La Seguridad Social ya había gastado 1.600 millones en bajas covid en 2021 antes de que irrumpiera ómicron
09:04
14 Enero 2022

La Seguridad Social ya había gastado 1.600 millones en bajas covid en 2021 antes de que irrumpiera ómicron

La explosión de bajas tensiona el gasto de esta Administración, que había destinado ya hasta noviembre un 80% más que en 2020 a esta partida

ALEJANDRA OLCESE @AlejandraOlcese Actualizado Viernes, 14 enero 2022 - 02:23Enviar por emailComentar

La Seguridad Social había estimado un gasto en el conjunto de 2021 de 1.200 millones de euros en bajas por contagio de covid-19 o aislamiento, pero a cierre de noviembre las transferencias en subsidios de Incapacidad Temporal por procesos derivados de covid ascendía ya a 1.597,33 millones de euros.

Este volumen de gasto era ya entonces un 82,8% superior al registrado en el mismo periodo de 2020 (871,28 millones), según datos de ejecución presupuestaria de la Seguridad Social a cierre de noviembre -los últimos disponibles-, y aún falta por contabilizar el aumento exponencial del gasto que habrá vivido la organización en diciembre tras la irrupción de la variante ómicron.

Después de que en noviembre se registraran 75.861 procesos de baja por covid, conforme a los datos de la Seguridad Social, en diciembre el número de bajas se septuplicó, hasta alcanzar las 566.000, según informa la Asociación de Mutuas de Accidentes de Trabajo, impulsando al alza el gasto en prestaciones.

Todavía no hay datos del número de bajas en las primeras dos semanas de enero, pero dada la evolución de los contagios y los datos sectoriales es previsible que el gasto en bajas siga al alza respecto a diciembre.

El Ministerio no ha hecho una previsión del gasto en subsidios por covid-19 para este año, como tampoco lo hizo para 2021, dado que la evolución de la pandemia es incierta.

En conjunto, el presupuesto destinado al pago de prestaciones por Incapacidad Temporal asciende a 10.818 millones de euros en 2022, un 8,3% más que el de 2021, pero aquí se incluyen todos los subsidios para compensar las consecuencias económicas derivadas de la situación de baja laboral por enfermedad o accidente, por lo que no se puede achacar el aumento exclusivamente a las expectativas relativas a la pandemia.

Sigue sin resolverse el conflicto por las altas y bajas

El 'boom' de contagios y la gestión del creciente número de bajas ha sido el último motivo de polémica entre el Gobierno central y las comunidades autónomas.

Estas últimas, ante la preocupación de las empresas por las demoras en las altas de sus trabajadores debido a la saturación de la Atención Primaria, pidieron al Ejecutivo un cambio normativo en la orden ESS/1187/2015, por la que se desarrolla el Real Decreto 625/2014, de 18 de julio, que regula determinados aspectos de la gestión y control de los procesos por incapacidad temporal en los primeros 365 días de su duración. La idea era que el cambio permitiera a los facultativos dar la baja y el alta simultánea, ya que esta norma sólo permite hacerlo si es en un periodo de menos de cinco días.

El Ministerio de Seguridad Social, sin embargo, negó que fuera necesario dicho cambio e instó a las regiones a hacer una pequeña modificación informática en las aplicaciones autonómicas del Instituto Nacional de Seguridad Social (INSS) para permitir a sus facultativos dar la baja y, de forma diferida, el alta para pasados siete días.

La Comunidad de Madrid pidió por carta al ministro del ramo, José Luis Escrivá, que aprobara una modificación del decreto para que este procedimiento quedara amparado por la ley o, en su defecto, que emitiera una circular que diera seguridad jurídica.

El ministro respondió este jueves por la tarde a su misiva. Fuentes de su departamento explicaron a este medio que lo que le ha trasladado es que "no se necesita ningún cambio normativo porque no estamos en la casuística que indica la Comunidad de Madrid al permitir emitir la baja y programar el alta para 7 días después", con lo que no rige el decreto al que hacen referencia.

Escrivá ha aprovechado para recordarle que casi todas las comunidades ya han realizado esa adaptación técnica o la están realizando para poder aliviar el cuello de botella en la gestión. La última ha sido Galicia, que lo ha anunciado este mismo jueves.

La explicación no ha sido satisfactoria para la comunidad que preside Isabel Díaz Ayuso, que sigue teniendo dudas del encaje legal de que los facultativos puedan proceder de esta manera, cuando la norma vigente sólo lo permite si el alta se da pasados un máximo de cuatro días desde la baja.


Etiquetas:  #La #Seguridad #Social #ya #había #gastado #1600 #millones #en #bajas #covid #en #2021 #antes #de #que #irrumpiera #ómicron

COMENTARIOS