La UE da luz verde a las sanciones que prohibirán el carbón ruso desde el verano
18:00
8 Abril 2022

La UE da luz verde a las sanciones que prohibirán el carbón ruso desde el verano

Castiga también a las hijas de Putin, limita el acceso a los puertos continentales y restringe aún más el envío de tecnología avanzada

Los embajadores de los 27 ante la UE, conocidos como el Coreper, han dado luz verde este jueves al quinto paquete de sanciones contra Rusia. La propuesta hecha pública el martes por la Comisión Europea incluía una prohibición del carbón ruso por valor de 4.000 millones de euros (y que será del todo efectiva a finales de verano), límites adicionales a la exportación de alta tecnología, así como las restricciones de entrada de embarcaciones rusas a los puertos comunitarios -salvo algunas excepciones, como si cargan productos energéticos, agrícolas o de ayuda humanitaria-. Y sumaba varios nombres a la lista de oligarcas, responsables políticos y familiares de dirigentes políticos y militares, incluyendo las hijas del presidente Vladimir Putin.

El miércoles los embajadores no lograron ponerse de acuerdo en todos los detalles, pero este jueves por la tarde el paquete ha salido adelante. Los ministros deberán ahora formalizar su aprobación, por procedimiento escrito, y cuando el documento salga publicado en el Diario de la UE, traducido a todos los idiomas oficiales, las sanciones estarán en vigor. La Presidencia francesa ha confirmado públicamente el nuevo paquete de medidas.

El Coreper tuvo el miércoles más dificultades de las esperadas, o de las deseadas. No por un veto húngaro, como se llegó a temer, sino por diferentes cuestiones. Esta semana la Comisión ha anunciado que arrancará el Mecanismo de Estado de Derecho contra Hungría, lo que puede acabar en última instancia congelando decenas de miles de millones de euros asignados a Budapest. Viktor Orban lleva años poniendo palos en las ruedas comunitarias, especialmente en Política Exterior. Ralentizando, bloqueando o vetando diferentes ideas y comunicados, y había miedo a que obstaculizara este paquete. Porque además, ayer mismo, en una conferencia de prensa tras la victoria electoral del domingo recalcó que su país está en contra de sanciones energéticas adicionales contra Rusia, sobre todo en petróleo y gas, y aseguró que no tendría problema alguno en abonar las compras en rublos, tal y como pide Putin, rompiendo la posición contraria de la Unión.

Sin embargo, los problemas del miércoles fueron otros. Había cierto malestar entre las delegaciones con la presidenta de la Comisión, Ursula von der Leyen, que hizo el anuncio, sostienen, sin dar margen suficiente a las capitales para estudiar las ideas y las consecuencias. Von der Leyen quería un mensaje político tras conocerse las matanzas y crímenes en ciudades liberadas como Bucha, una respuesta rápida, inmediata, contundente. Quería que los europeos y los rusos establecieran un vínculo claro y quería, también, presionar a los más reacios poniendo las ideas en la opinión pública, para que no hubiera marcha atrás. Y eso incluyó el primer golpe a la energía, con el veto al carbón ruso.

Dudas

Pero llevar eso al papel resultó más complicado. Fuentes comunitarias hablan de dudas legales sobre los contratos firmados, sobre la viabilidad del calendario y las implicaciones. El grueso de las operaciones con carbón se hace con contratos a corto plazo, por lo que la Comisión fijó un plazo de 90 días para la extinción de los intercambios, con lo que no había problemas jurídicos con los contratos. Algunos creen absurdo obsesionarse con los contratos cuando Rusia ha invadido un país, y pocas cosas más ilegales se pueden contemplar, pero es que la UE precisamente se está amparando en la importancia de lo firmado para, por ejemplo, no pagar ahora en rublos los acuerdos firmados en euros.

Esa ventana parecía suficiente para casi todos, pero Alemania buscaba un cambio en la redacción para dar un margen de hasta cuatro meses para romper las adquisiciones y facilitar la transición. Polonia, que es el socio más agresivo y que lleva semanas reclamando un corte absoluto e inmediato de todas las operaciones con Rusia, se oponía. Y también apretaba para reducir las categorías de exenciones para las prohibiciones comerciales, que a su juicio y el de otros, es demasiado amplia. Las medidas, en todo caso, serán funcionales en su conjunto a finales de verano, si bien una parte podrá sentirse mucho antes, ya que no habrá nuevas compras de forma inmediata.

No fue lo único. Grecia, que tiene una dependencia muy grande del sector naval, también quería algunas modificaciones y aclaraciones en la parte que afecta a los puertos y las excepciones. Y fue secundada por Malta y Chipre. Y otros países presentaron algunos puntos adicionales. Nada insalvable pero que requería tiempo adicional. Este jueves los técnicos de la Comisión presentaron su nueva versión y los embajadores dieron su conformidad.

Cuestión energética

La cuestión energética era, es y seguirá siendo el punto más complicado. El miércoles, Josep Borrell recalcó que la ayuda proporcionada a Ucrania desde el inicio de la guerra supera los 1.000 millones de euros, mientras que la factura de las compras energéticas a Rusia supera los 35.000 millones en el mismo periodo. Y este jueves el Parlamento Europeo ha aprobado una resolución, que no tiene implicaciones jurídicas o legislativas de ningún tipo, pero suma presión política, pidiendo un embargo total de petróleo, gas y carbón ruso. El texto ha salido adelante con 513 votos a favor, 22 en contra y 19 abstenciones.

Los eurodiputados reclaman imponer más sanciones, incluido el "embargo total e inmediato de las importaciones rusas de petróleo, carbón, combustible nuclear y gas". La Eurocámara se posiciona del lado de quienes piden cambiar el enfoque gradual e ir a por todas ya. Lo que implicaría expulsar a Rusia del G20 (algo que pocas capitales creen realista mientras haya una presidencia indonesia) y otras organizaciones de cooperación multilateral, como el Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas, Interpol, la Organización Mundial del Comercio y la Unesco. Además, la resolución insta a los gobiernos a sacar a todos los bancos rusos del sistema SWIFT, incluyendo los que se encargan de las operaciones energéticas.


Etiquetas:  #La #UE #da #luz #verde #a #las #sanciones #que #prohibirán #el #carbón #ruso #desde #el #verano

COMENTARIOS