Los límites del infinito Armand Duplantis: ''Un centímetro es mucho''
20:08
22 Julio 2022

Los límites del infinito Armand Duplantis: ''Un centímetro es mucho''

El sueco, que debuta hoy, mantiene el estilo, pero ha mejorado la velocidad y la fuerza: ''Puede coger pértigas más duras que le propulsan más'', apunta Javier García-Chico.

Reportaje El silencioso regreso de Caster Semenya y el oscuro futuro de las atletas intersexuales

Armand Duplantis. Estocolmo. 30 de junio. Todos los ojos del Estadio Olímpico le observan, todas las voces le corean: "Mondo, Mondo, Mondo". El público sueco quiere ver un récord del mundo de salto con pértiga. Todo está preparado. Menos él. Pese al ambiente, decide recoger sus cosas y marcharse. No salta. Ni un intento sobre los 6,21 metros. Una decepción para los aficionados. ¿Por qué ni tan siquiera lo probó?

Por dos motivos, imagino. El primero porque no hay nada como batir un récord del mundo en un Mundial, a todos los niveles. Y el segundo porque es muy, muy difícil saltar una altura así. Parece que lo hayamos olvidado, pero para que ocurra tiene que funcionar todo y eso sólo se da una vez al año o ninguna", analiza Javier García Chico, bronce en pértiga en los Juegos de Barcelona 1992 y hoy entrenador, y avanza que seguramente sí lo intentará en Eugene.

Es lo que espera todo el mundo, de los seguidores estadounidenses a la Federación Internacional de Atletismo. De momento no ha caído ningún récord del mundo en este campeonato y el domingo, el cierre está reservado para Duplantis. Debe ser el momento. Antes, la próxima madrugada (02.05 horas, TDP) disputará la clasificación, que se supone un simple entrenamiento para él.

Factores psicológicos

Después de elevar dos veces su propia plusmarca este año, ambas en invierno y en Belgrado, de 6,18 metros a 6,20 metros, el sueco de 22 años parece preparado para hacerlo otra vez, pero no será tan sencillo. Cuando batió el registro por primera vez en 2020 se le advirtió por encima de los 6.25 metros, de los 6,30, ¡de los 6,40!, y se subestimó la dificultad de ganar un centímetro, sólo un centímetro.

¿Realmente dónde está su límite? "Es imposible decirlo, pero hay muchos factores a valorar. Por supuesto, físicos y técnicos, pero también psicológicos. Pasar el listón a una altura en la que nadie lo ha hecho es complicadísimo. Antes de que [Sergey] Bubka superara los seis metros parecía imposible y poco después ya lo lograron cuatro o cinco hombres", expone Alberto Ruiz 'Lobito', finalista en Los Ángeles 1984 y Barcelona 1992 y actual responsable de la especialidad en el CAR de Sant Cugat, antes de valorar el resto de condicionantes.

Otras estrellas de nuestro tiempo, como Eliud Kipchoge, Karsten Warholm o Joshua Cheptegei, han unido su talento a la revolución tecnológica del carbono para destrozar las plusmarcas mundiales en sus especialidades. Duplantis cuenta con las mismas armas que tenía Bubka, poco más. "También utiliza zapatillas con placas de carbono, pero en su caso apenas suponen ganancia. Las zancadas son pocas y corre de manera controlada con una pértiga que pesa. Porque esa es otra: la pértiga. Hoy en día se hacen algo más estrechas, pero Duplantis básicamente utiliza las mismas pértigas que Bubka, no ha habido apenas evolución en 30 o 35 años", explica Ruiz. Su predicción también es que Duplantis ganará el oro, su primer título mundial -perdió hace tres años en Doha-, y después probará de superar los 6,21 metros. "Un centímetro es mucho", finaliza.

Duplantis, el pasado marzo, tras su récord mundial en Belgrado.Duplantis, el pasado marzo, tras su récord mundial en Belgrado.AP

Y vaya si lo es. Duplantis, un talento que pasó la infancia en el pasillo de salto con pértiga que le hizo en el patio de su casa su padre, Greg, también pertiguista, ha mejorado, ha mejorado y ha mejorado sólo para encarar ese centímetro, pero nunca se sabe si es suficiente. Su estilo es el de siempre, el mismo con el que asombró al mundo como adolescente; un estilo heterodoxo, lejos de lo que se enseña en las escuelas. Clava la pértiga unos centímetros antes del cajetín, bate con el cuerpo muy metido...

"La clave es que todavía es muy joven y sigue entrenando, entrenando, entrenando. Desde que era un niño no ha cambiado su técnica, pero mejora su velocidad, mejora su fuerza y eso quiere decir que puede utilizar pértigas más duras, que le propulsen más", apunta García Chico, que subraya la prudencia de todos los expertos.

"No subirá el récord del mundo mucho, mucho más. Puede llegar a los 6,25 metros, pero para eso necesita continuidad durante mucho tiempo. De momento le han respetado las lesiones y esperemos que siga siendo así, pero alguna le vendrá: la vida de un deportista es como es", finaliza el único medallista español en pértiga en un campeonato internacional. Como cualquier aficionado al atletismo, como todo el mundo, espera ver otro récord del mundo de Duplantis en este Mundial de Eugene. Pero no será fácil.


Etiquetas:  #Los #límites #del #infinito #Armand #Duplantis #Un #centímetro #es #mucho

COMENTARIOS