Los Suns, un favorito a contracorriente
09:00
16 Abril 2022

Los Suns, un favorito a contracorriente

Los de Arizona se postulan en los playoffs más abiertos que se recuerdan. Han firmado la mejor temporada de su historia tras perder las pasadas Finales. Chris Paul y Devin Booker, sus jugadores clave

Playoffs Resultados y clasificaciones

Al aficionado algo despistado le costará encontrar en el gran favorito al anillo a alguno de los galácticos de la nueva era de la NBA. Ni Stephen Curry, ni Kevin Durant, ni Nikola Jokic, ni Giannis Antetokounmpo, ni Luka Doncic, ni Joel Embiid, ni James Harden ni, por supuesto, LeBron James... En The Valley lo que prima es el colectivo, todo un aliciente, un grito contracorriente en la era de las súper estrellas. Los playoffs arrancan este fin de semana bajo el influjo del sol abrasador del desierto.

Nadie conquistó más partidos que los Suns. Sus 64 victorias en la temporada regular (la mitad, 32, a domicilio), el récord de una franquicia que nunca ganó un anillo -tres Finales perdidas (76, 93 y 2021)- y cuya época más recordada fue aquella de los 90 en la que inventaron el Run&Gun con Mike D'Antoni, son el mejor aval en una postemporada tan abierta como no se recordaba. Porque fueron 16 equipos los que se encuadraron entre las 53 y las 42 victorias, muchos de ellos los principales candidatos cuando todo arrancó por noviembre (de hecho, para las casas de apuestas los de Monty Williams siguen sin ser los favoritos). Los de Arizona no se han librado de las lesiones -de hecho, han sido uno de los más afectados por ellas- pero la robustez de su bloque, la capacidad de tapar fisuras, ha sido su pócima mágica.

Por supuesto que también se puede hablar de nombres propios. En la discusión por el MVP se cuela Devin Booker (26,8 puntos, cinco rebotes y 4,8 asistencias) y a las puertas de la leyenda Chris Paul -a sus 37 años, líder de asistencias de la NBA por quinta vez-, cuya llegada en 2020 en aquel traspaso tan doloroso para Ricky Rubio fue lo que definitivamente impulsó a los de Phoenix. También un gigante que promedia un doble-doble (DeAndre Ayton, 17,2 puntos y 10,2 rebotes), el favorito a mejor defensor del año (Mikal Bridges) y ocho pistoleros que lanzan por encima del 35% desde el perímetro. Pero, de nuevo, lo que prima es lo coral, el juego de pick and roll, el tercer mejor equipo en defensa y el quinto en ataque, los que mejor porcentaje de tiro pasean (48,5%).

La final perdida

Como resume su antigua leyenda, ahora rival en el banquillo de los Nets, lo tienen todo. «La plantilla, el IQ y la cohesión. Y luego tienen un entrenador que ha hecho un trabajo tremendo» admite Steve Nash. Tienen química, tienen profundidad de banquillo, tendrán ventaja de campo (en primera ronda les aguarda los Pelicans) y, sobre todo, ya tienen la experiencia. Porque el año pasado, después de aquella exhibición en la burbuja de 2020, se les escapó un anillo con el que soñaron fuerte. Contra todo pronóstico, se pusieron 2-0 en las Finales, y contra todo pronóstico, acabaron perdiéndolas: cuatro derrotas seguidas ante Milwaukee.

Desde entonces, todos los esfuerzos y los pensamientos acuden a aquel escenario, a aquel dolor. Y los ejemplos de equipos que perdieron la final y la conquistaron a la siguiente se repiten últimamente: Lakers (2009), Heat (2012), Spurs (2014), Cavaliers (2016), Warriors (2017)... Su fuerza mental, más allá del liderazgo de un Chris Paul que busca el anillo que le consagre como uno de los mejores bases de la historia, ha sido testada en los finales de partido: nadie de ellos en el clutch time este curso. Y acaban de cumplir medio siglo de vida. No tienen excusas, tienen el foco, pero también son conscientes de que su anillo seguiría siendo, para tantos, toda una sorpresa. Seguramente no tanto como si el anillo fuera para los Warriors, los Bucks, los Nets, los Heat, los Nuggets, los Celtics...


Etiquetas:  #Los #Suns #un #favorito #a #contracorriente

COMENTARIOS