Los jugadores condenados huyen al fútbol árabe: de los abusos de Santi Mina al homicidio de Renan
02:16
27 Agosto 2022

Los jugadores condenados huyen al fútbol árabe: de los abusos de Santi Mina al homicidio de Renan

Este verano se han producido dos casos preocupantes de futbolistas que han huido de sus países y que han encontrado aquí su refugio perfecto. 

Como cada verano, el mercado de fichajes se ha movido mucho. Y promete hacerlo con fuerza en los últimos días, antes de que se llegue al final del mes de agosto. Algunos casos han sido especialmente llamativos como el de Santi Mina, que ha decidido cambiar de equipo, de liga y de país y poner rumbo a Arabia Saudí

Sin embargo, su situación guarda una particularidad que no tienen la de otros futbolistas que han sido protagonistas en este mercado de fichajes. Ha tenido que elegir este nuevo camino para protegerse de un futuro incierto desde el punto de vista judicial y para ello ha tenido que poner rumbo a uno de los países árabes que intenta impulsar sus propias competiciones dando acogida a este tipo de jugadores. 

Su caso no ha sido aislado este verano y es que en las últimas horas, otro jugador ha tenido que tomar el mismo camino. Volar a un país de cultura árabe escapando de su destino después de haberse visto envuelto en un problema legal muy importante. En este caso se trata de Renan Víctor da Silva, uno de los centrales con mayor progresión del fútbol brasileño. Palmeiras, al igual que el Celta con Santi Mina, se ha visto obligado a deshacerse del jugador dándole vía libre para que pueda continuar su carrera al margen de sus delitos. 

[Novedades en el caso Emiliano Sala: el Cardiff deberá pagar al Nantes 6 millones de euros]

Trabajo intenso el de los representantes en estas horas que encuentran en estos países un limbo legal que les permite llevar a sus jugadores para que se protejan de sus delitos y de sus condenas. Una elección, acompañada de muchos millones, que históricamente ha sido elegida por muchos futbolistas. Cada vez son más aquellos que tienen ciertos problemas legales y que deciden pasar una temporada en el fútbol árabes alejados del ruido mediático. 

Renan Víctor da Silva durante un partido con el Palmeiras

Renan Víctor da Silva durante un partido con el Palmeiras Net Palestra

El caso de Santi Mina

Santi Mina ha atravesado en los últimos años momentos realmente complicados. Su escándalo sexual, por el cual ha sido condenado a cuatro años de cárcel tras estar acusado de abuso, ha terminado arruinando su carrera profesional. Estaba llamado a ser uno de los delanteros más prometedores del fútbol español. Y ahora, con solo 26 años, se puede decir que ha terminado con su trayectoria. 

Tras no conseguir triunfar en clubes como el Valencia o el Celta, ha tenido que abandonar Vigo por culpa de esa condena por abuso sexual después de lo sucedido en el año de 2017. Un error imperdonable que ha echado por tierra su carrera y que ahora le ha obligado a tomar la decisión más ingrata de su vida deportiva: huir. 

Después de que saliera la última sentencia en su contra, el Celta decidió apartarle de manera oficial de su disciplina. Mouriño, presidente vigués, reconocía que no podían cargar con una losa tan pesada y que manchara de esa manera su imagen. Él exigió a través de un burofax volver a los entrenamientos con el equipo ya que dicha sentencia estaba a la espera de recurso y, por lo tanto, no estaba cerrada. 

[La Champions pone a Nkunku en el foco del Real Madrid: test clave para el gran objetivo del 2023]

Su intención no era otra que mantenerse en forma antes de encontrar un equipo. Con sus antecedentes y con un futuro tan preocupante, su única salida ha sido viajar hasta Arabia Saudí para cerrar una cesión por la próxima temporada con el Al Shabab. Se podría decir que el delantero español ha tocado fondo y ha entrado en su ocaso más profundo. 

Además, de esos cuatro años de prisión, también fue condenado al pago de una indemnización de 50.000 euros por los daños morales y tiene prohibido aproximarse a menos de 500 metros a la víctima, su domicilio o cualquier otro que frecuente y de establecer con ella, por cualquier medio de comunicación directo, informático o telemático, contacto escrito, verbal o visual. Todo ello durante 12 años.

