Las 30 anotaciones de Villarejo que implican a Cospedal y su marido en el espionaje a Bárcenas
03:36
3 Junio 2021

Las 30 anotaciones de Villarejo que implican a Cospedal y su marido en el espionaje a Bárcenas

El juez describe en su auto las numerosas notas de las libretas del comisario que hacen referencia a la exministra y su círculo cercano.

Un año antes de que la Operación Kitchen se pusiera en marcha, el comisario José Manuel Villarejo ya anotaba en sus libretas las iniciales de María Dolores de Cospedal ("MD", "Cospe"), las de su marido, Ignacio López Hierro (ILH) y las de José Luis Ortiz Grande ("JL", también "ORTI"), el jefe de gabinete la exministra. Era 22 de abril de 2012. Ese día, entre las páginas de las agendas del ya jubilado mando policial, aparecía una de las primeras entradas escrita acerca de una reunión con el matrimonio. 

En ella, según Villarejo, ambos contactan con "Oli", José Luis Olivera Serrano, comisario y exjefe de la Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal (UDEF). Quieren pedirle "ayuda para salvar al tesorero". Al día siguiente Villarejo vuelve a plasmar una nota similar. "Aviso ayuda a BARC". De nuevo, una jornada más tarde, suscribe una frase en la misma línea: "Charla breve. 'MD' agradeció aviso de BARC". 

Esas primeras referencias en las agendas indicarían que la intención de la cúpula policial sería la de prestar apoyo al extesorero. Algo cambió un año después, el verano en que se montó la operación de espionaje a Bárcenas y su familia.

Una treintena de anotaciones como estas en las agendas del ya excomisario implican ahora a la ex ministra de Defensa y su marido en Kitchen, la trama orquestada en torno al ex tesorero del PP Luis Bárcenas para arretabarle documentos comprometedores sobre la financiación del partido.

La Unidad de Asuntos Internos de la Policía entregó el pasado 8 de abril al magistrado de la Audiencia Nacional Manuel García-Castellón el contenido de 13 agendas. Estas libretas, pieza fundamental de una pata secreta de la investigación, fueron halladas durante el registro de la casa del comisario en la finca de El Montecillo, en el municipio madrileño de Boadilla del Monte. 

Tras analizar la documentación, el juez instructor de la Operación Tandem cita a declarar a Cospedal, a su marido López del Hierro y al ex jefe de gabinete de la exministra y expresidenta de la Junta de Castilla-La Mancha. A todos ellos les imputa los presuntos delitos de cohecho, malversación y tráfico de influencias.

Una de las facturas cargadas a los fondos reservados de Interior por el chófer de Bárcenas.

Una de las facturas cargadas a los fondos reservados de Interior por el chófer de Bárcenas. EL ESPAÑOL

Según el auto dictado el pasado lunes, los escritos de Villarejo permitirían saber cómo el marido de Cospedal fue quien puso en contacto al inspector jefe de Policía Andrés Manuel Gómez Gordo, alias 'Andi', con el comisario Villarejo. Este último asumiría la misión de captar al chófer de la mujer de Bárcenas, Sergio Ríos Esgueva.

El conductor recibió a cambio una doble compensación: un sobresueldo de 2.000 euros al mes de los fondos reservados del Ministerio de Interior (que a menudo le entregaba Villarejo en persona) y finalmente todo tipo de facilidades para que ingresara como funcionario de la Policía Nacional. Y así, dice el juez en su auto, el Gobierno de Rajoy habría utilizado ese dinero del Ministerio del Interior para un fin ilegal: arrebatar a la acción de la Justicia pruebas sobre la financiación ilegal del PP. 

Ríos sería el topo de Kitchen, el infiltrado, la persona que lograría averiguar el paradero de documentos comprometedores para el PP en poder del extesorero. Papeles que más tarde, presuntamente, le serían arrebatados.

Apoyo a Bárcenas

De acuerdo con las agendas de Villarejo, el juez García-Castellón establece el 11 de julio de 2013 como la fecha de nacimiento de la Operación Kitchen. El comisario anota en esa fecha en una de sus agendas el acrónimo "CHISCO". Y escribe a continuación: "Charla de 45 minutos. Plan contra LB. Interv. Comunicaciones, registros y citación de mujer e hijo".

Es a partir de entonces cuando se detecta una cadena de anotaciones que permiten al juez inferir que Cospedal y López del Hierro habrían participado en el proceso de captación del chófer de los Bárcenas para su causa. En las páginas de las semanas y meses siguientes, integrantes de ese círculo más próximo a la exministra desfilan por la agenda del comisario en distintos acercamientos a Sergio Ríos. Hasta que Villarejo, ante esos infructuosos intentos, sería el encargado de tomar personalmente el mando.

