Los museos españoles ignoran la campaña de ataques de activistas contra las obras de arte
14:30
24 Octubre 2022

Los museos españoles ignoran la campaña de ataques de activistas contra las obras de arte

Las medidas de seguridad mantienen los protocolos habituales en MACBA, Reina Sofía y Prado.

Tartazo al rey Carlos Ecologistas atacan el Tussauds Sopa de tomate en Ámsterdam Ataque a 'Los girasoles' Puré de Patatas en Potsdam Ataque contra Monet

La campaña de los activistas medioambientales de Just Stop Oil, entre otros grupos, que en la última semana han atentado contra varias obras de arte para llamar la atención sobre las políticas energéticas que denuncian, no ha calado aún en la mayoría de los museos españoles. Fuentes del Museu d'Art Contemporani de Barcelona y el Museo Nacional Reina Sofía explican que sus protocolos no se han modificado estos días. "Las medidas de seguridad están intensificadas siempre, ya que la integridad de la obras es nuestra prioridad, como no puede ser de otra manera", aseguran desde el Reina Sofía. Al otro lado de la calle, en el Museo del Prado, se explica que "nos mantenemos alerta", sin dar más explicaciones. En Bilbao, el Museo Guggenheim no ha abordado aún el asunto. "Mañana hay comité de dirección, quizás se comente ahí".

Javier Ferrer, director gerente del Museo Carmen Thyssen Málaga, sí que ha tomado nota de los ataques: "La clave, para nosotros, es la máquina de rayos X que filtra las mochilas. Hasta ahora, nuestra atención se dirigía a los objetos punzantes. Estos días vamos a extremar la atención con la comida". Ferrer explica que los visitantes que llevan una mochila mediana deben llevarla colgada de su pecho, no de su espalda, pero garantiza que las medidas de seguridad reforzadas "no provocan angustia en el público. "El corte que hacemos está en la entrada. En la sala no hay que insistir mucho porque una seguridad muy visible puede angustiar a los espectadores".

La Fundación Gala-Salvador Dalí, titular de los tres museos que más público reciben en Cataluña, también ha elevado su alarma. "Hemos reforzado el mensaje interno de los tres museos Dalí (Figueres, Púbol y Portlligat). El personal de seguridad y de Sala está más alerta", explican fuentes de la Fundación. En cambio, en Barcelona, el MACBA "a pesar de seguir, como siempre hace, la actualidad para estar al día de todo aquello que pueda afectar la integridad de las obras de arte, no se ha visto obligado a implementar nuevas medidas de seguridad dado que las que se consideran idóneas para este tipo de riesgo ya se están llevando a cabo".

La oleada de ataques activistas contra obras de arte empezó en mayo pasado, cuando un hombre lanzó una tarta contra el cristal que protege La Gioconda en el Museo del Louvre. El 9 de octubre, dos personas pegaron con cola sus manos sobre Masacre en Corea, de Pablo Picasso, en un museo de Melbourne para llamar la atención sobre la crisis climática. El 14 de octubre, dos activistas del Just Stop Oil lanzaron una lata de tomate contra el cristal que protege Los girasoles, de Vincent Van Gogh, en la National Gallery. Después, pegaron sus manos con sola a las paredes del museo y lanzaron un mensaje: "La creatividad y el brillo humano se muestran en esta galería, pero nuestro patrimonio está siendo destruido por la incapacidad de nuestro Gobierno para actuar sobre el clima y la crisis económica".

Ayer, dos simpatizantes del grupo activista alemán Letzte Generation (Última generación) lanzaron puré de patatas contra un cuadro de Claude Monet de la serie Les meules (Los almiares), expuesto en el Museo Barberini de Potsdam, cerca de Berlín. Y esta misma mañana, dos personas vinculadas a Just Stop Oil entraron en en el Museo Madame Tussauds de Londres y lanzaron un pastel de chocolate a una estatua de cera del rey Carlos III de Reino Unido. "En los museos grandes es imposible garantizar al 100% la seguridad", explica Javier Ferrer.


Etiquetas:  #Los #museos #españoles #ignoran #la #campaña #de #ataques #de #activistas #contra #las #obras #de #arte

COMENTARIOS