Los extremistas estaban “preparados para la guerra”
19:39
23 Febrero 2021

Los extremistas estaban “preparados para la guerra”

Primera audiencia pública sobre el asedio de la turba violenta el 6 de enero. El ex jefe de la Policía del Capitolio suplicó a la Guardia Nacional que desplegaran tropas mientras la violencia se intensificaba rápidamente

A pesar de que el “impeachment” al presidente Donald Trump se haya cerrado sin una condena al ex mandatario, la investigación sobre el asalto al Capitolio sigue su curso. Hoy, los senadores han comenzado a interrogar a los agentes de Policía que tenían la tarea de proteger el Capitolio el 6 de enero. Los agentes han reconocido que en el informe interno enviado por el FBI no se sugirió que los extremistas se estuvieran preparando para la “guerra”.

Noticias relacionadas


Internacional.Una comisión similar a la del 11-S investigará el asalto “terrorista” al Capitolio

Internacional.Los demócratas alertan de que Trump podría alentar otro asalto al Congreso

Internacional.“¡Colguemos a Mike Pence!”: el vídeo inédito del asalto al Capitolio

Al testificar públicamente por primera vez sobre la insurrección del 6 de enero en el Capitolio de Estados Unidos, ex funcionarios de seguridad achacan a que fue la mala inteligencia la culpable del desastroso fracaso para anticipar las violentas intenciones de la turba de manifestantes. Eso los dejó sin preparación para el ataque, que no se parecía a nada que hubieran visto antes.

El informe fue emitido un día antes del motín por la oficina del FBI en Norfolk, Virginia. El jefe interino de la Policía Metropolitana de Washington, Robert Contee, asgura que el informe llegó por correo electrónico y dice que cree que una advertencia de ese nivel “justificaría una llamada telefónica o algo así”.

Partidarios de Donald Trump durante al asalto al Capitolio el pasado 6 de eneroFoto: MICHAEL NIGRO / ZUMA PRESS / CONTACTOPHOTO MICHAEL NIGRO / ZUMA PRESS / CON

Steven Sund renunció como jefe de la Policía del Capitolio el día después del asalto. Sund testificó ante el Congreso hoy que no sabía que el departamento había recibido el informe hasta semanas después de la insurrección.

Sund y Contee han criticado la inteligencia que recibieron por parte de la Policía federal alrededor del 6 de enero. Sund ha pedido una revisión de cómo la comunidad de inteligencia estudia el extremismo doméstico y comparte información entre agencias.

El jefe de la oficina del FBI en Washington ha reconocido que una vez que recibió la advertencia el 5 de enero de la oficina de Virginia, la información se compartió rápidamente con otras agencias policiales, incluida la Policía del Capitolio.

Un alto funcionario de seguridad ha testificado que estaba “atónito” por la respuesta tardía a una solicitud de ayuda de la Guardia Nacional durante el violento asalto en el Capitolio.

El jefe interino de la Policía Metropolitana, Robert Contee III, indicó en la audiencia conjunta en el Senado que el ex jefe de la Policía del Capitolio de Estados Unidos estaba “suplicando” a los oficiales del Ejército que desplegaran tropas de la Guardia mientras la violencia se intensificaba rápidamente el 6 de enero.

Los agentes de la Policía Metropolitana del Distrito de Columbia se habían unido para ayudar a la Policía del Capitolio de Estados Unidos durante el ataque.

Contee señaló que mientras los agentes “estaban literalmente luchando por sus vidas”, pero los agentes al otro lado del teléfono se lo tomaban con total tranquilidad la posibilidad de desplegar tropas. Contee destacó que “no hubo una respuesta inmediata”.


Etiquetas:  #Los #extremistas #estaban #preparados #para #la #guerra

COMENTARIOS