Transcripción de una de las grabaciones de Villarejo.

Transcripción de una de las grabaciones de Villarejo. EL ESPAÑOL

El acrónimo "CHISCO" correspondería al entonces secretario de Estado de Seguridad, Francisco Martínez, también imputado en la causa. LB sería Luis Bárcenas. Solo cuatro días después, el 15 de julio de aquel año, el juez localiza una nueva referencia a Martínez: "Quiere plan estratégico para salir del caso LB". 24 horas más tarde, Villarejo escribe: "Problemática por posibles grabaciones de LB". 

En las dos jornadas posteriores, Villarejo plasma nuevos intentos para captar al chófer: "Pendiente conductor LB", "Andrés Gómez (policía y jefe de seguridad de Cospedal) ha recurrido a Sergio el conductor para contarle que se le han acercado", "Aviso contacto Sergio. Él se encarga de hablar con Andrés Gordo". También Francisco Martínez se implica y junto a su acrónimo Villarejo pone: "Forzando contacto con chófer LB". 

Todos los personajes de la trama van desfilando por la agenda. El 19 de julio, el excomisario evidencia la cercanía entre Cospedal y Andrés Gómez Gordo. También el recelo que este le despierta en un primer momento: "Aunque COSP le ha dicho que se fíe de mí, como su jefe de seguridad le puede decir que está equivocada". Líneas más adelante el entonces comisario deja escrito: "Espera recibir instrucc. Para recoger discos y grabac. Y todo lo demás". 

Líneas más abajo Villarejo suscribe un nuevo comentario, esta vez en referencia a Eugenio Pino (PIN), Director Adjunto Operativo (DAO) de la Policía Nacional, y al jefe de seguridad de Cospedal: "Instrucciones claras a ANDI". Inmediatamente, otra anotación sobre el estado de ánimo del secretario de Estado de Seguridad: "Muy preocupado por datos CHEF (el chófer)".

Es entonces cuando Villarejo interviene, tras varios intentos de sus colaboradores, y pasa a la acción con el conductor de la familia Bárcenas para tratar de captarle personalmente. "Al principio desconfiado, después ya se ha mostrado más receptivo. Quedo en darle mañana 2.000 y tfno., después todo lo demás".

Meses más tarde , el 4 de septiembre de 2013, Villarejo vuelve a plasmar en su agenda un nuevo indicio que reflejaría la participación de Cospedal: "COSPE: Control de LB". Al día siguiente, una nueva referencia a "ANDI", su jefe de seguridad: "Muy contento por los datos que le di para la COSPE".

Fernández Díaz y Cospedal, en un acto público.

Fernández Díaz y Cospedal, en un acto público. Efe

Es esta secuencia, la que describe cómo se logró involucrar en todo aquello al conductor de los Bárcenas, la que el magistrado quiere que aclaren Cospedal y López del Hierro. Lo hace con el fin de determinar si es verdad que participaron en esa operación, si establecieron los contactos que Villarejo refiere en sus libretas y cuál fue su nivel de implicación en los hechos.

Contactos previos 

Las agendas también reflejan, según el juez, los encuentros entre Villarejo, Cospedal y su marido incluso un año antes de que se forjase la trama.  "Pin -Eugenio Pino- le pide a (Olivera) apoyar a tope a Bárcenas", anotó el 18 de septiembre de 2012. "Reunión ok con abogado de Barc. Buena predisposición. Escrito LB no es Luis el Cabrón", indicó 3 días después.

Villarejo plasmaba cómo había obtenido el correo de la ministra, el cual anotaba en su libreta, y más adelante el teléfono de su secretaria. "Sería necesario preguntar (a Cospedal) si fue ella quien facilitó estos datos, y en ese caso el motivo por el que lo hizo", dice en ese punto el juez.

Ya varios meses atrás de que comenzase el seguimiento a los Bárcenas Villarejo reflejaba reuniones o llamadas con los dos miembros del matrimonio y el jefe de gabinete de Cospedal. De ese modo, el 8 de enero de 2013, Villarejo escribe junto a las siglas "ILH", las de López del Hierro: "Propone que llame a JL (jefe de gabinete de Cospedal) aunque él le recordará a MD (María Dolores) la conveniencia de vernos lo antes posible".

Días más tarde, el 15 de enero, surge una nueva referencia con las siglas "ORTI": "Aviso de que todo va según lo previsto. Se encarga de transmitirlo a COSPE". Muchas otras aparecerían meses después.


Etiquetas:  #Las #30 #anotaciones #de #Villarejo #que #implican #a #Cospedal #y #su #marido #en #el #espionaje #a #Bárcenas

COMENTARIOS