Las hipotecas que vienen en 2021: igual de caras pero más difíciles de conseguir
13:06
7 Enero 2021

Las hipotecas que vienen en 2021: igual de caras pero más difíciles de conseguir

Los expertos aseguran que aunque su precio no variará mucho, la banca se volverá más estricta en la selección de clientes por la crisis a fin de evitar la morosidad

Si algo ha propiciado la pandemia del coronavirus es que hacer previsiones a medio plazo sea como lanzar una moneda al aire, un acto de azar más que de ciencia. Pero a pocos días de dejar atrás el que sin duda será uno de los años más inolvidables de la historia, hay tendencias que, al menos a grandes rasgos, se pueden intuir. En el caso del sector inmobiliario, con independencia que cómo evolucionen los precios o las ventas, los expertos tienen bastante claro que, dado el panorama de incertidumbre sobre el futuro económico más inmediato que ha dejado el coronavirus, la tendencia de la banca será la de mantener los precios actuales de los préstamos para vivienda pero volverse más selectiva con los clientes a los que se conceden.

Ver también


Economía.Opciones y alternativas si no puedo pagar una hipoteca

Economía.Cómo ahorrar 40.000 euros en intereses cambiando la hipoteca de banco

El negocio principal de las entidades financieras es prestar dinero. Y aunque en los últimos años el desplome de los tipos de interés se ha comido gran parte de los márgenes que obtiene con los créditos, los bancos seguirán prestando dinero. Eso sí, los expertos creen que las entidades se volverán más selectivas para asegurarse de que los clientes son solventes y devolverán los préstamos. Lo contrario implicaría engordar una morosidad que la crisis ya va a incrementar con los préstamos del pasado. “Teniendo en cuenta el panorama actual de incertidumbre económica en el que nos encontramos, es probable que los bancos endurezcan sus criterios y, sobre todo, se vuelvan mucho más selectivos”, asegura Marcel Meyer, consejero delegado de iAhorro. “Debido a la Covid-19, la situación financiera de muchos hogares empeorará, lo que hará aumentar el riesgo de impago. Y para minimizar ese riesgo, los bancos serán especialmente exigentes a la hora de analizar y aprobar las solicitudes de financiación”, secundan desde HelpMyCash.

Desde esta web especializada en el sector financiero, aseguran que “lo más probable, por lo tanto, es que los clientes con un perfil más delicado (personas con muy pocos ahorros, con deudas o con una cierta inestabilidad laboral) no puedan acceder a una hipoteca”. Además, añaden que será más complicado conseguir una financiación de más del 80% de la compra de la vivienda. “Las entidades harán hincapié en que se cumplan las ratios de endeudamiento, que no se destine más del 30/35% de los ingresos a pagar la hipoteca”, añade Faustino García, de la consultora especializada en inmobiliario residencial MVGM.

Los expertos creen que será muy complicado logra una financiación de más del 80% de la compra de la vivienda

Aunque el coronavirus ha contribuido a agravar el endurecimiento de los criterios de selección de los clientes, desde sincomisiones.org aseguran que es algo que ya viene de lejos. Según explican, empezó a darse a comienzos de 2019 ante el deterioro de las expectativas de crecimiento. “A raíz de la entrada en vigor de la La oferta de hipotecas a tipo fijo seguirá siendo muy atractiva y con tipos históricamente bajos. Igualmente, el euribor se mantendrá en los baremos actuales, salvo que se produzcan cambios significativos en las políticas monetarias del BCE”, explica su subdirector general, José Manuel Fernández. Además, añade, la demanda de financiación y la evolución de los precios de la vivienda “impulsarán la competencia entre las entidades y, por tanto, podrían abaratar los tipos”.

