Los socios del Gobierno anticipan una negociación infernal de los Presupuestos
12:15
7 Julio 2022

Los socios del Gobierno anticipan una negociación infernal de los Presupuestos

Pedro Sánchez afronta el debate sobre el estado de la Nación ''débil y sin rumbo'', según le reprochan desde izquierda y derecha

Congreso El Gobierno se autoelogia y minimiza las consecuencias de la inflación en la convocatoria del Debate sobre el estado de la Nación Política Moncloa teme que Yolanda Díaz provoque una crisis profunda en el Gobierno

Pedro Sánchez celebrará la próxima semana su primer gran debate sobre política general, el que testa el estado de la Nación, en horas bajas. El presidente del Gobierno tendrá que remontar una granizada de críticas lanzada desde todos los ángulos del arco parlamentario e, incluso, sortear el fuego amigo de sus aliados.

«Debilidad», «falta de rumbo», «desorientación»... son los reproches que le llueven desde izquierda y derecha y que se verbalizarán en el Pleno del Congreso. A todos ellos tendrá que dar respuesta si quiere desprenderse de la etiqueta de pato cojo que ya le cuelgan las encuestas. No será fácil porque quienes hasta ahora le han respaldado están decididos a dar un paso frente a él preparándose para plantearle incluso una negociación a cara de perro en los Presupuestos para 2023.

Las continuas discrepancias dentro del Consejo de Ministros, el ninguneo a las fuerzas parlamentarias, el caso Pegasus, el giro radical sobre el Sáhara, la tragedia de Melilla, el aumento descontrolado de la inflación, las medidas discutidas frente a la crisis, el compromiso de gastar más en Defensa, las reformas y contrarreformas de la ley del Poder Judicial, la ley de Memoria Democrática... son episodios que se amontonan en la factura que la oposición, por unos motivos, y los socios, por otros, están decididos a pasar al cobro.

El miembro menor del Gobierno, Unidas Podemos, acuciado en buena medida por los problemas de descomposición de su espacio ideológico, intenta definir postura distanciándose del hermano mayor de la coalición. «El país vive un momento regresivo», afirma el portavoz morado, Pablo Echenique, para quien los últimos movimientos de Sánchez en relación con el drama de Melilla y la Cumbre de la OTAN «desorientan al electorado progresista».

UP urge al presidente a «recuperar el rumbo» porque sólo así, advierte, será posible «revalidar una mayoría progresista en las elecciones de 2023». El resquemor de la formación morada va más allá incluso del duelo en el debate sobre el estado de la Nación. Sus avisos alcanzan ya la negociación presupuestaria que debe emprenderse en septiembre. Los morados acarician la esperanza de convencer a Sánchez de sus postulados en la reunión, sin fecha, de la comisión de seguimiento del pacto de coalición.

Los grupos de la izquierda advierten: "Acercarse al PP es perder las elecciones"

El Gobierno sabe de la dificultad de aprobar su próximo proyecto de Presupuestos aunque insiste en que lo presentará y se fajará para intentar sacarlo adelante. Es un objetivo muy complicado porque todas las fuerzas parlamentarias se disponen a convertir esa negociación en un «infierno», en palabras de un destacado miembro del Grupo Socialista.

De momento, Podemos ya afirma que su apoyo a las cuentas del Estado pasa por la renuncia a incrementar el gasto militar y desbloquear la ley de Vivienda y derogar la de Seguridad Ciudadana.

También en pie de guerra se alza ERC, que insiste en exigir una solución a la «causa represiva» contra el independentismo y abordar ya soluciones claras sobre el «conflicto catalán» en la mesa de diálogo con la Generalitat. Son estas condiciones básicas para «intentar recuperar la confianza deteriorada» y prestarse a negociar los Presupuestos.

Más País, BNG y Bildu se suman a los avisos. La queja ante la decisión de incrementar el gasto en defensa «sin explicación convincente», la «masacre» de Melilla y la reticencia del Gobierno a afrontar una reforma fiscal que cargue la factura de la crisis a las grandes empresas y a los ricos son su denominador común. Estas formaciones, puntales habituales del Ejecutivo, insisten que su prioridad es el gasto social y le recuerdan a Sánchez que «no tiene los números garantizados» para sacar adelante una política que ven alineada con la derecha. Su mensaje es: «Acercándose al PP perderá las elecciones».


Etiquetas:  #Los #socios #del #Gobierno #anticipan #una #negociación #infernal #de #los #Presupuestos

COMENTARIOS