La pugna desatada por Podemos contra Yolanda Díaz amenaza el mensaje de estabilidad que persigue La Moncloa
02:00
8 Noviembre 2022

La pugna desatada por Podemos contra Yolanda Díaz amenaza el mensaje de estabilidad que persigue La Moncloa

Sánchez quiere exhibir ''estabilidad política'' frente a lo que sucede en Reino Unido o Italia, pero las desavenencias moradas enturbian la estrategia.

Podemos Iglesias lidera el cerco a Yolanda Díaz mientras Irene Montero se prepara como alternativa Pugna Podemos se desata contra Yolanda Díaz y le exige "respeto": "Hay que ser estúpido"

"Seguridad y estabilidad". Es un mensaje que desde hace semanas se afanan en trasladar desde La Moncloa para sortear el escenario de incertidumbre que se vive a cuenta de la guerra en Ucrania y la crisis energética y socioeconómica. En el Ejecutivo sostienen que la presentación "en tiempo y forma" del proyecto de Presupuestos para 2023 es un nuevo martillazo en esa estrategia de visibilizarse como gobierno estable. Sin embargo, la pugna desatada en Unidas Podemos, entre los morados y Yolanda Díaz, socios de coalición del PSOE, amenaza ese mensaje que quiere trasladar y asentar Pedro Sánchez, como una de sus prioridades de cara a la larga campaña electoral que se avecina

En La Moncloa y el PSOE esquivan la crisis en Unidas Podemos. Hace tiempo que el presidente del Gobierno trasladó que lo mejor era ignorar las polémicas y envites de su socio de Gobierno. Minimizar el "ruido" interno que tanto enfada al jefe del Ejecutivo y que también provoco malestar en los líderes territoriales por desviar el foco de la acción de Gobierno y las medidas implementadas. Ahora que Podemos ha abierto la caja de Pandora, el sector socialista esquiva la lucha interna de su socio, evitan entrar siquiera a valorar el asunto.

La respuesta es, en todo caso, poner el foco en esa "estabilidad" y en que se han presentado los terceros presupuestos "en tiempo y forma" y que la coalición, pese a tener 153 escaños -la mayoría en el Congreso son 176- ha sacado adelante 172 iniciativas parlamentarias en esta legislatura.

El mensaje oficial que trasladan en el PSOE es que "las decisiones orgánicas de otros partidos les corresponden a ellos", y no se salen de ahí. "Lo que espero y deseo es que todos los partidos políticos que somos progresistas de cara a las próximas elecciones municipales y autonómicas y también a las próximas elecciones generales tengamos una importante capacidad de movilizar a nuestro electorado", ha resumido la portavoz socialista y ministra de Educación, Pilar Alegría, tras la reunión de la Ejecutiva del partido.

Ese mensaje y ese imperativo de trasladar y escenificar "estabilidad" lo dejó patente hace sólo un par de semanas desde Bruselas el propio Sánchez Ione Belarra e Irene Montero-. Una división, ahora llevada sin tapujos a la esfera pública, como se evidenció en la universidad de otoño de Podemos, pero que ha tenido ejemplos diversos al interior del Gobierno. Los últimos: la negociación presupuestaria y la del Poder Judicial, donde los morados han puesto en tela de juicio la capacidad y estrategia negociadora de Díaz como líder del espacio de Unidas Podemos.

Dependencia de Podemos

En La Moncloa y en el PSOE no quieren dar cancha a Unidas Podemos, pero saben que necesitan a los morados de cara a las próximas elecciones municipales y autonómicas. "Podemos no puede desaparecer", claman fuentes socialistas, sabedoras de que necesitarán que los morados obtengan representación para poder mantener o alcanzar el poder en algunas comunidades.

Los socialistas tienen muy presente lo sucedido en las últimas elecciones andaluzas con la coalición Por Andalucía, donde la lucha interna sigue más que viva y ha estallado en el Parlamento andaluz. Y saben que en más de un territorio necesitarán pactar con Podemos. Por eso, temen que un debilitamiento morado fruto de esta pugna desatada con Díaz tenga como daño colateral una merma del músculo autonómico del PSOE.

De ahí que pese a que se esquive la polémica, haya preocupación en el PSOE, donde son conscientes de que necesitan que todos los partidos de la izquierda estén fuertes no ya sólo en las municipales y autonómicas, sino para que Pedro Sánchez pueda aspirar a mantenerse al frente de La Moncloa. Pasadas por el filtro de los cálculos electorales, las desavenencias entre Unidas Podemos y la marca Sumar que está impulsando la vicepresidenta del Gobierno tendrán previsiblemente un impacto directo en el escrutinio de los comicios generales que se celebrarán finales de 2023.

Según recuerdan fuentes de la dirección nacional, el problema de la fragmentación del espectro ideológico son "los restos", es decir, que haya votos que se vayan a una determinada formación que no consiga representación. En este caso, aplicación de la Ley D'hondt mediante, esas papeletas se reparten entre los grupos que sí han obtenido escaño, con independencia de su signo político.


Etiquetas:  #La #pugna #desatada #por #Podemos #contra #Yolanda #Díaz #amenaza #el #mensaje #de #estabilidad #que #persigue #La #Moncloa

COMENTARIOS