Los dos 8-M: del ''ni Putin ni OTAN'' al ''Montero dimisión''
02:00
9 Marzo 2022

Los dos 8-M: del ''ni Putin ni OTAN'' al ''Montero dimisión''

El feminismo se parte por la mitad en el primer Día de la Mujer de la historia con dos manifestaciones

Directo 8M, Día de la Mujer 2022, en directo Manifestación La división del feminismo desluce las marchas del 8-M El Panel Dos tercios de las mujeres reprueban el trabajo de Irene Montero en Igualdad

"Estoy en esta manifestación porque es transincluyente. La identidad la da el género, no el sexo y aceptar eso no es borrar a las mujeres. Soy abolicionista pero no rechazo la regulación de la prostitución porque protege a la prostituta", dice Ronda, pegada a sus amigas Silvia y María.

"Estoy en esta manifestación porque no quiero compartir espacio con gente que permite que la violencia sexual sea una opción laboral. No me cuesta nada imaginar a un proxeneta o a un putero en una manifestación no abolicionista", dice Berta, unida a sus amigas Isa y Sandra.

Ronda está en la manifestación oficial del 8-M.

Berta está en la manifestación alternativa del 8-M.

El feminismo se partió en dos en este martes para la historia de la lucha por la igualdad en España, la primera vez que un 8-M son dos 8-M aunque, en el fondo, haya muchas más cosas que lo unen que las que lo separan.

Porque una incursión en ambas manifestaciones revela que muchas mujeres podrían haber estado en cualquiera de las dos, mascarillas moradas y gritos de toda la vida contra la violencia machista y el sistema patriarcal que desiguala las cosas.

Sin embargo, sí ha habido diferencias de hondura. Sobre todo, en asuntos tan centrales como la prostitución o la identidad de género. Solo había que mirar a los carteles o escuchar a los megáfonos.

Lucía lleva una pancarta que reza En España lo llamamos Montero dimisión y Marta grita Yolanda escucha, estamos en la lucha. Lucía está en la marcha no oficial del 8-M y Marta en la que secundan el Gobierno y muchos partidos políticos. Lucía pide la dimisión de una ministra que avala la ley trans o el debate sobre la legalización de la prostitución y Marta critica a otra que se ha desmarcado de la 'línea Podemos'.

En la marcha oficial caminan Sonia y Juana con unos pañuelos morados y un cartel de Libertad e Igualdad. "Hay que legalizar la prostitución para que las mujeres estén más seguras y tengan derechos". Unos metros más allá, María Antonia Araque, responsable del Fórum Feminista de Madrid, sostiene una pancarta que pide la abolición de la prostitución y de los vientres de alquiler. "Es una reivindicación básica del feminismo. En el pasado, la Comisión del 8M (organizadora de la marcha oficial) ha llegado a arrinconarnos. Regular es proteger al proxeneta".

- Entonces, ¿por qué estáis en esta manifestación y no en la otra, que apuesta claramente por la abolición?

-Porque la estrategia de esa manifestación es equivocada. Creo que no hay que autoexcluirse de la manifestación masiva.

"Mi cuerpo no se vende"

En la marcha oficial se ven muchas pancartas contra la guerra. En la otra muchas menos. Hay por todo el recorrido entre Atocha y Colón miles de cartelitos con tinta: "Guerra No", "Ni Putin ni OTAN", "Stop Putin", "Paz justa"... En la ruta entre Gran Vía y la Plaza de España, la cartelería es feminismo sin rodeos: "Pagar por follar es pagar por violar", " Ser mujer no es un sentimiento", "No a la ley Trans: sexo no es género". "Mi cuerpo no se vende, mi vientre no se alquila"...

-Por qué pedís la dimisión de la ministra Montero?, preguntamos a Lucía.

-Porque está abandonando los cauces feministas y está haciendo políticas no feministas.

- ¿Por ejemplo?

-La Ley Trans. Eso borra la identidad de la mujer como sujeto, que es la base de la lucha feminista. Y que quede muy claro que no estamos en contra de las personas trans. La transexualidad es una cosa y la Ley Trans, otra.

Bea e Irene cantan y corean cerca de la plaza de Callao. Cuentan que han venido a la manifestación alternativa porque están en contra de la prostitución, del alquiler de vientres y de la pornografía. Pero admiten a un tuvieron dudas. "Hemos estado discutiendo por el grupo de whatsapp hasta las cinco de la tarde porque hay muchas cosas que tenemos en común. De hecho, una amigas se han ido a la oficial y otras nos hemos venido a esta. Todo esto puede hacer mucho daño al feminismo".

Casi en la Plaza de España, Susana saluda a Alicia, que ha estado en las dos manifestaciones aunque haya sido puramente casual. "Es que ha ido a acompañar a su madre que había quedado en la otra. Yo creo que el hecho de que muchas abolicionistas estén en la manifestación oficial revela precisamente lo perverso de esta fractura impulsada desde Podemos".


Etiquetas:  #Los #dos #8 #M #del #ni #Putin #ni #OTAN #al #Montero #dimisión

COMENTARIOS