La violencia de Al-Khelaifi contra los árbitros del Bernabéu: gritos, golpes y un banderín roto: ''¡Voy a matarte!''
12:36
10 Marzo 2022

La violencia de Al-Khelaifi contra los árbitros del Bernabéu: gritos, golpes y un banderín roto: ''¡Voy a matarte!''

El presidente del PSG se metió en el vestuario de los colegiados y rompió el banderín de uno de los asistentes.

Crónica La historia del Real Madrid reduce a Mbappé (3-1) Genialidad táctica La ley mítica del Real Madrid Champions Un infierno en las calles y una noche de leyenda en el Bernabéu PSG De las ovaciones a Mbappé a la doble pesadilla de Messi y Neymar El cortador de césped El rey león de Europa

Minutos después de que el Santiago Bernabéu estallara de gozo, el presidente del PSG, Nasser Al-Khelaifi, se marchó a la carrera del palco, con las pulsaciones a mil por hora. Detrás de él, el director deportivo, Leonardo. Su objetivo era encontrar a Danny Makkelie, el colegiado neerlandés, por las tripas del estadio blanco. Un traslado que, obviamente, conoce mucho peor que el del hogar parisino. En el descanso del duelo de ida en París, los mismos protagonistas habían bajado a presionar a Daniele Orsato. Esta vez, a su entender, igual que al de la mayoría de la expedición francesa, el primer gol de Karim Benzema, el que propició la remontada, vino precedido de una falta sobre el portero rival. De ahí su tremendo calentón.

Según varios testigos, Nasser bajó hasta la sala habilitada a los visitantes, pero lo hizo fuera de sí, dando gritos y golpes contra las paredes del pasillo, tratando de encontrar el vestuario de los árbitros. Pero primero, por equivocación, entró en el de Megía Dávila, el delegado de campo del Real Madrid. Al ser detenido por varias personas, entre ellas un empleado del club blanco que estaba grabando la escena, el jeque le ha gritado: «¡Voy a matarte!». A su lado, Leonardo, también fuera de sí, exigía explicaciones.

Después sí logró llegar hasta la caseta de los árbitros, como reflejó el propio Makkelie en el acta. En el apartado 7, el colegiado escribió: "Tras el partido, el presidente y el director técnico del PSG mostraron un comportamiento agresivo e intentaron entrar al vestuario de los árbitros. Cuando Makkelie les pidió que se marcharan, bloquearon la puerta y el presidente deliberadamente golpeó el banderín de uno de los asistentes, rompiéndolo". Al Khelaifi, aliado de Alexander Ceferin, presidente de la UEFA, podría enfrentarse a una dura sanción por este asunto.

"La sensación es de mucha injusticia, por el gol concedido. Es falta clara de Benzema. El estado emocional ha cambiado y hemos estado muy expuestos", protestaba Mauricio Pochettino, técnico del PSG. "Es un golpe tremendo, porque hemos sido mejores en 180 minutos de eliminatoria. El Real Madrid, es verdad, que no tenía nada que perder con el 1-1 y se fue arriba con todo", añadía.

"No es un error porque es falta clara"

Al protagonista de la jugada, Gianluigi Donnarumma, tampoco le gustó la decisión. "No es un error porque es falta clara. He visto las imágenes entre 30 y 40 veces, con todas las cámaras. Los pequeños detalles cuentan y el VAR no ha visto una falta determinante. Es un factor determinante que influyó en el ánimo de los dos equipos y del estadio. Teníamos el control del juego y las ocasiones", sostenía el meta transalpino, víctima de los tres zarpazos de Benzema.

Y el director deportivo, Leonardo, tampoco se mordió la lengua: "La falta a Donnarumma ha sido determinante. Hasta el descanso el PSG y ha tenido controlado el partido". Sin embargo, el brasileño quiso rebajar la tensión: "No debemos tirar todo a la basura. No tenemos que empezar todo de nuevo con cada derrota. Hay que intentar mejorar este equipo y mantener la moral alta para jugar en la Ligue 1 y acabar bien la temporada. Tenemos que permanecer juntos. Pochettino sigue esta temporada".


Etiquetas:  #La #violencia #de #Al #Khelaifi #contra #los #árbitros #del #Bernabéu #gritos #golpes #y #un #banderín #roto #Voy #a #matarte

COMENTARIOS