de maratón en Zúrich 2014, consideraba esta situación un atropello. En la categoría femenina, la octava clasificada fue la estadounidense Emma Bates, que finalizó la prueba en 2 horas, 26 minutos y 53 segundos, y que en su día fue segunda en la maratón de Chicago de 2021.

[España se estrena en el Europeo de Atletismo de Múnich 2022 con dos medallas en el maratón]

A partir de la novena posición, es decir, incluso dentro del Top10 de una de las maratones más importantes del mundo, eran todo corredores que se veían profundamente perjudicados por una situación que ha generado una enorme controversia. Sin duda, las críticas recibidas provocarán que la organización revise sus planteamientos de cara al próximo curso. 

Evans Chebet, ganador de la maratón de Nueva York 2022

Evans Chebet, ganador de la maratón de Nueva York 2022 Reuters

El plan de los 'Majors'

Esta situación que se ha producido en la maratón de Nueva York, y que no generó tanta polémica en el año 2021 al no haber premios económicos en juego, no será un caso aislado en las mejores carreras del planeta en la distancia de los 42,195 kilómetros. Los seis 'Majors', Boston, Londres, Nueva York, Berlín, Tokio y Chicago, están llevando a cabo planes conjuntos para adaptarse a los nuevos tiempos y a las demandas de un sector de la población. 

Por ejemplo, en Estados Unidos, donde se celebran cuatro de estas seis icónicas carreras, hay 1,2 millones de personas que se identifican como 'no binarias' según un estudio de la Universidad de California. Esto se ha traducido en que más de 200 carreras nacionales tanto de ruta como de trail hayan adaptado una categoría para estas personas. 

De cara a 2023, serán otras dos icónicas pruebas las que estrenen también sus nuevas categorías para personas 'no binarias': Boston y Londres. En el caso de la organización de la carrera celebrada en Nueva York se han mostrado muy contentos con su decisión a pesar de todos los ataques recibidos en los últimos días: "La decisión forma parte de una serie de medidas de la Maratón de Nueva York destinadas a facilitar la integración de colectivos subrepresentados como las comunidades LGTBI+". Una línea que está siendo seguida por otras organizaciones de los 'Majors'. 

[Escándalo en el atletismo: unos padres dejan correr una maratón a su hijo de 6 años y son denunciados]

Por su parte, algunos de los participantes en esta inexperta categoría han celebrado como una liberación que se escuche y se apoye su causa: "Me he sentido excluido de los deportes toda mi vida. Aparecer el día de la carrera y ser reconocido por lo que eres, y escuchar a la gente alentándote por lo que eres, es realmente especial. Me emociona mucho". Esto decía entre lágrimas Nicholas Dill, cuarto de su rango y 2.977 general, a la revista Runner's World tras participar en la prueba. 

El ganador de la carrera, Jake Caswell, también se mostró orgulloso por haber pasado de esta manera a la historia del atletismo: "Tantos pensamientos, sentimientos y emociones del domingo. Agradecido por el apoyo de todos. Nada de esto sería posible sin tantas personas haciendo un trabajo increíble para que yo y todos los futuros corredores tengamos un espacio más inclusivo para correr". Unos celebran mientras otros alzan la voz protestando contra una situación que consideran una injusticia manifiesta. 

Atletismo Deportes LGTBI Maratón Maratón de Boston Maratón de Nueva York Otros Deportes Running Sexualidad

Etiquetas:  #La #polémica #del #género #no #binario #en #la #maratón #de #Nueva #York #por #la #desigualdad #de #premios

COMENTARIOS