Las familias que ya no pueden calentar su casa: ''Hay quien antes de dejar de pagar una factura deja de comer dignamente''
23:20
26 Diciembre 2022

Las familias que ya no pueden calentar su casa: ''Hay quien antes de dejar de pagar una factura deja de comer dignamente''

El porcentaje de familias que mantiene una temperatura inadecuada en invierno aumentó hasta el 14,3% en el año 2021

El Ministerio de Transición Ecológica publicó recientemente la actualización de los indicadores de la Estrategia Nacional contra la Pobreza Energética, con datos del invierno de 2021. Aunque en tres de cuatro apartados las cifras mejoran respecto al año anterior, lo hacen de forma débil (0,1, 0,4, y 1 punto porcentual) mientras que el apartado en el que aumenta crece de una forma más notable. Se trata, además, del porcentaje de población que mantiene una temperatura inadecuada en invierno, que se va ya al 14,3% (el año pasado estaba en un 10,9%) cuando en 2018 se quedaba en un 9,1%. La crisis energética podría hacer que en los meses invernales de 2022 la situación empeore.

Así, en el caso del indicador de porcentaje de hogares cuyo gasto energético sobre los ingresos es superior al doble de la mediana nacional, bajó de un 16,8% a un 16,4%, con una cifra de partida de un 16,9% en 2018. En la pobreza energética escondida -porcentaje de hogares cuyo gasto energético por unidad de consumo es inferior a la mitad de la mediana nacional-, la caída fue del 10,3% al 9,3% (partía del 11%), mientras que en el retraso en el pago de facturas de suministros de la vivienda, se redujo de un 9,6% a un 9,5%, pero en 2018 estaba en un 7,2%.

Pobreza energética en España

El problema, según denuncian las asociaciones, es que la mejora anunciada por el Gobierno tiene un pequeño asterisco: compara los datos del invierno de 2021 con el de 2020, un año marcado por la pandemia. Si se comparan con 2019, hay alguna cifra -retraso de pago de facturas de suministros- que sube y, en cualquier caso, son avances que consideran escasos. Hay que tener en cuenta "los objetivos de la Estrategia Nacional contra la Pobreza Energética son bajar estas cifras de cara a 2025", contextualiza María Campuzano, portavoz de la Alianza contra la Pobreza Energética. "De momento, la situación más o menos se mantiene", lamenta, y cree que se presentan los datos de una forma "demasiado optimista".

"Hay que tener en cuenta también que sólo se tienen en cuenta estos cuatro indicadores y se ignoran otros que para nosotros son muy importantes, como por ejemplo, los cortes que se han producido, las deudas que han acumulado las familias a raíz de las medidas que ha implementado el Gobierno", explica Campuzano. Y queda poco para que empiece un nuevo invierno en el que, teniendo en cuenta el contexto energético y de inflación "todo parece anunciar que muy probablemente los datos van a empeorar a pesar de las medidas que ha implementado el Gobierno". Han servido, porque "han contenido un poco la pobreza energética", pero no han conseguido reducirla.

Además, Campuzano denuncia que hay situaciones que no reflejan los números. "Hay familias que antes de dejar de pagar una factura dejan de comer dignamente", ilustra. Este es un caso real que, sin embargo, no aparecería en el informe del Gobierno -al menos, no en el apartado de retraso en las facturas- porque se estaría produciendo el pago. "El otro día nos contaba una asociación de enfermos que necesitan respiradores que algunos de ellos habían dejado de utilizar esas máquinas en su día a día porque la factura se les disparaba porque son máquinas que tienen que estar conectadas muchas horas", rememora.

Por otro lado, a los evidentes impactos directos en la salud que tiene el hecho de no poder mantener una temperatura adecuada, la portavoz de la asociación pone también el foco en cómo repercute en la salud mental. "El hecho de dejar de pagar una factura, tener miedo de si te van a cortar la luz, acumular una deuda con una empresa que no para de reclamarte una deuda y tú no la puedes pagar acaba generando muchísima angustia, preocupación, estrés o depresión", detalla. "Esto es un constante en nuestras asambleas".

Según el documento publicado por el Ministerio, el "buen comportamiento" de los tres indicadores que mejoran "podría apuntar a la eficacia de las medidas del escudo social y las medidas fiscales puestas en marcha por el Gobierno durante buena parte del año 2020 y que se han visto si cabe más reforzadas durante 2021". Consideran que sin ellas, "con toda probabilidad estos indicadores hubieran arrojado valores sustancialmente distintos a los finalmente observados". Además, señalan que hay indicadores que están "directamente relacionados con la eficiencia energética de los hogares".

En este sentido, la portavoz de Alianza contra la Pobreza Energética recuerda que los bonos sociales no cubren todo el consumo y cuando se rebasa un determinado límite la electricidad adicional ya se paga sin descuento. Sin embargo, se da la paradoja de que, como también detalla el Miteco, la eficiencia es clave, pero no barata. Es decir, aunque a largo plazo la solución pueda pasar por tener electrodomésticos o instalaciones más eficientes, requiere una inversión inicial que no todos pueden afrontar. "Eso hace que familias que viven en una vivienda que es totalmente eléctrica o que tienen calefacciones ineficientes superan siempre esos límites y no pueden hacer frente al pago de sus facturas", explica.

Con todo, Campuzano extrae un cambio positivo de la situación del sector energético en los últimos años: "Cada vez más se es consciente de que sin energía no se puede vivir". La idea, celebra, ha permeado y ya está presente "y no sólo en la sociedad en general, sino que ha llegado a las instituciones". Cree que todavía hay que dar "muchos pasos" y "exigir responsabilidades a las empresas que gestionan estos servicios, porque están haciendo negocio con algo que la gente necesita para vivir y tienen que asumir la responsabilidad que eso implica".


Etiquetas:  #Las #familias #que #ya #no #pueden #calentar #su #casa #Hay #quien #antes #de #dejar #de #pagar #una #factura #deja #de #comer #dignamente

COMENTARIOS