¿Lombrices contra la crisis de la resistencia antibiótica?
17:04
16 Mayo 2021

¿Lombrices contra la crisis de la resistencia antibiótica?

Junto con la investigación en nuevos antibióticos, se ha propuesto el uso de lombrices como una forma de frenar la llegada del mundo post-antibiótico

Los antibióticos son, sin lugar a duda, uno de los mayores avances de la humanidad. Cuando miramos atrás y comparamos la esperanza de vida, a que era raro ver personas de 70 u 80 años porque morían por diferentes achaques médicos que hoy podemos paliar (enfermedades cardíacas, renales, etc.) Sin embargo, en ese caso estaríamos hablando de la longevidad, pero la esperanza de vida es algo diferente. El aumento que ha experimentado en los últimos siglos se debe a la descomunal reducción de muertes durante la infancia y el parto. La esperanza de vida es la media de años que viven los individuos de una población, por lo que, si tantísimos fallecen al poco de nacer, la media se ve alterada y da la sensación de que no hay ancianos, cuando haberlos haylos. La mortalidad infantil en el primer mundo es ahora casi anecdótica y ha sido en gran medida por las vacunas y, en especial, los antibióticos.

Sin ellos no podríamos siquiera plantearnos hacer operaciones complejas y una tuberculosis sería una lenta condena a muerte. Precisamente por todo eso, podemos decir que, si bien los antibióticos han sido uno de los mayores avances de la humanidad, su pérdida, será una de las mayores tragedias. Hace ya tiempo que los expertos lo advierten: el mal uso que le estamos dando a los antibióticos está haciendo que la selección natural actúe sobre las bacterias, volviéndolas resistentes a nuestras armas. Cada vez son más las cepas resistentes a todo lo que conocemos y si se siguen extendiendo tendremos que enfrentarnos a un mundo post-antibióticos. En un intento de poner freno a este futuro distópico, los expertos están intentando desarrollar nuevos tratamientos, recuperar algunos antiguos que fueron abandonados por ser demasiado agresivos, reducir su uso tanto en humanos como en el sector ganadero y piscícola. Y es en este contexto en el que un grupo de científicos ha planteado un abordaje realmente extraño: el uso de lombrices de tierra contra el futuro post-antibióticos.

Lombrices Purificadoras

Si miramos un campo sin prestar demasiada atención, puede que pasemos por alto a uno de sus principales pobladores. Independientemente de los saltamontes y hormigas que patrullen las briznas de hierba, hay todo un mundo en el subsuelo, una plétora de lombrices que solo se asoman cuando la lluvia ha empapado bien la tierra. Sus cuerpos, tiernos y acuosos son frágiles, silenciosos, incluso modestos, pero tras el telón, cumplen uno de los papeles más importantes de nuestros ecosistemas terrestres. Las lombrices ingieren la misma tierra en la que viven y, para ellos, viajan de aquí para allá tunelándolo todo. Durante este proceso, introducen aire bajo el suelo, ayudando a que las bacterias descompongan la materia orgánica, por ejemplo. No obstante, gracias a estos mismos viajes a través del subsuelo, las lombrices podrían estar cumpliendo una función igual de interesante, pero mucho menos conocida: la destrucción de bacterias resistentes a antibióticos.

Hemos de entender que prácticamente todo lo que usamos, tocamos o expulsamos acaba yendo o al agua o a la tierra y, por si fuera poco, una vez en el agua puede contaminar la tierra circundante o viceversa. Por ese motivo, el suelo resulta ser un reservorio importante de bacterias resistentes. Habiendo tantas de estas últimas y tantas lombrices, es de rigor preguntarse qué relación habría entre ellas. Algunas hipótesis planteaban que las lombrices, al ingerir tanta tierra, se convertían a su vez en reservorios aún mayores de bacterias resistentes: puntos calientes. Sin embargo, otras hipótesis planteaban totalmente lo contrario: que podían estar comportándose como purificadoras. La idea era sencilla, se planteaba que el ambiente intestinal de las lombrices no era propicio para la vida de muchas de estas bacterias resistentes. La gran falta de oxígeno y su pH casi neutro y las bacterias que, de por sí, ya pueblan sus tripas, les pondrían las cosas muy complicadas a las resistentes.

Cazando lombrices

Para aclarar esta aporía, los expertos decidieron tomar lombrices de tierra de 28 provincias chinas diferentes y comparar las bacterias de sus intestinos con la que puebla la tierra circundante. Tras analizar los resultados, los expertos encontraron una correlación interesante. La cantidad de bacterias típicamente portadoras de genes resistentes a antibióticos era significativamente menor en el interior de las lombrices que en el medio que las rodeaba. No obstante, en unos segundos experimentos con condiciones bien controladas por los investigadores, encontraron lo contrario, menos bacterias “problemáticas” en el suelo que dentro de las propias lombrices.

Estos segundos resultados han sugerido a los investigadores del artículo la posibilidad de usar, en un futuro, a las lombrices de tierra, como organismos capaces de purificar los suelos y combatir a las bacterias resistentes. Sin embargo, quedan muchos cabos por atar, puntos por afinar e incongruencias por desenredar. La meta es que podamos atarlos, afinarlos y desenredarlos antes de que sea demasiado tarde.

QUE NO TE LA CUELEN:

Una lombriz no es una oruga. Las orugas son fases larvarias de mariposas y polillas, pero las lombrices directamente no son larvas, son organismos completos que no pasan por metamorfosis de ningún tipo.

REFERENCIAS:

Zhu, Dong et al. “Deciphering Potential Roles Of Earthworms In Mitigation Of Antibiotic Resistance In The Soils From Diverse Ecosystems”. Environmental Science & Technology, 2021. American Chemical Society (ACS), doi:10.1021/acs.est.1c00811. Accessed 16 May 2021.

Etiquetas:  #Lombrices #contra #la #crisis #de #la #resistencia #antibiótica

COMENTARIOS