Los secretos del bronce de Ana Peleteiro: Pedroso, su abuela y la charla de su pareja antes del salto
23:36
1 Agosto 2021

Los secretos del bronce de Ana Peleteiro: Pedroso, su abuela y la charla de su pareja antes del salto

El triunfo de Ana Peleteiro es el de una mujer que en 2016 se puso en manos de Iván Pedroso. Cambió su forma de trabajo y conoció a su pilar, su pareja.

A Ana Peleteiro (Ribeira, Galicia; 1995) se la veía venir desde hace años. Concretamente, fue con 16 años cuando se dio a conocer como la gran esperanza del futuro para el atletismo español. Sería campeona mundial sub20, pero el camino se torció para ella y a base de trabajo logró redirigirlo hasta dar el salto de su vida, aquel con el que consiguió este domingo el bronce en los Juegos de Tokio.

Su vida cambió cuando conoció a Iván Pedroso en 2016. Años antes había pasado de Ribeira a Madrid, donde estuvo en La Blume y conoció al gimnasta Ray Zapata, con el que forjó una amistad que en Tokio vivió uno de sus episodios más felices junto con el nacimiento de Olympia, hija de Ray y ahijada de Ana. Fichó también en su día por el Barça, pero entre los focos y demás, la niña prodigio se convirtió en un juguete roto.

Y así fue como se cruzó en su camino Pedroso, atleta cubano que fue oro en Sidney 2000 en salto de longitud. Este quiso compartir sus enseñanzas con la nueva generación y sabía que Peleteiro podía volver a ser una campeona. Se la llevó a Guadalajara, donde se dispuso a formar un 'super-equipo' -el Team Pedroso- con Ana, Nelson Évora -del que hablaremos después-, Alexis Copello y la venezolana Yulimar Rojas.

Con Yulimar se fundía Peleteiro en un abrazo en el estadio olímpico. Su compañera había ganado el oro en el triple salto y había hecho historia al lograr el récord mundial (15.67 metros). Dos pupilas de Pedroso en el podio. La venezolana llegó a manos del exatleta en 2015, un año antes que Ana, quien es imposible que encuentre una camarada/rival mejor que ella para entrenar a diario.

Su traslado a Guadalajara y su cambio en la forma de trabajar transformaron a Ana, que volvió a ser una bestia competitiva. La chica que "pesaba 65 kilos" y le sobraba grasa "por todos lados", como recordaba ella misma este sábado, mutó y no tardó en volver a tocar la cima: bronce en el Europeo de Berlín y en el Mundial indoor de Birminghamde, ambos en 2018, oro bajo techo en los campeonatos de Europa de Glasgow 2019 y plata hace unos meses en Torun (Polonia).

Nélson Evora y Ana Peleteiro

Nélson Evora y Ana Peleteiro

El otro secreto del éxito de Ana está en su familia. Primero su pareja, Nelson Évora, que fue campeón mundial de triple salto en 2007 y olímpico en 2008. Con él comparte también los entrenamientos y es una fuente de motivación para ella. En el estadio olímpico de Tokio estaba en la grada para verla y puso su granito de arena antes del quinto salto, en el que la atleta de La Coruña consiguió su gran salto, que también es desde ahora el récord de España.

Ana estaba frustrada viendo que era cuarta después de que la jamaicana Ricketts la superara. Cuando miró a su pareja, su rostro era de enfado "y me asusté porque él no se enfada nunca", reconocía Peleteiro tras la prueba. Las palabras de Nelson le dieron vida y ella, decidida, se fue al fondo para terminar de convencerse de que podía lograr el bronce: "Me dije: 'Si quieres algo, peléalo'. Como te duermas, te quedas. Me di dos hostias en la cara y me salió el salto de la medalla", contó.

Su abuela, su referente

Es el triunfo con el que llevaba soñando toda la vida y que, seguro, también habrá dedicado a su abuela, que murió en 2019. Ella era su referente, la de una niña que nació en Galicia y fue adoptada, suponiendo que por parte de su padre biológico, al que nunca conoció, le venían raíces de África.

Es la historia de Ana Peleteiro, una atleta que también en los últimos tiempos ha mostrado su lado más mediático fuera de las pistas: le gusta la moda y es embajadora de productos de belleza, arrasa en las redes sociales (sobre todo en TikTok con sus vídeos) y se ha probado en la televisión como concursante del programa El Desafío Antena 3.

Hoy Ana Peleteiro ya puede decir que es medallista olímpica. Un bronce de una mujer que también lucha por la causa del feminismo en pos de la igualdad de género y que hasta se 'moja' en la política como cuando advirtió a Santiago Abascal, líder del partido Vox, para que no fuera a Galicia: "Aquí verde solo hay montes". Se atreve con todo. Lo siguiente, tras un merecido descanso, será intentar llegar a los 15 metros.

[Más información: La pequeña Olympia, la unión de Ana Peleteiro y Ray Zapata: 'hermanos' y medallistas el mismo día]

Ana Peleteiro Atletismo Equipo Olímpico Español Juegos Olímpicos Juegos Olímpicos 2020

Etiquetas:  #Los #secretos #del #bronce #de #Ana #Peleteiro #Pedroso #su #abuela #y #la #charla #de #su #pareja #antes #del #salto

COMENTARIOS