Las mejores canciones de 2021
01:33
23 Diciembre 2021

Las mejores canciones de 2021

C. Tangana, Zahara, Olivia Rodrigo, Rauw Alejandro, Silk Sonic, Rigoberta Bandini, Bizarrap o Snail Mail son algunos de los triunfadores de un año lleno de sorpresas

Cine Las mejores películas de 2021 Literatura Los mejores libros de 2021

C. Tangana: Ingobernable

La rumba como el género para unir a las dos Españas, como el lenguaje que puede comprender cualquiera, como el pasaporte para salir por el mundo, como una carta de libertad y como un símbolo de autenticidad callejera. Y en El madrileño, una rumba para gobernarlas a todas, este himno macarrilla al ritmo contagioso de Gipsy Kings.

Rauw Alejandro: 'Todo de ti'

Sonidos de goma, una melodía en patines, el aroma de broma, los labios rositas, las metáforas melosas y ese ritmillo disco-pop hecho para doblar las rodillas. Este año no ha sido tan divertido bailar como con esta canción que es un caramelo malévolo.

Silk Sonic: 'Leave the Door Open'

Como Rauw Alejandro, los años 70 inspiran el sonido de seda de Bruno Mars y Anderson.Paak en su homenaje al funk y el R&B clásicos. Sus pequeñas sinfonías de soul para la discoteca alcanzan su cumbre en esta balada para bailar sin distancia de seguridad.

Zahara: 'Merichane'

Toda la rabia y toda la revancha y toda la denuncia que hay en PUTA, el séptimo disco de Zahara, caben en este electro molón y sexy, en este océano de sintetizadores y de sonidos más afilados que una katana de Hattori Hanzo.

Rigoberta Bandini: 'Perra'

Son dos canciones conectadas secretamente por un hilo invisible, dos canciones gigantes, Merichane y Perra, con su electrónica y su celebración del feminismo. "Esto de ser mujeres en el tiempo de Despentes/ es difícil, no sé por dónde empezar", canta antes de llegar a un estribillo que es todo euforia.

Tyler, The Creator: 'Lumberjack'

Los viajes siniestros, la fanfarronería macarra, el humor absurdo y el espíritu punk del rapero más alto del mundo continúan alimentando los sueños y pesadillas del hip hop galáctico.

Snail Mail: 'Valentine'

Desde que los artistas jóvenes del rock indie de EEUU no vivieron los años 90 (por edad, su infancia es ya de este siglo), reivindican cada vez más aquella década. Snail Mail idealiza aquel rock fracturado y enfadado en pequeños himnos como Valentine, con un estribillo que es todo adrenalina para corear con los brazos en alto.

Low: 'Days Like These'

No hay nadie, nadie, nadie, que pueda hacer una canción así en el mundo. Solo Low, con sus hermosas voces heroicas luchando contra todo la distorsión, la confusión y la crudeza de un ruido que evoca un mundo más duro que un bordillo de cemento, y luego el ambiente flotante después de la lucha. Es un viaje esta canción, y cuando acaba ya no eres el mismo.

Olivia Rodrigo: 'Good 4 U'

Las actrices infantiles de Disney suelen intentar sacudir nuestra escasa capacidad de sorpresa cuando cumplen 18, pero no es tan habitual que aparezcan con discos tan redonditos e inmediatos como el debut de Olivia Rodrigo. Guitarras malévolas, épica emo y una melodía pop que se adhiere al cerebro como una pegatina se combinan con maléfica astucia en canciones archiperfectas como esta.

Jorge Drexler+C. Tangana: 'Tocarte'

Antes de hacer Nominao, Drexler y Tangana escribieron esta canción publicada con un año de retraso y en la se unen canción popular uruguaya y funk carioca. La producción minimalista y los sonidos de andar por casa, que parece que puedas tocarlos si alargas el brazo, acompañan la exaltación carnal de la letra.

Wet Leg: 'Chaise longue'

El rock británico es desde hace años un boxeador noqueado que da vueltas por el ring, pero siempre nos deja alguna canción, algún buen grupo al que agarrarnos, como es este simpático dúo novel de la isla de Wight que hace canciones un poco lerdas y asquerosamente divertidas traduciendo el post-punk al formato pop.

