La rebelión de las CCAA obliga al Gobierno a 'reinventar' las medidas de ahorro y convocarlas a una reunión
02:39
7 Agosto 2022

La rebelión de las CCAA obliga al Gobierno a 'reinventar' las medidas de ahorro y convocarlas a una reunión

Ribera improvisa un encuentro tras el pulso regional, pero las autonomías denuncian que sea ''técnico'' y exigen la presencia de consejeros

Ahorro El Gobierno rectifica y anuncia que los bares y los comercios podrán poner el aire acondicionado a "unos 25 grados" Consejo El Gobierno impone apagar los escaparates y bajar el aire durante 16 meses y Ayuso se rebela contra el plan

"No es serio". La presión autonómica, desde todos los puntos de España, explica en parte que el Gobierno se haya visto obligado a precisar la "flexibilidad" de sus medidas de ahorro energético, detallar qué determinados establecimientos podrán calibrar su termostato a 25 grados e improvisar una reunión técnica con las regiones la próxima semana para resolver dudas y rebajar la tensión existente en los territorios.

Una decisión que alivia tanto sectores a las regiones como a los involucrados, pero que no frena sus críticas acerca de la estructuración del encuentro, que se celebrará el próximo martes: las autonomías populares denuncian que la reunión no tendrá orden del día ni estarán presentes los consejeros del ramo, por lo que lograr modificaciones o una mayor "sensibilidad" de las medidas, como exigen, será prácticamente imposible.

A pesar de la convocatoria, la Comunidad de Madrid y Castilla y León mantienen su intención de acudir a los tribunales, al entender que el paquete de medidas tiene visos de inconstitucionalidad. En este sentido, tanto desde el PP como desde Vox -presente en la Junta de Castilla y León- se explica que se está estudiando aplicar únicamente las órdenes ajenas a las competencias autonómicas, ya que las de titularidad regional ya quedan avaladas en los planes diseñados por las comunidades. Otros gobiernos territoriales, como el vasco o el catalán, lamentan la falta de comunicación con La Moncloa, al tiempo que remarcan también que ya cuentan con estrategias para lograr la eficiencia energética. Todas las comunidades, eso sí, aseveran que acatarán la ley.

Desde Transición Ecológica, no obstante, se asegura que la ministra Teresa Ribera se reunió el 28 de julio con los consejeros regionales de Medio Ambiente y Energía y que "a día de hoy" no ha recibido "propuestas de las comunidades autónomas sobre el plan de ahorro energético". Tampoco "de ninguna formación política", a pesar de que a lo largo del mes de julio, aseveran en el ministerio, Ribera "envió a la FEMP y CCAA cartas solicitando que aplicasen medidas en materia de eficiencia y ahorro energético".

Mañueco: "Exigimos participación"

"La cogobernanza para ser útil debe contar con todos", ha expresado este sábado el presidente de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco. "Exigimos diálogo, participación y consenso. No se puede gobernar a golpe de decreto. Concienciar no es imponer". Una demanda prácticamente idéntica a la lanzada desde la Comunidad de Madrid, desde donde se asegura que este viernes se enteraron "por la prensa" de que el Gobierno pretendía convocar a las regiones.

«Se podía haber hecho de otra forma», lanzó este viernes la consejera de Desarrollo Económico, Sostenibilidad y Medio Ambiente del Gobierno vasco, Arantxa Tapia, que criticó, como ya hizo antes el lehendakari Iñigo Urkullu, las formas con las que ha «trabajado» el Ejecutivo central de Pedro Sánchez.

Con este clima de duda latente, el Ejecutivo presumió este viernes de haber mantenido un «diálogo previo» con las autonomías y de permitir cierta «flexibilidad» en determinados comercios. Todo, horas antes de terminar convocando para el próximo martes un encuentro técnico con el que resolver las dudas que las autonomías pueden mantener respecto al paquete.

Poco antes, desde la Junta de Castilla y León, comandada por el popular Alfonso Fernández Mañueco, se había instaurado a la vicepresidenta Teresa Ribera a convocar a la conferencia sectorial de energía con el objetivo de devolver a las regiones voz en este asunto, especialmente de cara a la elaboración del plan de contingencia que verá la luz el próximo mes de septiembre. Por su parte, el ministro de Universidades, Joan Subirats, aclaró que también convocará a los rectores en las próximas semanas para detallar las medidas en los centros universitarios de cara al próximo curso escolar.

Con todo, en la oposición siguen presionando para lograr más cambios por parte del Gobierno. Mientras en Vox claman contra el «fanatismo climático», culpan a la Ley de Cambio Climático y piden su «derogación», en las filas populares confían en que el plan termine dotado de una mayor «sensibilidad, ya que «las cosas no se han hecho bien por falta de diálogo», como se lamentó este viernes desde la Junta de Andalucía.

El consejero de Presidencia, Interior y Diálogo Social andaluz, Antonio Sanz, reclamó al Gobierno que tenga en cuenta «las distintas peculiaridades y realidades» de nuestro país. «No hay una horquilla que tenga en cuenta las peculiaridades del norte y sur».

