Las dudas del tenis femenino: Garbiñe Muguruza y Paula Badosa, inmersas en una crisis
23:28
29 Agosto 2022

Las dudas del tenis femenino: Garbiñe Muguruza y Paula Badosa, inmersas en una crisis

Vienen de una decepcionante gira previa y han perdido protagonismo en el circuito.

Cuadro femenino Primera ronda

Si echamos un vistazo rápido al ránking de la WTA, da la impresión de que no hay motivos para la inquietud en el tenis femenino español. Paula Badosa es cuarta en el escalafón y Garbiñe Muguruza figura décima. En distinta medida, ambas cuentan con opciones de volver a disputar a partir del 30 de octubre, en Guadalajara (México), las WTA Finals, torneo que ganó Muguruza el pasado año.

Es a la hora de acercarse a la evolución de ambas cuando surge una lógica preocupación. Badosa debutará este martes en el Abierto de Estados Unidos (alrededor de las 20.15 h., Eurosport) frente a la veterana ucraniana Lesia Tsurenko sin haber ganado partido alguno en la gira previa norteamericana. Se retiró lesionada en Toronto cuando perdía con Yulia Putintseva y cayó también de inicio en Cincinnati frente a Ajla Tomljanovic.

A Garbiñe, que arranca este martes a las 17.00 h. ante la joven danesa Clara Tauson, no le han ido las cosas mucho mejor. Se despidió frente a Belinda Bencic en octavos de Toronto, tras superar de entrada a Kai Kanepi, y cedió en su debut en Cincinnati contra Elena Rybakina. El caso de la hispanovenezolana es incluso peor si tomamos como referencia los torneos del Grand Slam: sólo en Australia pasó una ronda, con derrotas súbitas en Roland Garros y Wimbledon.

Badosa, que ganó a principios de año en Sydney e hizo semifinales en Indian Wells, parecía en la temporada de su consolidación. Terminó 2021 plantándose en semifinales de las WTA Finals, contra Muguruza, poco después de ganar en el desierto californiano el torneo más importante de su vida. La pasada primavera llegó a situarse segunda en el escalafón, a la vera de la inabordable Iga Swiatek. A sus 24 años, y en una tardía explosión, atravesado el difícil período desde que ganó en 2015 el título júnior en Roland Garros, estaba llamada a ser más protagonista. Octavofinalista en Australia (Keys) y en Roland Garros (Halep), se quedó en tercera ronda de Roland Garros (Kudermetova). Su techo en los majors está en los cuartos de París, el pasado año.

Mayor bagaje de Garbiñe

Muguruza, 28 años, tiene un bagaje más concluyente detrás. Campeona en Roland Garros y en Wimbledon, además de en las mencionadas WTA Finals, tuvo también un efímero paso por el número 1. Su triunfo del último curso en Guadalajara invitaba a pensar en una resurrección, en que volvería a ser la jugadora incisiva y competitiva que había asombrado al mundo desafiando a Serena Williams en la final de Wimbledon 2015 antes de derrotarla un año después en Roland Garros, la misma que tumbó a Venus por 7-5 y 6-0 en la final de Wimbledon de 2017. Lo cierto es que esta temporada presenta un balance desalentador, con nueve victorias y 14 derrotas.

Mientras Garbiñe ha consolidado a Conchita Martínez como su entrenadora, Badosa trata de hacer lo propio con Jorge García, uno de los técnicos que le ayudó en su primera etapa y que tomó el relevo de Javier Martí en septiembre del pasado año. Uno de los problemas de la jugadora nacida en Nueva York y afincada en Dubai es de orden mental. Fueron sorprendentes sus declaraciones tras perder con Halep en Wimbledon: «No soy Rafa Nadal ni lo voy a ser». Poseedora de un juego cotizable en el tenis de hoy, se mueve mal en las alturas.

Muguruza y Badosa, que podrían cruzarse en semifinales, disponen de una buena oportunidad para resarcirse, aunque el US Open no sea territorio propicio. Garbiñe nunca pasó de octavos. Badosa tiene su límite en la segunda ronda.


Etiquetas:  #Las #dudas #del #tenis #femenino #Garbiñe #Muguruza #y #Paula #Badosa #inmersas #en #una #crisis

COMENTARIOS