Bizarrap+Ptazeta: 'Bzrp Music Sessions, Vol. 45'

El productor argentino Bizarrap lleva años deslumbrando con producciones más crujientes que un bol de kikos y un concepto modernazo de la música urbana. En su interminable sucesión de colaboraciones, la mayoría de ellas con estrellas del género, destacó la que grabó con la joven rapera grancanaria Ptazeta, chulísima y sueltísima en este vertiginoso mazazo.

Mdou Moctar: 'Afrique Victime'

El rock tuareg de Níger ha proporcionado algunos de los mejores discos de rock de la última década, y en ese ámbito este año ha deslumbrado el guitarrista y cantante de Agadez, la ciudad que es epicentro de una generación sensacional. No hay guitarras eléctricas que suenen más ácidas y poderosas como las suyas, no hay ritmos mejor enroscados, no hay psicodelia más evocadora como esta.

Tokischa + Rosalía: 'Linda'

La mejor canción de Rosalía de este año no es suya, es de la rapera domicana Tokischa, un terremoto deslenguado llamado a cosas gigantes en el futuro. Linda es un himno femenino automático, arrollador nada más empezar, un encuentro a todo trapo de dembow y bulería que emana lujuria y fiesta.

Maria Arnal i Marcel Bagés: 'Fiera de mí'

En un disco tan complejo y de segunda velocidad como CLAMOR se esconde un single mutante y audaz, este Fiera de mí que reivindica la animalidad no solo en la letra, sino en su sonido palpitante. La confirmación de Maria Arnal como compositora e intérprete diferente y necesaria.

Califato 3/4: 'Çambra der huebê çanto'

Son fuertes en el sonido, en el concepto, en la forma salvaje de mostrar una Andalucía actual, pero los sevillanos Califato 3/4 también pueden rematar canciones perfectas como esta Zambra del Jueves Santo donde el rap y la música de Semana Santa suenan con todo el poder y sin un átomo de ironía.

Sharon Van Etten & Angel Olsen: 'Like I Used To'

Dos artistas geniales no aseguran un buen dueto, lo sabemos bien, pero en este caso el resultado es tremendo. Pop-rock americano de toda la vida, clásico en el buen sentido, hecho por dos compositoras e intérpretes gigantes que están su mejor momento. Maravilla.

Alizzz: 'Ya no siento nada'

Convertido en productor de prestigio por su alianza con C Tangana, Alizzz ha querido también su porción de estrellato con un álbum de debut repleto de bangers agridulces, algunos con cantantes invitados, aunque lo mejor se lo queda para cantarlo él, este hit para fiestas universitarias o, simplemente, para escuchar a todas horas con los auriculares.

Japanese Breakfast: 'Be Sweet'

Los nostálgicos del pop de sintetizadores los años 80, que son fluorescente legión, han encontrado el bálsamo más dulce en esta canción que crece y crece hasta un estribillo esplendoroso. Solo por la estética de sonido merece todo el amor que le puedas dar a una canción.

Baiuca+Rodrigo Cortés: 'Veleno'

Modernizar o actualizar la música tradicional es una de las corrientes más llamativas de los últimos años a nivel global. Por modernizar siempre se ha entendido meter electrónica, que no es nada moderna, en realidad, la electrónica se usa en música de masas desde hace 50 años, el caso es que este astuto productor gallego usa la producción de ordenador con la mentalidad de un sampler, así que oyes instrumentos tradicionales y voces naturales que no desvirtúan el origen en el que se inspira la canción, que es, así, moderna de verdad.

Maria Rodés y La Estrella de David: 'Hacer el amor'

No es muy original ni moderno, es de hecho un poco carca, este medio tiempo country-folk cantado a dos voces, esta canción de amor romanticón que es casi, se diría, hortera. ¿Debe eso preocupar al oyente? Nada en absoluto. Es una delicia, es una joya, es tan divertida y al mismo tiempo tan entrañable, esta pequeña gran canción y sus no menos adorables autores.

Caroline Polachek: 'Bunny Is a Rider'

Qué chica más lista, Caroline Polachek, destilando los efectitos del sonido híperpop para hacer un pop moderno y molón sin pasarse, que pueda gustar a petardas, pero también al gran público, y adaptando a los clásicos del pop ochentero sin que se note mucho, e introduciendo melodías que podrían cantar las princesas Disney, pero sonando un poco indie. Pero qué lista.


Etiquetas:  #Las #mejores #canciones #de #2021

COMENTARIOS