Desde sincomisiones.org coinciden en que “es probable que no. Clientes de calidad hay pocos en comparación con la masa absoluta de demandantes, por lo que las entidades lo que van a buscar es atraerlos hacia sí y para ello sólo pueden emplear como herramienta una oferta competitiva. Contemos además con la irrupción de competidores como los “neobancos”, empresas de menor tamaño que la banca normal y con costes operativos bajos que permiten formular ofertas muy interesantes”, explican desde esta web.

Meyer, desde iAhorro, cree que “no sólo veremos los tipos bajos reflejados en la oferta variable de las hipotecas. El tipo fijo cada vez está cobrando más fuerza con unos intereses muy semejantes a los de las variables. Se han convertido en la apuesta de los bancos para asegurarse clientes”, añade. En línea con iAhorro, desde HelpMyCash aseguran que “seguramente la banca continuará incentivando su contratación [de las hipotecas fijas], puesto que les reportan mayores ingresos que las variables. Habrá, sin embargo, menos competidores por las fusiones entre CaixaBank y Bankia y entre Unicaja y Liberbank. En consecuencia, habrá que ver si la banca online, que ha sido una de las grandes dinamizadoras de este mercado, es capaz de plantear ofertas agresivas para empujar a otras entidades a rebajar sus tipos fijos.

La tradición de cada año

Esta web, sin embargo, no está tan segura de que los precios se vayan a mantener bajos. “Teniendo en cuenta que los bancos suelen encarecer sus hipotecas durante los primeros meses del año, es probable que en el primer trimestre de 2021 también suban los tipos de interés”, advierten desde HelpMyCash.com. Una vez superado ese primer trimestre, prosiguen, es poco probable que los bancos rebajen los diferenciales de sus hipotecas variables. Dado que el euribor, según la mayoría de las previsiones, aún cotizará en valores negativos durante todo 2021, “lo lógico es que la banca mantenga o incluso suba los diferenciales para mantener la rentabilidad de estos productos. De todos modos, como el euribor seguirá muy bajo, estos préstamos seguirán siendo baratos”, añaden.

Más allá de los tipos de interés, desde HelpMyCash.com afirman que los bancos también podrían encarecer otros gastos de sus hipotecas para hacerlas más rentables. Es probable, por lo tanto, que pidan contratar más productos para acceder a sus préstamos hipotecarios (como seguros o planes de pensiones) o que incluyan más comisiones por novación, subrogación o amortización anticipada. “En el fondo, lo que muchas veces interesa a las entidades es vincular a los clientes a otros productos”, asegura también Faustino García.

Buen momento para buenos clientesAunque se vuelva más selectiva con los clientes, la banca no puede cerrar el grifo del crédito porque, como dice José Manuel Fernández, “la financiación es una parte esencial en el “core business” de las entidades financieras”. Esa necesidad de seguir prestando es la que, a decir de los expertos, podrán aprovechar los mejores clientes para apretar a los bancos y lograr mejores condiciones. “2021 será un año de grandes oportunidades para los clientes que tengan un buen perfil. Se encontrarán en mejores condiciones para exigir a las entidades y conseguir buenas ofertas, puesto que la banca seguirá apostando por las hipotecas para ganar clientes, asegura Marcel Meyer. “Los solicitantes con una mejor situación económica (personas con ingresos elevados, funcionarios…) aún podrían obtener más de un 80% de financiación si negocian con la entidad bancaria o contratan a un intermediario financiero”, explican desde HelpMyCash.Desde este comparador financiero también creen que será un buen año para explorar la posibilidad de cambiar la hipoteca de banco. “Los bancos seguirán interesados en prestar dinero para la compra de viviendas. Y como la demanda, seguramente, no será suficiente por culpa de la crisis económica, es muy probable que mantengan activo el mercado de las subrogaciones de acreedor, en el que se ofrecen a asumir hipotecas vigentes de otros bancos a cambio de mejorar sus condiciones”, explican.

Etiquetas:  #Las #hipotecas #que #vienen #en #2021 #igual #de #caras #pero #más #difíciles #de #conseguir

COMENTARIOS