Los parados reales son ya más de 5,6 millones
07:42
6 Enero 2021

Los parados reales son ya más de 5,6 millones

A los 3,9 millones de desempleados oficiales se suman los trabajadores en ERTE, los autónomos en cese de actividad y los parados en formación

Las peores previsiones que auguraban un desastroso 2020 en materia laboral se han cumplido. La pandemia rompe con seis años consecutivos de crecimiento del empleo y sumó 754.532 parados más –de los que más de 500.000 son del sector servicios, principalmente de la hostelería, el turismo y el comercio–. También ha sufrido una fuerte pérdida la afiliación a la Seguridad Social, con 360.105 afiliados menos, lo que deja el saldo total de ocupados en 2020 en 19.048.433 personas, el 1,86% menos que un año antes y la primera caída anual desde 2013, según los datos publicados ayer por los ministerios de Trabajo y de Seguridad Social.

Ver también


Economía.La factura de prestaciones y ayudas a empleo y empresarios se acerca a los 60.000 millones

De esos 754.532 nuevos parados registrados, 36.825 lo hicieron durante el último mes (+0,9%), lo que apunta al peor diciembre desde 2009, cuando en plena crisis financiera se sumaron 54.657 parados al registro del Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE). El saldo total de desempleados durante el infausto 2020 se elevó finalmente a 3.888.137 personas, según datos publicados este martes por el Ministerio de Trabajo y Economía Social.

Aunque desde Trabajo se ha intentado buscar el lado positivo tras destacar que el aumento del paro en el último trimestre de 2020 fue casi siete veces menor que en la primera ola de la pandemia, hay que recordar que estos datos no incluyen a los trabajadores que se encuentran en suspensión de empleo o en reducción de jornada como consecuencia de un ERTE, ya que la definición de paro registrado no los contabiliza como desempleados. Pero en realidad sí que lo son.

El impacto de la crisis del coronavirus en el mercado laboral no se mide únicamente sobre la cifra de desempleados, sino que hay que contar también con los 755.613 trabajadores que a día de hoy se mantienen en ERTE, tras sumar 8.033 en diciembre. Aunque estos trabajadores se encuentran en desempleo temporal, no aparecen en los datos del paro registrado porque cotizan a la Seguridad Social, aunque sí que cobran prestaciones.

Pero no son los únicos. También habría que contabilizar a los 349.342 autónomos que actualmente cobran la prestación extraordinaria por cese de actividad. Si sumáramos ambos colectivos la cifra superaría los 1,1 millones, que habría que sumar a la cifra de 3,88 millones de parados reconocidos. En esta tesitura, el número de desempleados alcanzaría los cinco millones. Pero ni siquiera esta sería la cifra definitiva, ya que habría que contabilizar asimismo a los miles de trabajadores que cobran prestaciones de empleo, pero no se contabilizan en las listas oficiales por estar realizando cursos de formación o ser demandantes de trabajo con disponibilidad limitada o con demanda específica. Según datos oficiales, superarían los 600.000. Hechas las cuentas, la cifra definitiva y real de desempleados superaría los 5,6 millones de trabajadores.

Desde la irrupción de la pandemia, un total de 8.078.758 personas han percibido prestaciones por desempleo en algún momento de 2020, situándose el máximo mensual en mayo, con casi seis millones de beneficiarios de alguna prestación del SEPE. Y ni siquiera diciembre, un mes habitualmente positivo en afiliación por la campaña navideña, ha servido para frenar los malos datos. Solo sumó 26.432 afiliados medios a la Seguridad Social, el menor aumento para un último mes del año en siete ejercicios, en tanto que el paro registrado creció en 36.825 personas, la primera subida para este mes desde 2011.

La destrucción de empleo en el conjunto de 2020 se concentró en el régimen general, que restó 359.931 trabajadores y bajó a 15,7 millones de afiliados, mientras que el régimen de autónomos resiste, de momento, el embate de la crisis y registró una ligera subida al sumar 2.319 afiliados, hasta un total de 3,27 millones.

Por sectores económicos, el paro registrado se redujo únicamente en Agricultura, en 1.311 personas (-0,71%) respecto al mes de noviembre, gracias a la contratación para las campañas agrícolas de invierno. Sin embargo, subió con fuerza en el resto de sectores: en la Construcción en 18.496 personas (6,17%); en la Industria, en 9.885 (3,24%); y en Servicios, en 8.134 personas (0,3%). Entre el colectivo de trabajadores sin un empleo previo se incrementó en 1.621 personas (0,46%).

Por comunidades, el paro registrado solo bajó en dos regiones, en el País Vasco en 3.196 personas y en Islas Baleares, en la que descendió en 991 personas en términos absolutos, y en las ciudades autónomas de Ceuta (563) y Melilla (113). Subió, en cambio, en las 15 restantes encabezadas por Cataluña (12.863 personas más), Castilla y León (5.019) y Comunidad Valenciana (4.030). Especialmente preocupante es la situación de Cataluña, que cerró 2020 con 497.611 personas en paro, un 28,21% más que un año antes, con una pérdida de 75.716 afiliados medios a la Seguridad Social. El pasado diciembre acabó con 12.863 parados más –un 2,65% más que en noviembre–, convirtiendo a la comunidad catalana en la peor parada.


Etiquetas:  #Los #parados #reales #son #ya #más #de #56 #millones

COMENTARIOS