Ayuso pide una reunión de "mayor nivel"

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, ha exigido al Gobierno que se reúna con los consejeros autonómicos para abordar el plan de ahorro energético, en un encuentro de mayor nivel que el "técnico" convocado para el martes por el Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico.

"Tras el caos provocado y el nivel de insultos del Gobierno, ahora rectifican... Improvisan una reunión técnica, sin orden del día, cuando el problema que han creado es de primer nivel político", ha escrito la presidenta madrileña en su cuenta de Twitter en respuesta a esa convocatoria, recoge Efe.

La ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto, ha respondido este sábado, en una entrevista en Radio Nacional, recogida por Europa Press, a las críticas de la presidenta madrileña y le ha recordado que la semana pasada "ya hubo esa reunión a nivel político" que reclama.

"La presidenta debería saber que la semana pasada ya hubo esa reunión a nivel político. Se trasladó el acuerdo al que se había llegado el martes en el Consejo de Ministros de energía", ha apuntado, a la par que ha añadido que se aprobó una estrategia de seguridad energética a nivel Europa y que a los consejeros "se les explicó los motivos la urgencia para adoptar medidas y que se iba a proceder a un decreto ley".La ministra ha lamentado que "de nuevo" la dirigente autonómica se sitúe en "el 'no por el no'". Asimismo, ha señalado que no conoce cuál es la respuesta del Partido Popular y "el señor Feijóo tiene que aclarar si está con la señora Ayuso o está con Europa", ha reclamado.

Con todo, ha defendido que se trata de una reunión técnica para "garantizar la correcta aplicación del decreto" porque "lo más importante es el cumplimiento". "No discutimos sobre el contenido, sino cómo implementarlo", ha puntualizado.Asimismo, ha asegurado que estas reuniones son habituales cuando se aprueban estas normas porque "siempre" surgen dudas acerca de la interpretación. Así, ha añadido que lo importante es que todas las comunidades autónomas tengan claro que la norma "está para cumplirla" y que las excepciones están recogidas en el texto."Lo importante es que la ciudadanía y las empresas entiendan que estamos ante escenarios muy complejos, que hemos aprobado una estrategia de seguridad energética que garantiza evitar escenarios peores y, por lo tanto, tenemos que interiorizar que tenemos que cumplir esa norma", ha zanjado.

Por su parte, la consejera de Medio Ambiente, Vivienda y Agricultura de la Comunidad de Madrid, Paloma Martín, ha enviado una carta a la ministra para la Transición Ecológica, Teresa Ribera, en la que le solicita que convoque una reunión con los consejeros ante las "incertidumbres" que suscita el decreto de medidas de ahorro energético.

En la misma, Martín destaca que el objeto de la comisión consultiva convocada para el martes es "resolver posibles dudas sobre la aplicación del artículo 29 del Real Decreto, con medidas que han de entrar en vigor ese mismo día", lo que supone que "no hay margen de actuación alguno para dar certeza a comerciantes y sectores afectados por las medidas".

La consejera ha insistido en que la norma aprobada hace una semana por el Consejo de Ministros "no fue consultada en ningún momento con las comunidades autónomas", a lo que añade que el decreto aprobado "excede con mucho a la Administración pública, con medidas que afectan a la iniciativa empresarial, como al sector comercial (tiendas, supermercados o grandes almacenes), lugares de pública concurrencia (teatros, cines, auditorios, centros de congresos o salas de exposiciones y similares), establecimientos de espectáculos públicos y actividades recreativas, así como a la restauración".

"Ahora convoca la Comisión Consultiva de Ahorro y Eficiencia Energética, órgano de asesoramiento, y lo hace sin cumplir con la normativa de aplicación, sin recibir a las comunidades; con una antelación mínima de dos días (no son hábiles ni sábado, ni domingo); sin contener el orden del día de la reunión y sin la información sobre los temas, que debiera estar a disposición de los miembros en igual plazo", ha apuntado.

Y mientras los españoles siguen "pagando la factura de la luz más cara de la historia". "Ante la gravedad del asunto y por las incertidumbres que suscita el decreto le solicito, ministra, que convoque a los consejeros competentes en la materia", concluye la carta, informa Europa Press

¿Qué dice la legislación laboral sobre las temperaturas?

V. COLL

«No se puede pedir a trabajadores que están en condiciones de ejercicio físico importante que no tengan las condiciones que el derecho laboral garantiza con respecto a los máximos y mínimos de temperatura», dijo ayer la ministra Teresa Ribera, en declaraciones a Onda Cero recogidas por Europa Press. Con estas palabras se refería a la «llamada» que figura en el reciente Real Decreto que redirige al documento por el que se establecen las disposiciones mínimas de seguridad y salud en los lugares de trabajo, que data de 1997.

En él se determina que «la temperatura de los locales donde se realicen trabajos sedentarios propios de oficinas o similares estará comprendida entre 17 y 27 grados», mientras que en los espacios «donde se realicen trabajos ligeros estará comprendida entre 14 y 25 grados». Dos grados menos.


Etiquetas:  #La #rebelión #de #las #CCAA #obliga #al #Gobierno #a #reinventar #las #medidas #de #ahorro #y #convocarlas #a #una #reunión

COMENTARIOS