Las lágrimas de emoción del MVP Llull en el lugar donde todo cambió: ''Han sido años duros''
20:20
13 Septiembre 2021

Las lágrimas de emoción del MVP Llull en el lugar donde todo cambió: ''Han sido años duros''

El balear (24 puntos), rompió a llorar tras la conquista de la Supercopa en el Santiago Martín, donde hace cuatro años se rompió los ligamentos de la rodilla

Crónica Llull y la épica remontada del Madrid

A Sergio Llull se le recuerdan gestos de rabia, arrebatos de genialidad, abrazos de compañerismo e incluso algún enfado de campeonato. A Llull se le vio tantas veces reír, tantas gritar, tantas espolear. Pero jamás llorar. Por eso su imagen en el Santiago Martín, toalla en el rostro, ojos enrojecidos, pelo enmarañado, se convirtió en el icono de esta Supercopa Endesa, en el trending topic de un torneo de pretemporada elevado por la rivalidad de Real Madrid y Barcelona y por el ansia competitiva de tipos como el de Mahón.

Lloraba Llull porque allí donde este domingo volvió a reinar, donde lideró una remontada como las de antaño, donde se volvió a sentir pleno, se había roto los ligamentos de la rodilla cuatro años atrás, en aquel amistoso con la selección española de preparación para el Eurobasket que marcó un antes y un después en su carrera. Que dejó a su físico lleno de cicatrices. "Son muchas emociones, han sido años muy difíciles en lo personal. He pasado unos años duros por las lesiones de rodilla y las lesiones musculares y jugar así en una final ha traído toda esa alegría", describía después el escolta.

Ya en la primera parte había avisado de que esta iba a ser su noche, pero fue después, con todo perdido, cuando descorchó su champagne. Dos triples en el abismo para rescatar al Madrid, que caía por 19. Y puntos y más puntos (hasta 24, 27 de valoración), corazón donde el aliento no le llegaba. "El carácter de este equipo cuando peor están las cosas", describía el MVP de la final (su tercero en una Supercopa tras los de 2014 y 2018, igualando a Juan Carlos Navarro). Otra muesca a su colección: MVP de la Liga Endesa (2016-17), del Playoff Final (2015 y 2016), de la Copa del Rey (2012 y 2017)... en su título número 22 de blanco.

Llull recibe el trofeo de MVP tras la final de la Supercopa.Llull recibe el trofeo de MVP tras la final de la Supercopa.Ramón de la RochaEFE

Y se acordaba en las cámaras de Movistar Plus de la noche previa, de esas nubes negras que le atormentaron, apenas seis minutos en pista ante el Lenovo Tenerife. "Me acuerdo de mi familia, de mis niñas, de mi hermano... Ayer discutí con mi mujer. Estaba enfadado porque no había jugado bien", describía Llull, pocas veces tan abierto.

"Hemos regalado un título", se quejaba Jasikevicius. "Llegábamos muy justos, pero nadie dejó de creer", resumía Pablo Laso, quien, cómo no, elogió al héroe de la noche. "Mi hijo quiere que juege Llull toda la vida", dijo en rueda de prensa, quien antes fue uno de los primeros en abrazar al balear en su emoción -junto a Rudy Fernández-, en susurrarle al oído quién sabe qué. "Ayer jugó un mal partido, jugó poco ¿Y qué? ¿Vamos ahora a descubrirlo o a matarlo por el partido de ayer? ¡Por favor!", reivindicó el técnico vitoriano.


Etiquetas:  #Las #lágrimas #de #emoción #del #MVP #Llull #en #el #lugar #donde #todo #cambió #Han #sido #años #duros

COMENTARIOS