Los alimentos subieron un 11% en mayo en España, el mayor aumento desde 1994, y llevaron el IPC al 8,7%
14:40
10 Junio 2022

Los alimentos subieron un 11% en mayo en España, el mayor aumento desde 1994, y llevaron el IPC al 8,7%

El INE confirma que la inflación general subió un 8,7% el mes pasado y la subyacente, un 4,9%

España repetirá en 2023 como la gran economía de la UE con más inflación: un 4,8%, el doble de lo previsto

Los alimentos y bebidas no alcohólicas se encarecieron un 11% interanual en el mes de mayo, nueve décimas más que en abril y la tasa más alta desde el comienzo de la serie, en enero de 1994, lo que, unido a la subida de precio de los combustibles provocó una subida del 8,7% en el IPC, según ha confirmado este viernes el Instituto Nacional de Estadística (INE).

El precio del aceite de oliva subió un 36,5% interanual; el de la pasta se elevó un 27,9%; el de la harina, un 25,5%; el de los huevos, un 25,3%; la mantequilla subió un 17,6%; la leche desnatada, un 17,3, y la entera, un 16,7%; el yogur, un 14,8%; la carne de ave, un 13,6%; el pan, un 12,6%; y el café, un 11,8%.

Por su parte, los productos vinculados al Transporte se encarecieron un 14,9%, tasa más de dos puntos por encima de la registrada en abril, por la subida de los precios de los carburantes, a pesar de que el mes pasado igual que en abril estuvo vigente el descuento de 20 céntimos por litro en los combustibles que aprobó el Gobierno para aliviar el bolsillo de los conductores. En concreto, el gasóleo se encareció un 33,9%, mientras que la gasolina repuntó un 23,5%.

Estos dos grupos -alimentos y combustibles- presentan una demanda bastante inelástica, es decir, por mucho que suba su precio los consumidores tienen que recurrir a ellos igualmente, lo que no produce una caída de su consumo. Por ello, provocaron que el IPC subiera un 0,8% en términos mensuales, respecto a abril. La inflación subyacente -que excluye los precios de la energía y los productos frescos y sirve de termómetro para medir el contagio de la subida a otros bienes y servicios- subió por su parte un 4,9%. Frente a abril, la subyacente subió un 0,7%.

La electricidad, por el contrario, dio un respiro en mayo y registró una subida de precios más moderada que en abril, del 30,2%, entre otras cosas por el efecto base, ya que se empieza a comparar el precio con meses del año pasado en los que ésta ya subía.

Lo que más subió en mayo en España fueron los aceites comestibles (girasol, coco, etc.), que registraron un incremento del 95,4% frente a mayo de 2021; seguidos por los combustibles líquidos (86,4%), los hoteles, hostales y pensiones, que ya aumentaron precios de cara a la temporada turística (45,4%) y, como viene siendo habitual, el aceite de oliva (36,5%).

Con el incremento de mayo, el IPC acumula en lo que va de año un aumento promedio del 8,1%, lo que quiere decir que de media este año los consumidores están encontrando precios un 8,1% más caros que los del año pasado.

La OCDE ya ha advertido esta semana de que la inflación durará más tiempo y será más alta, a raíz de la prolongación de la guerra en Ucrania y, sobre todo, de las sanciones impuestas contra Rusia que son por definición inflacionistas, ya que al prohibir la compra de energía procedente de ese país, los precios de los productos energéticos siguen subiendo al reducirse la oferta disponible en el mercado.

Por ello, la OCDE pronostica que el IPC cierre el año con una subida promedio del 8,1% y el próximo año se mantenga alto y vuelva a terminar el año con un repunte medio del 4,9%.


Etiquetas:  #Los #alimentos #subieron #un #11 #en #mayo #en #España #el #mayor #aumento #desde #1994 #y #llevaron #el #IPC #al #87

COMENTARIOS