Muchos se preguntan por qué un jugador condenado a cuatro años de prisión puede eludir la misma, aunque esté a la espera de recurso, abandonar el país y continuar con su profesión después de haber abusado supuestamente de una mujer. Esta situación ha generado muchas críticas contra el jugador e incluso contra el Celta por haber permitido este movimiento. Sin embargo, Mina, sus agentes y sus abogados no han elegido Arabia Saudí por casualidad o por una simple oferta económica. 

La primera de las situaciones que hay recordar es que España no tiene ningún acuerdo de extradición con un país como Arabia Saudí. Además, Mina ha podido viajar ya que su sentencia todavía no es firme debido a ese recurso y que, según todo hace indicar, no se le ha retirado el pasaporte como medida cautelar. Había prisa por cerrar el movimiento. Ahora, se corre el riesgo de que Mina decida no volver nunca de Arabia en el caso de que tenga que cumplir condena y de que las autoridades españolas no le puedan obligar a ello. Si el caso terminara en el Tribunal Supremo, la resolución podría demorarse incluso más allá de la duración de su carrera deportiva. 

[El Barça se deshace de Umtitit: cedido gratis al Lecce...y pagará su ficha]

Santi Mina antes de un partido.

Santi Mina antes de un partido. Europa Press

La situación de Renan

La particular situación de Santi Mina podría parecer aislada, pero no lo es. Da la casualidad de que con solo unos días de diferencia, otro jugador ha viajado a un país árabe huyendo de problemas legales en su país. Si los del exdelantero del Celta son gravísimos, los de Renan Víctor da Silva lo son todavía más. 

El jugador del Palmeiras, que estaba cedido al Red Bull Bragantino, ha visto como los dos clubes rescindían sus contratos con él después de haber causado la muerte de una persona en un accidente de tráfico. El defensa conducía por la ciudad de Bragança Paulista, en el interior del estado de São Paulo, cuando se llevó por delante a un motorista de 38 años que no pudo superar las terribles consecuencias del impacto. 

A raíz de esta situación, Renan ha sido acusado de homicidio culposo, aquel en el que se considera que no hay intención de realizar la acción que finalmente se termina produciendo. Esta situación se produjo en el mes de julio y Renan llegó a ser detenido por la policía ya que, además del desastre que había ocasionado, estaba circulando sin tener su licencia de conducir en regla y bajo los efectos del alcohol. Un caos absoluto que terminó de la peor manera posible. 

Consiguió su libertad después de pagar una fianza de 47.600 dólares y gracias a ello ha podido gestionar su futuro. El Palmeiras lo había cedido en el Bragantino, un equipo de la enorme factoría Red Bull, para que tuviera minutos y para continuara con una proyección que estaba llamada a forjar a una de las grandes ilusiones del fútbol brasileño. 

[El Barça rompe la cesión de Pablo Torre al Racing de Santander ante la posible sanción de la FIFA]

Sin embargo, tras el accidente, todos decidieron romper su vinculación con él. No obstante, el hecho de que el pasado 17 de agosto la Justicia brasileña le permitiera abandonar el país para continuar con su carrera deportiva ha propiciado que ya tenga nuevo equipo. Y al igual que Santi Mina, ha elegido un país árabe para huir de su situación.

Ha sido presentado como nuevo jugador del Shabab Al-Ahli, equipo de los Emiratos Árabes Unidos, donde podrá continuar su carrera, la cual ha quedado ya herida de muerte a pesar de estar llamado a ser uno de los mejores centrales de Brasil. Eso sí, estará obligado a comparecer ante los tribunales de su país cuando sea necesario. Pero el suyo es el caso de otro jugador acogido por un país árabe, los cuales se han convertido en un refugio perfecto. Una política para relanzar sus ligas con estrellas huidas y condenadas que ha tenido este verano dos casos muy llamativos. 

Renan Víctor da Silva durante un partido con el Red Bull Bragantino

Renan Víctor da Silva durante un partido con el Red Bull Bragantino

El fútbol árabe y sus polémicas

Los casos de Santi Mina y Renan Víctor da Silva han sido dos de los más graves que se han producido en las últimas décadas. Los dos tienen varios denominadores comunes, desde su adiós a sus carreras hasta tener que buscar cobijo lejos de la élite y dentro del territorio árabe. Sin embargo, por este tipo de ligas, ya se han dejado ver algunos jugadores y entrenadores en los últimos años que han tenido sus más y sus menos con la justicia. 

Todos ellos lo hicieron con el mismo fin: ganar dinero y también permanecer un tiempo alejados del foco para que sus situaciones reposaran en el silencio del anonimato. El caso más famoso podría ser el de Diego Armando Maradona. El 'Pelusa', además de ser un elegido para eso del fútbol, acompañó toda su carrera y toda su vida de excesos, escándalos y delitos que terminaron por destrozarle. 

[El caso por la muerte de Maradona vuelve a escena: ocho imputados a juicio por negligencia criminal]

Especialmente tras su retirada, fue acusado en multitud de ocasiones de abusos y de maltrato por varias de sus parejas, tanto en relaciones formales como en esporádicas o fruto de infidelidades. Como jugador nunca pasó por un club árabe, pero como entrenador sí acudió a los Emiratos Árabes Unidos para seguir ganando dinero mientras se granjeaba un refugio en los peores momentos de vida, aquellos en los que estaba rodeado de polémicas y perseguido por las autoridades. El Al-Wasl y el Al-Fujairah de los Emiratos fueron los lugares elegidos.

Otro caso parecido, en este caso como jugador, fue el de Sergio García, mítico delantero del RCD Espanyol. El delantero español, retirado en 2021, se vio envuelto en un escándalo de amaños ya que fue acusado de haber apalabrado un resultado para un partido contra Osasuna y de haberse encontrado con los exjugadores Damià Abella y Patxi Puñal para pactar un empate por 250.000 euros.

Él negó todas esas acusaciones, pero en aquel año 2015, tras haber hecho historia con los periquitos durante un lustro, decidió abandonar la Ciudad Condal para refugiarse de todas estas polémicas en Qatar, concretamente en el Al-Rayyan. Allí permaneció dos años hasta que consiguió volver al Espanyol. 

ESPANYOL VS VILLARREAL

ESPANYOL VS VILLARREAL Alberto Estévez Agencia EFE

El de Sergio fue un caso extraño, pero no el único de futbolistas que han convivido con polémicas similares y que han terminado marchándose a este tipo de países para pasar inadvertidos. Dos de los últimos casos son los de Éver Banega o James Rodríguez.

[Steve Hodge, el hombre al que Maradona hizo rico: del dolor de Hillsborough a ganar 8,4 millones]

El argentino ha vivido escándalos por negocios extraños con algunos de sus fichajes, ha tenido situaciones muy polémicas con sus automóviles y fue sorprendido en alguna ocasión conduciendo bajos los efectos del alcohol. Tras una carrera repleta de estos episodios, decidió dejar el fútbol de primer para marcharse al Al-Shabab, el equipo que ahora ha fichado a Santi Mina. 

Por su parte, James Rodríguez no ha tenido una vida tan movida, aunque desde que se marchó del Real Madrid, su situación ha sido realmente decepcionante. Sus episodios más polémicos llegaron en 2016, cuando fue condenado por tres delitos (exceso de velocidad, conducción temeraria y desobediencia a la autoridad) y en 2018, cuando incurrió en un delito fiscal por el que tuvo que pagar casi 12 millones de euros.

Ahora, permanece en el anonimato del Al-Rayyan de Qatar cuando intenta volver a España a sus 31 años para intentar no enterrar la parte final de su carrera. Estos son algunos de los casos más llamativos de jugadores tocados por delitos y problemas legales que han terminado en países árabes buscando algo de tranquilidad y oscuridad. 

Arabia Saudí Deportes Emiratos Árabes Unidos Fichajes Fútbol Fútbol Internacional Qatar

Etiquetas:  #Los #jugadores #condenados #huyen #al #fútbol #árabe #de #los #abusos #de #Santi #Mina #al #homicidio #de #Renan

COMENTARIOS